Pasaron el nacimiento de Jesús y la matanza de Herodes a los niños…

Autor: Mariluz Uribe
14 enero de 2019 - 09:01 PM

Olvidamos que la Navidad es la conmemoración del Nacimiento de Jesús.  Tan olvidado que dizque países que no creen en Jesús son los que más y mejor la celebran.

Bueno ya pasó la Navidad pero me temo que ésta ha perdido su significado original.  Distraídos con fiestas, parece que ya no con Novenas, y eso sí aún con la terrible pólvora. Adornos por doquier  (estorban el resto del año). Costosas luces en la ciudad. Papa Noël (palabra francesa para Navidad) o San Nicolás, que hace mucho tiempo fue un santo en la región de Bari, en el sector de Turquía, fue nombrado obispo y él  se ocupaba de cuidar a los niños y a los necesitados, gastaba su heredada fortuna en ello. Año 300 D.C. Con el paso del tiempo lo treparon al polo norte, le pusieron abrigo rojo de invierno y a manejar renos en una carroza.

Y que tal  la compra de los regalos,  imitando a  los Magos, que parece no fueron tres sino como una docena. Olvidamos que la Navidad es la conmemoración del Nacimiento de Jesús.  Tan olvidado que dizque países que no creen en Jesús son los que más y mejor la celebran.

Debe arreglarse el pesebre con pastorcitos,  reyes, y José y María listos para recibir al Niño Dios, hijo de María y del Espíritu Santo, según dijo el ángel. Y ella concebida sin pecado original (pobres Joaquín y Ana, ¿sin el permitido placer?)

Lea también: Estudiando la Biblia

El maravilloso José dándole a su trabajo de carpintero. No cuentan si Jesús fue al colegio o si comenzó ya enseñando a los mercaderes del Templo

El árbol de navidad, es el Árbol de Jesé, el Árbol de la vida.  La historia del  Cristianismo  está estrechamente ligada al símbolo del árbol.  Al principio de la humanidad tenemos el Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal.  Luego Cristo nació en un pesebre en una cesta hecha de madera y murió en una Cruz de trozos de madera.  Cristo  ha dicho que Él es el tronco y nosotros las ramas.  Se supone que el árbol de la Navidad es el símbolo de Cristo con nosotros unidos a Él.  Ah, y recordemos que Belén significa Casa de Pan.

Con la familia y los amigos, ese día debemos acordarnos de los que están solos o enfermos y de los  niños desamparados. Se supone que es la fiesta del perdón y de la paz.  ¡Toca olvidar odios y rencores! "Perdónalos Señor…”  Es la fiesta de la comprensión y del amor. 

¿Qué significa Regalo de Navidad o Aguinaldo? Es un recuerdo del regalo recibido de Dios: Su hijo Jesucristo. Las luces significan la llegada de Jesús, la luz del mundo. El veinticinco de diciembre hay que festejar ese Nacimiento durante todo el día, reunidos en familia.  El veintiséis es la fiesta de la Juventud. ¡El veintisiete es la fiesta del vino! El veintiocho es la fiesta de la infancia, de los niños que fueron los primeros mártires, los primeros que murieron por Jesús, por orden del rey Herodes, no fuera a surgir alguno que le fuera a quitar el puesto. ¡Qué  colombianada!

El 31 de diciembre y el primero de enero, convendría hacer una pausa para darnos cuenta de lo que es nuestra vida, para ver cómo la estamos empleando. Desearnos como es costumbre el FELIZ AÑO. Aunque en otras partes del mundo el principio del año es en otras fechas, pero nosotros estamos regidos por el llamado calendario gregoriano. Dar gracias por los beneficios recibidos, y aceptar las pruebas que hemos tenido. 

Es el momento de pedir gracias, y prudencia, justicia, fortaleza y templanza, para el año que comienza.  Para que se renueve nuestra vida.  Para que hagamos lo esperado.

Le puede interesar: ¿Pólvora sí o pólvora no?

El seis de enero es la fiesta de la  Epifanía, que quiere decir la manifestación.  Es una fiesta internacional, y misional. Los reyes magos, aportando oro incienso y mirra, dieron a conocer la venida de Jesús al mundo. Por cierto Él dijo que volvería a ver cómo andaban las cosas por aquí. Ojalá nos toque. Le mostraremos cómo ha sido, es y de pronto seguirá siendo  lo que llamamos “La Movida”. Y tocará quejarnos como decimos siempre: ¡Ay Dios!

 

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Martha Roesler, limpiando las cortinas
Palabra & Obra /

Arte y tragedia

Llanos Orientales
Palabra & Obra /

Llanura, soledad y viento, una forma más benigna de mirar la selva

Flor de loto
Palabra & Obra /

Cabeza de novia

Corazón borrado
Palabra & Obra /

Corazón borrado: para tomar decisiones correctas

Germán Poveda
Ciencia /

Seis propuestas de los científicos para el MinCTI

Artículos relacionados

Vino la Navidad, con ella las quemaduras
Columnistas

Vino la Navidad, con ella las quemaduras

La cantidad de niños quemados en Colombia ha alcanzado la cifra de cincuenta mil anuales, cinco mil corresponden a Bogotá.

Lo más leído

1
Política /

Panorama político

El caso Elejalde-Guerra, la agitada política en Bello y la encuesta en el CD para la Gobernación de...
2
Columnistas /

Carta de un examor

Tu madre me escribió, pero no leí la carta, pues la primera frase me pareció muy rara diciendo que...
3
Columnistas /

Medellín: SOS por el aire

La Alcaldía de Medellín remitió a los ciudadanos un decálogo de lo que debemos hacer para aguantar la...
4
Columnistas /

Régimen simple y el Contrato realidad en materia laboral

La simplificación se constituye como una medida dirigida a superar los bajos índices de recaudo bruto...
5
Columnistas /

¿Sí al fracking?

En nuestro país, el país del Sagrado Corazón, donde se delimitan los Parques Naturales y los Páramos...
6
Urbanismo /

Medellín, una ciudad aplazada

Una ciudad renovada, sostenible y equilibrada era lo que se pretendía lograr con la aprobación del Plan...