Jueves 22 de Diciembre de 2016    Actualizado 3:16 pm.
   ¿Dónde estoy? Especiales



Especial Oriente Antioqueño



ISAGEN: hidroelectricidad y desarrollo en el Oriente Antioqueño 
Luis Fernando Rico Pinzón, Gerente General de ISAGEN, habla sobre el desarrollo de la generadora en el territorio antioqueño, la importancia de la administración de los recursos hídricos para la región y el país, y el estado actual del mercado eléctrico colombiano como ejemplo de desarrollo para las industrias del país.

Panorámica del embalse central de Calderas, administrado por ISAGEN, entidad de carácter mixto que espera duplicar su generación energética en 2020.

¿Cuál ha sido la historia de ISAGEN en el Oriente Antioqueño?
Realmente nosotros tenemos que decir que el alma, el pilar de ISAGEN ha sido San Carlos. ISAGEN es hoy lo que es hoy por las centrales del Oriente Antioqueño y muy especialmente por San Carlos. Hasta hoy, la central le suministra a ISAGEN el 65% de sus ingresos. Cuando nació ISAGEN, la Empresa tenía la central San Carlos y Chivor, y en ese momento el surgimiento del mercado implicaba que no se constituyera una Empresa tan poderosa, por eso se tuvo que vender Chivor al año y medio de existencia de ISAGEN, por lo que la Empresa se ha desarrollado alrededor de San Carlos, Jaguas y Calderas.
Sin duda alguna ISAGEN tiene presencia histórica en Antioquia, en la cadena Naré – Guatapé. A partir del nacimiento de ISA y el surgimiento de la política nacional (impulsada por el Banco Mundial) de concentrar los grandes y nuevos proyectos en ISA, como agrupación de las entonces empresas eléctricas regionales de Bogotá, la CBC en Cali, EPM en Medellín, el ISEL, CORENCA; de ese momento histórico, es donde nace la presencia de ISAGEN con todas las de la ley, pues EPM entra a la sociedad aportando todos los desarrollos de la cadena, y ahí aparece San Carlos, que sigue siendo la central más grande de Colombia y una característica que es muy importante: que es la hidroeléctrica en el país con el mayor factor de conversión; es decir, la relación entre cuanta energía es posible producir a partir de un metro cúbico de agua.
Para nosotros el Oriente es fundamental, y hemos tratado de contribuir a su desarrollo. En este momento estamos participando del Programa de Desarrollo y Paz del Oriente Antioqueño, porque para nosotros es tan significativo lo que nos ha dando San Carlos, que tratar de retribuir a la región en forma directa, a través de programas ambientales y sociales, y presencia oficial en toda la región con un cubrimiento de 28 municipios dentro de su área de influencia, es lo mínimo que podemos hacer. Yo en resumen diaria que hay una simbiosis muy grande, entre el desarrollo y la vida del Oriente Antioqueño, y la vida de ISAGEN.

¿Cuáles han sido los aprendizajes que ha tenido la Empresa en la región?
Nosotros aprendimos muchas cosas al desarrollarnos en el Oriente, entre ellas aprendimos qué se siente ser víctima, probablemente la gente pensará en lo difícil que debe ser identificarse como víctima siendo una Empresa grande, pero realmente nosotros sufrimos varias cosas, a través de las cuales aprendimos a valorar el proceso que sufrió el Oriente Antioqueño y nos hizo reflexionar sobre nuestro papel; que de verdad debíamos estar allí presentes, ayudando en todo lo que pudiéramos, trabajando hombro a hombro con la comunidad.
Entonces podemos decir que fuimos tocados por ese proceso y ahí aprendimos que para las empresas no se trata solamente de tener presencia en un lugar, sino participar de la región, contribuir al desarrollo y eso es lo que hemos tratado de hacer, precisamente bajo el reconocimiento de que el Oriente Antioqueño ha sido el que ha hecho de ISAGEN lo que es hoy.

