Vino la Navidad, con ella las quemaduras

Autor: Mariluz Uribe
17 diciembre de 2018 - 09:02 PM

La cantidad de niños quemados en Colombia ha alcanzado la cifra de cincuenta mil anuales, cinco mil corresponden a Bogotá.

Resulta que ahora cómo llegó la Navidad, tenemos que quemarnos. Sigue siendo tan increíble como cierto. Traigo a cuento un trozo de un programa que pasé por la TV Nal. en tiempos del presidente Valencia. ¿Cuánto hace? Pues resulta que salvo unas pequeñas correcciones y aditamentos está de actualidad. Abajo lo pasaré.

Lea también: ¿Hemos pensado en cómo somos?

Esta mañana oí que a un joven de 17 años le habían amputado la pierna por las quemaduras. Recuerdo siempre que cuando hice mis prácticas de Psicología, trabajar en la Cárcel La Picota, o en los manicomios de Sibaté, era más fácil que trabajar en el Hospital Militar, lleno de jóvenes amputados, no sabíamos cómo distraerlos, al punto que hasta una compañera decidió llevar un perrito juguetón para que los distrajera, intentábamos que por un rato pensaran en otra cosa. La otra terrible fue visitar el Pabellón de Niños Quemados.

Entonces tenía unos 5 programas de TV. Noticiero con Eduardo Camargo. Otro con Saúl García, comedias, concursos. Teníamos algo para niños después de almuerzo; más los desfiles de moda. En uno esos programas en que hable de los niños quemados lloré por la TV. Ese programa lo tenía con mi gran amiga argentina Graciela, el programa se llamaba. De todo un poco, era los viernes a las 5 de la tarde por la TV Nal. De la calle 24.

Yo venía de visitar el Pabellón de los quemados y no había logrado recuperarme. Las noticias de quemados seguían llegando. Esa vez recibí infinidad de telegramas, incluido uno que decía: ¡SUS LÁGRAMAS TELEVISADAS AYUDARÁN A SALVAR MÁS DE UN NIÑO EN ESTA NAVIDAD! J.B. ISAZA MISAS M.D. MEDELLÍN-

Recuerdo todo lo que se alcanzaba a criticar en programas de la TV Por ejemplo se comentaba que si una dama había dado a luz estaba obligada a alimentar al niño aunque no pudiera y a veces también tenía que detenerse y sacarle la leche artificialmente y dolorosamente porque por el contrario podía estar hinchada de tener tanta leche. Eso debe acabarse, hacerse, como si se fuera a explotar. Si es médico está bien, métase, Si no lo es cállese, aprenda y lea, deje de meterse en lo que ignora. Nadie es dueño de nadie, todos somos únicos e independientes. Sólo cada uno sabe lo que siente.

La Primera Dama de la República, siempre ha invitado a la Junta de ayuda al Niño Quemado, en aquel entonces en que fui por la 1a vez, fue por la prudente medida de hacer un programa al respecto. La señora de Valencia nos recibía a los de la Junta en su salón privado de Palacio.

Ella siempre lucía algún elegante traje sastre negro, muy afable y sencilla conversaba con todos y se excusaba de no ayudar en forma más activa debido a su enfermedad.

La felicitamos mucho por la manera como ella cumplía sus deberes de Primera Dama. Sin duda alguna su nombre y su dignidad contribuyeron en grado sumo a dar relieve a la Campaña de Ayuda al Niño Quemado, tan urgente y para la cuál se siguen necesitando Millones.

Este dinero se ha empleado para dotar el pabellón de quemados del Hospital de la Misericordia. Los médicos y las damas voluntarias de este hospital muchas veces nos vimos ante la dolorosa circunstancia de tener que rechazar niños quemados por falta de cupo y de dinero para atenderlos. Ellos y ellas fueron los iniciadores de esta Campaña que culmina con una semana dedicada a propaganda y colectas, que se debe hacer en Julio cada año...

Si el costo de mantenimiento de una persona quemada es de trescientos mil pesos diarios en los primeros días (transfusiones sangre, antibióticos, cuidados, alimentación. Y luego operaciones, injertos, reconstrucción)

Lo invitamos a leer: ¿Pólvora sí o pólvora no?

La cantidad de niños quemados en Colombia ha alcanzado la cifra de cincuenta mil anuales, cinco mil corresponden a Bogotá. Puede uno darse cuenta de la necesidad de esta campaña. Se espera contar con la ayuda de todos los periodistas, y con la de todos los colombianos para la colaboración económica. Todo esto mientras el país se civiliza y la Campaña Preventiva se recomienza con la colaboración de televisoras y radiodifusoras.

Resulta que ahora cómo llegó la Navidad, tenemos que quemarnos. Sigue siendo tan increíble como cierto. Traigo a cuento un trozo de un programa que pasé por la TV Nal. en tiempos del presidente Valencia. ¿Cuánto hace? Pues resulta que salvo unas pequeñas correcciones y aditamentos está de actualidad. Abajo lo pasaré.

Lea también: ¿Hemos pensado en cómo somos?

http://www.elmundo.com/noticia/-Hemos-pensado-en-como-somos-/355125

Esta mañana oí que a un joven de 17 años le habían amputado la pierna por las quemaduras. Recuerdo siempre que cuando hice mis prácticas de Psicología, trabajar en la Cárcel La Picota, o en los manicomios de Sibaté, era más fácil que trabajar en el Hospital Militar, lleno de jóvenes amputados, no sabíamos cómo distraerlos, al punto que hasta una compañera decidió llevar un perrito juguetón para que los distrajera, intentábamos que por un rato pensaran en otra cosa. La otra terrible fue visitar el Pabellón de Niños Quemados.

