El señor de las volteretas

Autor: Rafael Bravo
19 abril de 2020 - 12:03 AM

Durante todo este tiempo el presidente se ha enfrentado con los medios y la opinión por no tomar en serio lo que se veía venir y no haber actuado oportunamente

Medellín

Hasta hace muy poco los Estados Unidos lideraban en momentos de crisis. Franklin Delano Roosevelt puso en marcha el New Deal, un programa de alivio, recuperación y reforma de la economía luego de la Depresión de 1929. Harry Truman hizo lo mismo a través del Plan Marshall para la reconstrucción de la Europa posguerra. Más recientemente, George Bush hijo frente a las ruinas de las Torres Gemelas congregó al país para derrotar el terrorismo. Barack Obama sin pensarlo dos veces convocó a los expertos en salud para frenar el Ébola en África. Todos ellos tuvieron una característica que los distingue: liderazgo.

Lea también: Abrir la economía a costa de la vida

En estos últimos 3 años los Estados Unidos no habían enfrentado una crisis de las magnitudes que nos presenta esta pandemia. En esta oportunidad no hay un líder que llame a la unidad. Por el contrario, su arma preferida ha sido la división política, olvidando no solo que es el presidente, sino que su papel como figura global es imprescindible. Sus contradicciones y reversas son múltiples.

Apenas se conocía de la existencia del covid-19, Trump exaltó los esfuerzos del gobierno chino para después emprender una guerra de palabras que no termina. Ese tweet de enero se convirtió en una clara muestra de uno de sus repetidos disparates.

China has been working very hard to contain the Coronavirus. The United States greatly appreciates their efforts and transparency. It will all work out well. In particular, on behalf of the American People, I want to thank President Xi!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) January 24, 2020

Preguntado sobre la responsabilidad que le cae a la administración en el manejo de la crisis, increíblemente se niega a aceptar la realidad poniendo siempre el espejo retrovisor. La primera tarea como primer mandatario es buscar soluciones. La falta de kits de prueba al comienzo de la pandemia le permitió al virus expandirse sin control alguno. Sin duda el número de muertos en Nueva York se ha debido a la escasez de esos elementos.

Las ruedas de prensa desde la Casa Blanca son una parodia donde el protagonista es Trump quien repetidamente afirma que lo que su administración ha hecho es “tremendo”. Las contradicciones son repetitivas. Sin evidencia, ha sugerido que el virus se desvanecería a medida que el tiempo fuera cambiando con temperaturas más altas. Contra la opinión científica de sus asesores, reiteradamente ha venido recomendando una medicina que no ha sido probada para el tratamiento del virus.

Nadie discute los errores de la Organización Mundial de la Salud por su cercanía con el gobierno chino y por la falta de transparencia confiando en la información que revelaba la contención del virus, así como los datos de contagiados y muertos. Trump tiene razón en cuestionar el aporte chino que no supera los 40 millones de dólares anuales, mientras los norteamericanos contribuyen con una cifra 10 veces mayor.

Suspender la ayuda a la OMS es un despropósito. Una cosa bien distinta es la situación presente donde esa organización hoy como nunca antes enfrenta desafíos en la distribución de pruebas y dar asesoría a muchos gobiernos en el manejo de la salud pública. Bill Gates, quizás el principal aportante individual a la OMS con más de 100 millones de dólares anualmente y la misma Asociación Médica Americana cuestionan la decisión como una movida muy peligrosa en “un momento muy precario para el mundo”.

Una forma de buscar un chivo expiatorio culpando a los demás. Durante todo este tiempo el presidente se ha enfrentado con los medios y la opinión por no tomar en serio lo que se veía venir y no haber actuado oportunamente tomando las medidas de salud adecuadas.

Mientras los expertos que lo rodean han advertido de los peligros que representa abrir la economía sin antes tener suficientes pruebas y certeza que el virus no cause más enfermedad y muerte, Trump obcecadamente quiere complacer a Wall Street y a los grandes de Fortune 500. Sin duda los pequeños y medianos negocios están a punto de desaparecer, pero está de por medio un sistema de salud que sigue siendo incapaz de absorber a los enfermos de manera adecuada.

Le puede interesar: Liderazgo en tiempo de crisis

Finalmente, para que no quede duda de las distracciones y culpabilidades ajenas, la administración decidió impartir una Guía para que los estados comiencen a relajar las medidas restrictivas. Trump había invocado equivocadamente su poder ejecutivo de manera que los gobernadores siguieran las instrucciones expedidas por la Casa Blanca. La respuesta no se hizo esperar pues el régimen federal les otorga esas facultades a los mandatarios locales. Una vez más, los deja a la deriva sin los recursos suficientes. La tarea es inmensa y esperemos que el remedio no sea peor que la enfermedad.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Edgar
Edgar
2020-04-19 08:35:20
Trump, es definitivamente un negociante que se equivocó de puesto, pues lo que a él le importa, aún contra las evidencias, a pesar de los infectados y muertos, es que la economía siga su vida. Eso es obvio.
G
G
2020-04-19 06:58:10
No sea tan RIDICULO señor Bravo desde el comienzo. Permitame ilustrarle algunas cosas: En primer lugar, la responsabilidad de China y de la OMS encubriendo el virus COVID 19 fue evidente y fatal para el mundo. Segundo. el presidente Trump el 31 de enero de 2020 prohibió la entrada a USA de la población china, decision que fue tildada de XENOFOBICA, RACISTA E INNECESARIA por los medios y el partido D'Rata. 3. el 24 de febrero/2020, la lider Pelosi del partido D'Rata se mostraba en Chinatown paseándose por las calles e invitando a la gente a salir a al igual que ella. No se si usted sabrá que es chinatown en USA. También no se si sabra que en ese entonces ya se habían registrado varios casos de contagio en USA. 4. No se si usted sabrá que el sistemas político de USA es Federal y los goberrnantes regionales tienen mucha autonomía para sus determinaciones, como lo hizo el gobernador de California por ejemplo y para el caso de reapertura económica el presidente Trump les ha dejado a su criterio la decisión de hacerlo en las fechas que consideren conveniente. Se ve claramente que Usted solo sigue LA NARRATIVA DE LOS D'RATAS Y LOS FEKE NEWS.

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Economía pos-coronavirus
Columnistas

El mundo pos-coronavirus

Toda crisis abre las puertas a lo desconocido. En un abrir y cerrar de ojos lo imposible termina en realidad. La historia dirá si volvemos a lo mismo o si veremos un...

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
2
Columnistas /

¿Y el masculinicidio?

A toda la muerte violenta de una mujer, le endilgan el calificativo de feminicidio. Es un craso dislate
3
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
4
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
5
Cazamentiras /

Nicolás Maduro, ¿colombiano?

Recientemente, usuarios en las redes sociales reavivaron la polémica en torno a la nacionalidad del...
6
Política Económica /

Los servicios públicos no son una mercancía: Atehortúa Ríos

Cualquier sociedad civilizada experimenta el tema de servicios públicos en sus diversas modalidades como...