¿Qué tan confiable es la operación de la Empresa en Antioquia?
Hablando de aspectos técnicos, hoy en día podemos decir que se tiene una confiabilidad muy grande. Los estudios que hemos realizado, por ejemplo en los que la vida de las centrales se mide en términos de la vida útil de los equipos, y de los embalses (que está determinada por los niveles de sedimento y colmatación que se va acumulando en los mismos). Hoy, después de 30 años de la entrada en operación de San Carlos, esos estudios nos indican que desde el punto de vista de las centrales, estamos bien, fruto del trabajo que han hecho las empresas junto con CORNARE, que también hay que decirlo, ha hecho un trabajo excelente en la parte ambiental para mejorar la condición de las cuencas. Por el lado de los equipos, podemos decir que ya se han modernizado, la vida útil por ejemplo de las turbinas teóricamente es de 25 años y tenemos rendimientos superiores a los 30 años; precisamente en estos momentos estamos cambiando todas las turbinas de San Carlos, están quedando 0 kilómetros, para empezar un nuevo ciclo de vida. Lo mismo los generadores que se han modernizado, los sistemas de supervisión y control, esos son los componentes que más fácil se vuelven obsoletos, porque con el avance de las tecnologías de información, cada día hay más sistemas que ayudan a controlar y supervisar mejor las centrales, y nosotros hemos hecho poco a poco la tarea de ir modernizándonos en ese aspecto.
Hoy en día San Carlos es una central para otros tantos años de vida, por lo menos los mismos 30 que ya lleva operando; y teóricamente una central de generación hidroeléctrica está para 50 años, pero la historia demuestra que, no solo en Colombia sino en el mundo entero, las centrales hidroeléctricas pueden llegar fácilmente a los 100 años de operación continua.
San Carlos tiene ocho turbinas tipo Pelton, ya en este momento hay instaladas cuatro nuevas y este año se terminan de instalar las otras cuatro. Para estos reemplazos se utilizan los periodos de mantenimiento normal de las centrales por lo que no representan afectaciones financiera o de productividad para la generación de ISAGEN.


¿Qué innovaciones hay en la tecnología para la generación hidroeléctrica?, ¿cuál es el papel de este tipo de generación para ISAGEN?
Es curioso pero podemos decir que la tecnología de la generación no ha cambiado mucho en el tiempo; es decir, la hidroelectricidad desde que se conoce, los avances han sido más desde la supervisión, control y sistemas de comando más modernos, aprovechando todo el desarrollo de las TICS. Sin embargo si uno mira la esencia de las tecnologías de generación, es la misma desde hace 100 años, por lo menos con la hidroelectricidad. Con la generación térmica, por ejemplo, hay más complejidad técnica en los controles y equipos, pero nuevamente está el avance en las tecnologías de información que permiten optimizar los procesos, pero los conceptos son los mismos.
En donde realmente hay innovación, es en las nuevas tecnologías, como generar con base en el viento, generar con base en la geotermia, con base en la biomasa, aprovechar de una mejor manera los recursos naturales, e incluso los desperdicios, los sólidos, en el caso de las basuras, etc., y ahí es donde tenemos que avanzar. Estamos tratando de hacerlo y de incluir en nuestro parque generador otras tecnologías.
La hidroelectricidad, y tal vez no sea muy imparcial en este juicio, sigue siendo la reina de las tecnologías, porque a nivel de costos sigue siendo la forma más económica de producir energía eléctrica, y si se hace bien; es decir, teniendo en cuenta todos estos aspectos integralmente, los ambientales, los sociales, los técnicos, los económicos, sigue siendo la forma más simple de optimizar toda la cadena de generación. Además es limpia, no contamina, ni siquiera consume el agua; no es posible comparar el uso del agua como con el que hace por ejemplo un acueducto o al agricultura, actividades que consumen el agua y la devuelven contaminada. La hidroelectricidad, por el contrario, usa el agua y la regresa prácticamente de la misma forma, en términos de cantidad y de calidad; claro, hace algunos cambios en los regímenes que tiene el río, pero se pueden manejar y aprovechar los aspectos positivos.
Hoy el país sigue siendo muy rico en hidroelectricidad y tendrá que seguir siendo la columna vertebral del desarrollo energético de Antioquia, y de Colombia. Las otras tecnologías aún no son viables financieramente hablando, pero por los avances que tienen los fabricantes, cada vez se están acercando más a una posibilidad real de ser competitivas, disminuyendo los costos.

¿Qué relación tienen los programas ambientales y sociales con el éxito de la gestión de ISAGEN en el Oriente Antioqueño?
Antes los temas ambientales y sociales podían verse como añadiduras, como algo que había que cargarle a los proyectos por costos ambientales o por atención a las comunidades; yo creo que hoy en día la visión, por lo menos la nuestra, ha cambiado totalmente. Los proyectos en forma inherente conllevan unos aspectos sociales y ambientales tan importantes como la misma tecnología de generación, como las obras civiles, y que es una gran diferencia que ha significado reflexionar sobre la forma como las empresas tenemos que ver nuestro rol como algo integral.
Debemos tener claro que las empresas realizan sus negocios porque sin duda alguna son el elemento de la sociedad que crea riqueza, pero no es la única función que tienen, sino que el aporte al desarrollo social y al cuidado ambiental es inherente a su actividad… sino no pueden actuar. Ese es un cambio muy importante y hoy en día creo que no hay ninguna empresa que ya no lo vea así, sobre todo entre las empresas de energía.