Entonces tenía unos 5 programas de TV. Noticiero con Eduardo Camargo. Otro con Saúl García, comedias, concursos. Teníamos algo para niños después de almuerzo; más los desfiles de moda. En uno esos programas en que hable de los niños quemados lloré por la TV. Ese programa lo tenía con mi gran amiga argentina Graciela, el programa se llamaba. De todo un poco, era los viernes a las 5 de la tarde por la TV Nal. De la calle 24.

Yo venía de visitar el Pabellón de los quemados y no había logrado recuperarme. Las noticias de quemados seguían llegando. Esa vez recibí infinidad de telegramas, incluido uno que decía: ¡SUS LÁGRAMAS TELEVISADAS AYUDARÁN A SALVAR MÁS DE UN NIÑO EN ESTA NAVIDAD! J.B. ISAZA MISAS M.D. MEDELLÍN-

Recuerdo todo lo que se alcanzaba a criticar en programas de la TV Por ejemplo se comentaba que si una dama había dado a luz estaba obligada a alimentar al niño aunque no pudiera y a veces también tenía que detenerse y sacarle la leche artificialmente y dolorosamente porque por el contrario podía estar hinchada de tener tanta leche. Eso debe acabarse, hacerse, como si se fuera a explotar. Si es médico está bien, métase, Si no lo es cállese, aprenda y lea, deje de meterse en lo que ignora. Nadie es dueño de nadie, todos somos únicos e independientes. Sólo cada uno sabe lo que siente.

La Primera Dama de la República, siempre ha invitado a la Junta de ayuda al Niño Quemado, en aquel entonces en que fui por la 1a vez, fue por la prudente medida de hacer un programa al respecto. La señora de Valencia nos recibía a los de la Junta en su salón privado de Palacio.

Ella siempre lucía algún elegante traje sastre negro, muy afable y sencilla conversaba con todos y se excusaba de no ayudar en forma más activa debido a su enfermedad.

La felicitamos mucho por la manera como ella cumplía sus deberes de Primera Dama. Sin duda alguna su nombre y su dignidad contribuyeron en grado sumo a dar relieve a la Campaña de Ayuda al Niño Quemado, tan urgente y para la cuál se siguen necesitando Millones.

Este dinero se ha empleado para dotar el pabellón de quemados del Hospital de la Misericordia. Los médicos y las damas voluntarias de este hospital muchas veces nos vimos ante la dolorosa circunstancia de tener que rechazar niños quemados por falta de cupo y de dinero para atenderlos. Ellos y ellas fueron los iniciadores de esta Campaña que culmina con una semana dedicada a propaganda y colectas, que se debe hacer en Julio cada año...

Si el costo de mantenimiento de una persona quemada es de trescientos mil pesos diarios en los primeros días (transfusiones sangre, antibióticos, cuidados, alimentación. Y luego operaciones, injertos, reconstrucción)

Lo invitamos a leer: ¿Pólvora sí o pólvora no?

http://www.elmundo.com/noticia/-Polvora-sio-polvora-no-/364210

La cantidad de niños quemados en Colombia ha alcanzado la cifra de cincuenta mil anuales, cinco mil corresponden a Bogotá. Puede uno darse cuenta de la necesidad de esta campaña. Se espera contar con la ayuda de todos los periodistas, y con la de todos los colombianos para la colaboración económica. Todo esto mientras el país se civiliza y la Campaña Preventiva se recomienza con la colaboración de televisoras y radiodifusoras.

 

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Andrés Felipe Arias
Columnistas /

Era de esperarse

Igualdad de la mujer
Columnistas /

Sobre la penalización del aborto

Laboratorio digital
Columnistas /

La I.U. Digital de Antioquia

Maltrato animal
Columnistas /

¿Quién es el animal?

Ugpp
Columnistas /

Novedades en los procesos de fiscalización de la UGPP

Artículos relacionados

Ha llegado diciembre
Columnistas

Ha llegado diciembre

La época más feliz del año reclama de nosotros más mesura, pues el desbordamiento de la felicidad apareja las tragedias más insólitas; que duelen el doble, en...

Lo más leído

1
Minas Y Energía /

El buchón de agua, un viejo conocido en los embalses de EPM

Entre las consecuencias ambientales de la contingencia de Hidroituango, la irrupción del buchón de agua...
2
Columnistas /

El puticlub

Nos duele el arraigo de esos problemas y el contraste entre el activismo mediático de los funcionarios...
3
Columnistas /

Era de esperarse

Han reforzado “todas sus formas de lucha” y entre ellas deben destacarse el caos y la confusión que...
4
Columnistas /

La I.U. Digital de Antioquia

Complace saber que Antioquia, pionera en muchos procesos educativos desde el gobierno del doctor Pedro...
5
Columnistas /

Una lucha tardía

La politizada lucha tardía contra el narcotráfico y la impunidad, y en favor de la extradición, no...
6
Política /

Los compromisos que distancian a los líderes de Farc

Alias timochenko le notificó a alias iván márquez y a los disidentes, que sus actitudes y...