Doble réquiem por la democracia colombiana

Autor: Alfonso Monsalve Solórzano
2 agosto de 2020 - 02:11 AM

La maniobra se realiza, luego de largos años de una campaña de cerco y derribo contra Uribe

Medellín

Hoy, día de mi última columna, porque Fundamundo ha difundido la triste noticia de que suspenderá parcialmente su actividad, lo que en buen castellano significa que el país se quedará sin el periódico EL MUNDO, quisiera referirme a dos acontecimientos: uno, la probable detención y encarcelamiento del expresidente Uribe y, dos, lo que significa la desaparición de este medio para la democracia colombiana.

Lea también: El odio

 

La sala de cinco miembros que definirá el próximo futuro judicial del expresidente, debe pronunciarse en estos días. Según Vicky Dávila, en www.semana.com, se está discutiendo si le ordenan detención intramural o domiciliaria; dos magistrados están por la orden de captura, dos en contra y un indeciso.  Si no hay mayoría de cuatro, se recurrirá a conjueces.

La periodista Dávila plantea que, si logran encarcelarlo, le lloverán a Uribe todos los procesos que le han acumulado, para condenarlo por muchos años. Triunfo, dice, de las Farc y Santos. Triunfo, digo yo, de toda la izquierda y los progres de este país, que lo odian porque arrinconó a la subversión, a la que derrotó militarmente; pero también de los paramilitares, porque tuvo el valor se extraditarlos cuando continuaron narcotraficando.

Dicen filósofos e investigadores en ciencia política, como Axel Kaiser, que, desde hace muchos años, la izquierda permeó las facultades de humanidades, de educación, de comunicación y de derecho en Occidente, lo que ha llevado a una continua institucionalización del pensamiento único revolucionario y/o progre en todos estos países.

En Colombia, ese proceso comenzó, según mi hipótesis, en los episodios del 8 y 9 de mayo de 1957, cuando la dictadura de Rojas Pinilla disparó contra los estudiantes universitarios, y no ha cesado desde entonces, llegando, incluso, a las universidades privadas. El resultado es que la ideología mayoritaria en el poder judicial es de esas corrientes, incluyendo las altas cortes. Si a eso se suma el hecho de que la CSJ tiene contra Uribe una pelea casada desde su gobierno, y que está demostrado que sus magistrados han llegado a votar no en derecho sino en política, la probabilidad de que encarcelen al expresidente es alta, incluso si nombran conjueces.

La maniobra se realiza luego de largos años de una campaña de cerco y derribo contra Uribe, con la avalancha de acusaciones, fake news, insultos, etc., de parte de la mayoría de los partidos de izquierda, y de periodistas e intelectuales fletados, que ven que, en la pandemia, la noticia de que el encarcelamiento de Uribe probablemente no tendrá respuestas masivas en su apoyo. Esa parte de opinión pública, compuesta en buena cantidad por jóvenes que no les tocó vivir la violencia de guerrillas y paramilitares y su derrota, y que han sido, muchos de ellos educados por maestros de izquierda que hacen del odio a Uribe una confesión de fe, no tiene cómo evaluar sus aportes al país.

En estas circunstancias, sus estrategas calculan que tiene aislado a su principal obstáculo para la toma del poder en 2022 y que el camino para conquistarlo es expedito. Si triunfasen, sería un golpe demoledor para la democracia colombiana, porque significaría la introducción del modelo venezolano de dictadura feroz y corrupta. Pero nuestros ciudadanos han resistido otros embates, como el triunfo del no en el plebiscito, a pesar de la mayúscula campaña de desinformación que realizaron Santos y Las Farc; o el triunfo de Duque en el 2018, contra los candidatos del santismo. Nada está escrito, salvo que el juicio y la posible detención del expresidente, generará mayor inestabilidad en el país y que el camino al poder de esos grupos no es como soplar y hacer botellas.

Le puede interesar: Que investiguen a todos y a todo

Ahora, el segundo punto. EL MUNDO conformó una comunidad de opinión abigarrada con tendencias de todo tipo en el espectro político, desde la izquierda, pasando por el centro, hasta la derecha.

Yo, que he sido su colaborador desde el ya lejano 2002, puedo dar fe de que jamás me pidieron que rectificara una sola coma en mis columnas dominicales –más de 750- . Nunca, ni el ingeniero Guillermo Gaviria, ni su hija Irene, ni su actual directora, Luz María Tobón, los tres directores con los que tuve que tratar, me hicieron insinuación alguna en ese sentido.