¿Cómo está actualmente el mercado eléctrico colombiano?, ¿qué hay por mejorar?
Sin duda de las industrias colombianas, la industria eléctrica desde que se creó el mercado en el año 1994, se ha configurado un modelo excelente, innovador; siempre susceptible de mejoras, con posibilidades de ganar en eficiencias, pero con fortalezas muy obvias en la base que tenemos y que hoy son consideradas ejemplo a nivel mundial: la independencia del regulador, la fortaleza que se le está dando nuevamente a la Unidad de Planeación Minero Energética, todas esas son condiciones que hacen del regulador y de la industria todo un patrimonio que tiene el país.
Sin embargo, un gran pendiente que tenemos como sector es la regulación de las fases iniciales de los proyectos, pues el agua es el insumo básico para la electricidad y el Estado no lo está administrando como un recurso energético. Creemos que falta ajustar una política de estado para atender este tema. Por ejemplo, en el caso de los hidrocarburos se hace uso de una agencia nacional, que evalúa el recurso, lo mide, lo identifica y lo analiza, define con la autoridad ambiental la viabilidad de su explotación, y luego de todo este proceso convoca a los inversionistas para regular el uso del recurso; con la creación de la Agencia Nacional Minera, se está tratando de hacer lo mismo con el tema de la explotación de este recurso, dotando a la agencia de la misma función y campo de acción para tratar de organizar al país en este frente.
Para efectos de la hidroelectricidad esto no existe, entonces lo que está sucediendo es que la iniciativa privada, muy lícitamente, va identificando pequeños proyectos, pero nadie está revisando globalmente si esos son los más convenientes para la explotación del agua como recurso energético.
En este tema debemos hacer un llamado de atención para Antioquia y para Colombia, y es que debemos considerar el agua como un recurso energético; que no perdamos la riqueza que tenemos por explotarla en desorden sin la intervención del Estado, porque es este último el que debe hacer una conciliación entre los intereses nacionales y regionales, para garantizar la utilización óptima de los recursos.

¿Qué sigue para ISAGEN en Antioquia?, ¿habrá nuevos proyectos?
Nosotros tenemos en Antioquia varios proyectos en estudio, y el que más o menos conoce la opinión pública es el proyecto Cañafisto. Este proyecto es un poco más grande que Sogamoso y de unas características similares en términos de generación, pero con un embalse que tendría 70 kilómetros de longitud, y que produciría 960 MW de potencia y cerca de 5.500 GWh/año de energía media.
Este proyecto está en etapa de pre construcción, que es una fase con la que denominamos los proyectos que ya han definido por completo su factibilidad técnica y ambiental, y que están adelantando trámites para su ejecución, como la realización del Estudio de Impacto Ambiental y la solicitud de la licencia por parte de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, para esperar la convocatoria a la subasta por parte del regulador.
La generación en la industria eléctrica tiene una característica y es que su operación sirve a nivel nacional; nuestra generación es sin duda alguna un aporte que desde Antioquia se hace al país, y que el Sistema Interconectado Nacional le regresa a Antioquia a través de la red nacional. Esa es parte de la forma como se ha establecido el sistema y que nos permite garantizar con energía eléctrica confiable a lo largo de todo el territorio.






Siguenos en:  version_movil




CUÉNTANOS TU EVENTO

Si en tu cuadra, en tu barrio, en tu unidad o en tu universidad están organizando algún evento y quieres que la ciudad lo sepa, cuéntanos.

Comentado
Visitado
Lo más...
 SERVICIOS
      CLIMA      19°C -
      INDICADORES ECONÓMICOS
Café: 1,4455   Dólar : 2,989,14
DTF: 6,94   Euro: 3,313,76
Petróleo: 52,49   UVR: 242,3740
  EDICIONES ANTERIORES

NUESTROS COLUMNISTAS
Jueves , 22 de Diciembre de 2016
En el cumpleaños del Rey del Amor
Lucila Gonzalez de Chavez

¡No más plebiscito!
Rubén Darío Barrientos

Incertidumbres con el Eln
Jaime A. Fajardo Landaeta







Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800
Diseño y desarrollo: comprandofacil.com