Ésta sí, qué fiesta

Autor: Ramón Elejalde Arbeláez
18 agosto de 2019 - 12:06 AM

El Salón llega a convocar, en un solo espacio de la Fiesta del Libro de Medellín, bajo una carpa colorida y abierta, a 294 fondos universitarios de doce países de Iberoamérica

Medellín

Ramón Elejalde Arbeláez

Es lugar común decir que los antioqueños dan ejemplo de liderazgo en Colombia. Cansa, incluso, repetirlo, y algunas veces hasta se duda de esas expresiones sensibleras de los montañeros nuestros. “Tenemos el túnel más largo de América Latina…, el puente intraurbano más largo de Colombia… bla bla bla”. Historias paisas.

Pero, en ocasiones, es justo reconocer esa pujanza, creatividad y generosidad de nuestros conciudadanos. Me maravilla, por ejemplo, oír hablar, en esta ocasión, de la organización de un evento tan, o quizá, el más importante que, año tras año, presenta la ciudad a los colombianos: la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín, y, en especial, del Salón Iberoamericana del Libro Universitario. (Perdonen, digo el más importante para mí, por las consecuencias que trae para la educación y la formación integral de los nacionales. Leer es la actividad capital del ser humano. Sin un libro en la mano, el hombre es lo más parecido a una bestia de monte).

Lea también: Editoriales universitarias hacen más Long Sellers que Best Sellers

El SILU (sigla con la que los lectores distinguidos conocen el Salón Iberoamericano) es una creación del grupo de universidades de Medellín que, desde el año dos mil diez, se agruparon para celebrar, primero, el bicentenario de la independencia de Antioquia, con una colección bibliográfica de cien títulos que recogía lo mejor del patrimonio intelectual de la región, y luego con otras actividades culturales que enfatizaran en la ilustración y el magisterio de los compatriotas. Esas instituciones son las universidades Eafit, de Antioquia, Pontificia Bolivariana, EIA, ITM, de Medellín, Nacional de Colombia – sede Medellín, y Autónoma Latinoamericana – Unaula.

El Salón va, ya, por la quinta versión y se ha constituido en el más importante encuentro de libros universitarios de América Latina, por encima de los que un lector común puede encontrar en las ferias internacionales de Bogotá, Guadalajara o Buenos Aires. Así, modestamente, el Salón llega a convocar, en un solo espacio de la Fiesta del Libro de Medellín, bajo una carpa colorida y abierta, a 294 fondos universitarios de doce países de Iberoamérica: Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Colombia, Ecuador, España, México, Nicaragua, Panamá, Perú y Cuba. Alrededor de cuatro mil títulos y más de siete mil quinientos ejemplares actualizados, de todas las áreas del conocimiento, con descuentos especiales de feria.

Lo valioso del SILU es que la presencia internacional de la producción universitaria es a cero costos para los países invitados, pues las universidades organizadoras subsidian los gastos que acarrean la llegada de los libros a Medellín: fletes, nacionalización, exhibición, divulgación y venta de los volúmenes. Todo mediante los aportes propios de los claustros locales, y la consecución de los patrocinadores nacionales, que para la versión 2019, son las universidades de La Salle, Los Andes, del Norte, del Rosario, Externado, Militar Nueva Granada, y la Asociación de Editoriales Universitarias de Colombia – Aseuc. Y los grandes patrocinadores internacionales de Eulac, la Red Altexto y la universidad César Vallejo, del Perú.

Para el cumplimiento del propósito del G-8 antioqueño, también se han unido, bajo la figura de universidades asociadas, la Corporación Universitaria Remington y Universidad Antonio Nariño.

Lea también: El gesto de Gardeazabal con Antioquia

¿Cómo logra el G-8 hacer este Salón que, ni en Bogotá ni en Guadalajara, han pensado todavía? Ahí sí queda decir, como lo expresan coloquialmente los paisas, jalando para el mismo lado, con empuje, creatividad y pasión montañera. El entusiasmo que los fondos editoriales universitarios locales ponen a la tarea, año por año, merece el reconocimiento de los lectores. Bienvenidos sean la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín, y el Salón Iberoamericano del Libro Universitario, el gran jolgorio para los maestros, estudiantes, leedores profesionales y público general de Antioquia.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
2
Columnistas /

¿Y el masculinicidio?

A toda la muerte violenta de una mujer, le endilgan el calificativo de feminicidio. Es un craso dislate
3
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
4
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
5
Cazamentiras /

Nicolás Maduro, ¿colombiano?

Recientemente, usuarios en las redes sociales reavivaron la polémica en torno a la nacionalidad del...
6
Política Económica /

Los servicios públicos no son una mercancía: Atehortúa Ríos

Cualquier sociedad civilizada experimenta el tema de servicios públicos en sus diversas modalidades como...