De hecho, si uno revisaba los artículos que publicaban, hallaba siempre columnas divergentes sobre temas de política colombiana o del exterior. Y esa característica hacía de EL MUNDO un medio extraordinariamente raro y valioso en un entorno en el que la libertad de opinar y la objetividad a la hora de suministrar la  información, se restringen cada vez más en el país, por parte de los algunos dueños de los grandes periódicos y noticieros de televisión, que están imponiendo la opinión “políticamente correcta” y la noticia autocensurada para no herir las sensibilidades de un puñado de “intelectuales “progres”, tuiteros (y otras redes)  y las organizaciones políticas que están detrás de ellas.

Sólo un ejemplo, entre muchos que podría citar. La línea editorial de EL MUNDO, en el momento en el que casi todos los medios eran santistas, en virtud de la mermelada, fue ponderada y equilibrada; tuvo la osadía de criticar las negociaciones en La Habana. Por ejemplo, defendió el punto de vista de que las víctimas de las Farc debían ser reconocidas y no ocultadas, cuando los demás aplaudían el esquema de Santos - Farc, que implicaba precisamente pasar por encima de ellas; y estuvo en contra del acuerdo final porque excluía al congreso de las decisiones.

Tener esa actitud habla bien del periodismo que ejercieron los dueños del Periódico porque reivindicó el derecho a disentir en épocas del unanimismo mercenario de una prensa que piensa más en la manera cómo evolucionan las acciones y los procesos judiciales de sus propietarios, banqueros ellos o dueños de conglomerados internacionales de medios de comunicación, que en la objetividad e imparcialidad. A la manera de Bezos, dueño de Amazon y propietario del Washington Post, o de los fondos de inversión y de la familia Ochs-Sulzberger, dueños del New York Times. O del Grupo Prisa Noticias; dueño de El País; de Prisa Radio; Santillana; Prisa TV y sus filiales Cadena SER, Prisa TV, Pisa Radio, Caracol Radio, que es propiedad del Liberty Acquisitions holding, cuyo dueño es Nicolas Berggruen, creador del El 21st Century Council, un think tank progresista. Todo mundo sabe que Prisa en España es cercano al PSOE, en el gobierno ahora con los extremistas de Podemos, que defienden la dictadura venezolana.

