Navidad por allá y por acá

Autor: Mariluz Uribe
21 enero de 2019 - 09:02 PM

En Colombia actualmente la Navidad significa correr al comercio buscando regalos para familia y amigos… Sobres con platica por lo de la “prima”.

Frecuentemente países que no son especialmente religiosos celebran esta fiesta mejor que nosotros. Es raro ver en Europa un borracho en la calle “celebrando Navidad”. Todo el mundo está en su casa.

En muchas regiones de Alemania ese día no se abren clubes nocturnos ni restaurantes, se supone que todo el mundo está celebrando la Navidad en familia. Los extranjeros, las personas solas, son invitados a las casas. Las puertas están abiertas todo el día en señal de fraternidad. De Alemania es originario el villancico Noche de Paz, Noche de Amor: Fröhlihe Nacht. En grupos lo cantan los niños por la calle. Se usa dar regalos con dedicatorias alusivas al carácter de cada persona.

Lea también: Pasaron el nacimiento de Jesús y la matanza de Herodes a los niños…

Cada país europeo tiene sus tradiciones especiales para celebrar la Navidad:

En Inglaterra se quema un tronco, todo rodeado de guirnaldas en la chimenea, se esparcen las cenizas y se guarda la parte del tronco que no ardió.

En Finlandia se come un pastel de arroz con una almendra dentro. Hay una suerte especial para la persona que encuentra la almendra.

En Bélgica y Holanda los jóvenes de las aldeas hacen una procesión con estandartes de luces.

En Polonia, se esparce paja sobre la mesa y se guarda un asiento vacío para el Niño Dios.

En Albania se canta un villancico balanceando la mesa.

En Irlanda se ponen velas en las ventanas de los cuartos de los niños para alumbrar el camino del Niño Jesús.

En Checoslovaquia las chicas colocan un ramo de cerezo en un vaso con agua el primero de diciembre, si florece antes de la Navidad, es que se casarán en el término del año.

En Italia se hace en todas las iglesias la novena con villancicos. Se quema un trozo de árbol mojado en vino rosado y se guardan las cenizas.

En España el 25 se celebra un almuerzo comiendo natilla, pollo, chorizo, jamón, piñones, champaña, turrón.

Allí los regalos son traídos el 6 de enero por los reyes magos. Los reyes magos según se lee en libros serios y científicos, es posible que no fueran tres, pudieron ser doce. Se dice tres porque llevaron tres clases de regalos. Y lo de magos no quiere decir que se dedicaran a la magia. Como toda la gente culta de esa época sabían algo de astronomía, puesto que vieron la estrella. MAGO es una palabra de origen persa que denominaba una casta, tribu o clase de discípulos de Zaratustra. Eran los magos y recibían ese nombre porque al ser discípulos de Zaratustra eran partícipes del don. La palabra MAGA significa DON. El primer “Mago” fue Zaratustra.

En Colombia actualmente la Navidad significa correr al comercio buscando regalos para familia y amigos… Sobres con platica por lo de la “prima”.

Si los niños esperan la Navidad con alegría, los mayores ven acercarse la Navidad con verdadero pavor, porque la Navidad significa ruina. Gastos por todas partes, regalos, pedidos, donaciones, que es cuando al que le toca dar, no tiene de donde sacar!

Hace diez, veinte treinta años, las Navidades en Colombia eran distintas: Todas las familias se reunían en los campos. El 24 se comía natilla, manjar y buñuelos con melado. Los niños ponían en el pesebre los pavitas (que se usaban para el sol) para encontrar en ellas al día siguiente “el traído del Niño”. La noche la pasaban en vela a ver si lograban ver al Niño Jesús… Pero si acaso pasaba la sombra de los papás

Se rezaba la novena, se cantaba el “Ven a nuestras almas” con tiple, se terminaba con Villancicos y después se entonaban coplas inventadas o del cancionero antioqueño:

“Virgen de la candelaria- La patrona de la villa- Se acabó la noche buena -Y no probé la natilla.”

Otra que alababa el aguardiente de dulce caña perfumado con anís: “¡Cuando los tres reyes magos- Bajaban por el oriente - Se venían preguntando - Dónde vendían aguardiente!”

Lea además: Vino la Navidad, con ella las quemaduras

En un pueblo de Remedios, hubo un alcalde que mereció esta copla: “¡Yo quiero saber por qué - Por qué por qué será - Que el alcalde de este pueblo - Nos quita la libertad!”

No sé si lo llamaban Quiterio porque quitaba la libertad, o la quitaba porque así se llamaba. En todo caso en una Navidad le hicieron esta copla:

“El veinticinco ´e diciembre - Un gran caso sucedió - Que iba a nacer el Niño - Y Quiterio no dejó.”

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Patrick Leahy
Columnistas /

Lo que hay detrás del caso Casey

Victoria Eugenia Ramírez
Columnistas /

El puticlub

Estudiante
Columnistas /

¿Un derecho universal?

Acuerdo del teatro colón
Columnistas /

Una nostalgia que nos involucra a todos

alias jesús santrich
Columnistas /

Santrich y la toxicofobia

Artículos relacionados

Ser feliz es una decisión
Columnistas

Ser feliz es una decisión

Una feminista grado A, dice que los hombres son más felices que las mujeres. Le responde otra feminista.

Lo más leído

1
Minas Y Energía /

El buchón de agua, un viejo conocido en los embalses de EPM

Entre las consecuencias ambientales de la contingencia de Hidroituango, la irrupción del buchón de agua...
2
Columnistas /

El puticlub

Nos duele el arraigo de esos problemas y el contraste entre el activismo mediático de los funcionarios...
3
Política /

Panorama político

La abogada del Centro Democrático, Rosa Acevedo, será la más fuerte contrincante del candidato...
4
Columnistas /

Santrich y la toxicofobia

Seuxis Pausias Hernández Solarte, alias Jesús santrich, quien es invidente para Colombia (síndrome de...
5
Política /

Cisneros, ejemplo de la crisis liberal

Cuestionan y denuncian que el senador Julián Bedoya quiere dejar al liberalismo de este municipio sin...
6
Moda Y Textiles /

Una mujer de mucha tela

Se encuentra uno en la vida con muy pocas personas que tienen permanentemente puesto el acelerador en el...