Que los directores de los medios tengan su propia opinión, es perfectamente plausible, siempre y cuando no esté ligada a los intereses económicos de sus propietarios y permitan la libre expresión de los puntos de vista distintos que se producen en una sociedad compleja. Y que no acomoden la información a la visión única que pretenden imponer desde la sociedad y los partidos, grupos de la sociedad civil, que hacen de sus reivindicaciones la norma social;  y de las bodegas, los usuarios de las redes sociales, que saben que son clientes de los propietarios de esas redes y, por tanto, pueden imponerles el contenido “admisible”. Por eso, porque  EL MUNDO no practicó esas felonías, fue un faro en la defensa de la democracia. Mil gracias al ingeniero Guillermo Gaviria (Q.E.P.D), a Irene Gaviria y a Luz María Tobón por haberme permitido el honor de escribir en sus páginas.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Humberto
Humberto
2020-09-21 23:42:34
Que podemos decir cuando un periódico de la magnitud de El Mundo, anuncia el cierre de sus páginas que vertieron el pensamiento y la pluma inspirada esporfozándose hasta al máximo para tocar la fibra del lector hoy atrapado en el mundo de las redes que exclaviza, ocasiona pereza mental, destruye el dialogo familiar y que nunca podrá llenar el vacío que hay en el alma y espíritu de cada persona... No obstante los desafios para el periodista y radio comunicador de hoy día, sobre todo aquel que en décadas pasadas incursionó y experimento el periodismo analitico, de profundidad e impacial se pueda establecer y conectar para volcar todo ese conocimiento en pro de un pueblo que necesita reaccionar para salir de ese carril..que lo tiene somnoliento...como un sombie que camina pa'lante porque ve a los demás. Quiera Dios que el cuerpo de ejecutivos y su planta de periodistas, como de columnistas que integran la nómina de El Mundo puedan rescatar, desarrollar o canalizar sus nuevos objetivos. Abrazos con la bendició del Eterno... Cordialmente, Humberto Martinez Humarsa
Humberto
Humberto
2020-09-21 20:06:19
Sumamente identificado con el análisis del periodista Alfonso Monsalve Solórzano. En el momento de furor, jercí mi voto por Juan M. Santos, con la seguridad que seguiría el curso marcado por el expresidente Uribe, que con valor, carácter y decisión firme rescató del acabose al pais. Pero que historia tan deprimente la que registró y que legado tan lamentable el que nos dejó el ex-presidente Santos. Se rebuscó una reelección a como diera lugar acomodando un tratado de paz con las farc. sin la profundidad requerida, sin considerar los puntos álgidos, ni el voto y la opinión del pueblo que añora la paz pero con equidad y aplicación de una justicia apropiada. Para colmo de males, el mismo diario EL País de España, El Espectador y El Tiempo, y esos sin mencionar los medios hablados de radio y televisión, para infortunio de los colombianos, se confabularon o se prestaron para ese montaje. Por ello hoy, por fuerza mayor, tenemos que rescatar la figura del expresidente Alvaro Uribe, quien esgrimió las fallas garrafales y predijo el triste desenlace. El presidente Santos en un afán desmedido por la reelección y su narcisismo por el premio Nobel de la paz, tracionó la mano que le tendió Uribe y el partido de la U. dejando una estela de dudas, zozobra, y una ola de inseguridad avallasante gravísima. Situación que nos trae a la memoria de como los virreyes traicionaron a los Comuneros en la época del colonialismo español, chapetones que asesinaron y decapitaron a Galán, fusilaron a Antonia Santos y al resto de los criollos abanderados, asesinatos que provocaron practicamente la lucha por la emancipación de la Gran Colombia; eso mismo están haciendo con Uribe, emulando a los traidores de la patria, poniéndolo en la mazmorra para descuartizarlo. Preocupante que estudiantes de bachillerato y de universidades se hayan dejado influenciar por lideres con pies de barro, que empujan un socialismo y un comunismo obsoleto. Un pena que nuestra nación, luego de ser rescatada bajo el liderazgo del expresidente Uribe, cuando nadie daba un centavo por Colombia, ahora pueda caer en una especie de anarquismo venezolano. Javier Dairo, aun puedes escribir y opinar lo que quieras, quizá más adelante bajo regímenes dictatoriales de ese comunismo enfermizo, ese libre albedrio quede amordazado. Dios ayude y salve a Colombia. Atte, hondaestereo.com Humberto Martinez Humarsa
Javier Dairo
Javier Dairo
2020-08-02 20:55:21
Monsalve Solorzano, deja de ser Oportunista ahi te queda la"BODGUITAFURIBESTIA", para que Defendas a, "MATARIFE, el Genocida Innombrable", con tus Juicios a Priori, Falsas Acusaciones y Sindicaciones sin Pruebas de Ninguna Indole!!!!, o mostra pues las que tengas contra JuanManuelSantos,(Leàse "Presidente De La Paz De Colombia"), Las Quer tengas contra "LaFar", donde estan que no las veo ? , o mostra pues Siquiera las Que Indilgas a, "LAS IZQUIERDAS MODERADAS", a ver Mostralas..., Tonto de Capirote ? ... Yo las veo ?; para que cepas seguiremos: Exclamando, Convocando e Invitando DICIENDO..., “Colombianos solo tenemos como, “ÚNICA y, MAYOR ESPERANZA”, para nuestras Presentes y Futuras Generaciones”….,UNIRNOS TODOS LOS: Alternativos, Independientes, Cocientes e Intelectuales, y ese 80% de nuestra juventud actual que Espontanea y Pacíficamente salió a reclamar, a rechazar, a exigir y a protestar, marchando y caminando por todas , «LAS CALLES Y AVENIDAS DE LAS PRINCIPALES CIUDADES DEL PAIS, el Glorioso, Victorioso e Inolvidable Dia21DeVov.De2019, con todas las, IZQUIERDAS MODERADAS, y así ELEGIR, al Gran Progresista, Socialdemócrata y Exguerrillero, “GUSTAVO FRANCISCO PETRO URREGO PRESIDENTE EN 1ªVUELTA,Con El Mejor Exalcalde y Exgobernador,ANIBAL GAVIRIA CORREA VICEPRESIDENTE POR UNA COLOMBIA MAS HUMANA Y MAS DIGNA 2022-2026», cierto que esto lo tenemos claro mis amigues y demás compañeros de este tan DEMOCRÁTICO FORO ?

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Daniel Quintero, ministro de Salud, Iván Duque Luis Fernando Suarez
Columnistas

La operación acoso y derribo

El principal blanco de esas prácticas de acoso y derribo es el expresidente Uribe, quien es, para la oposición, el enemigo a vencer

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
3
Columnistas /

Ser mujer en el Siglo XXI

No se puede caer en la peligrosa trampa de confundir el feminismo con un feminismo victimista y antihombres...
4
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
5
Columnistas /

La pena de muerte existe en Colombia

En los primeros tres gobiernos, luego de expedida la Constitución, se mostró un tipo de Estado de...
6
Mundo Estudiantil /

¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan los maestros hoy?

Académicos y expertos dan sus visiones sobre los retos y necesidades de un maestro hoy. A propósito de la...