Colombia territorio ZESE: Una propuesta de reactivación económica

Autor: Juan Esteban Sanín Gómez
4 abril de 2020 - 12:03 AM

Extender el régimen ZESE a actividades y a ciudades con futuras grandes cifras de desempleo, condicionándolo a un incremento (aún mayor) del número de trabajadores formales, ayudaría a las empresas a subsistir y al Gobierno a impulsar el empleo formal

Medellín

Con el paso de los días y de las semanas, desde la declaratoria de emergencia económica, social y ecológica, muchas han sido las propuestas de reactivación económica que se han hecho. La verdad es que todas las propuestas que se hagan son especulativas, pues hay que esperar cómo evoluciona el control de la pandemia y qué se decide sobre la extensión o no del confinamiento obligatorio.

Lea también: Declaratoria de emergencia económica, ¿qué estamos esperando?

Solo una cosa es cierta, y es que todas las medidas que se tomen deben estar encaminadas a conservar el empleo y a evitar el incremento exponencial del desempleo. Esto, en atención a que el desempleo, para quien lo sufre (y para sus familias) es un fenómeno que genera desesperanza, termina con la confianza en el país, rompe el sistema económico porque frena el consumo e introduce el caos en la sociedad. Hasta febrero de 2020 la cifra de desempleo en Colombia rondaba el 10% y nos parecía alta. Con el cierre de los sectores de turismo, aviación, hotelería, restaurantes y comercio informal, probablemente –y ojalá no sea así-, para finales de mayo estaremos hablando de una cifra de desempleo de entre 30% ó 40%.

Según manifestó el ministro Carrasquilla a El Tiempo, “este segundo trimestre podría ser el peor de nuestra historia en materia de actividad económica”. Ya la calificadora Fitch Ratings bajó la calificación del país de BBB a BBB-, con lo cual el país puede empezar a perder la confianza inversionista. También manifestó el ministro que, como otra reforma tributaria sería imposible por el momento, no existe otra opción que incrementar el endeudamiento del país.

La Ley 1955 de 2019 (Plan Nacional de Desarrollo), reglamentada por el Decreto 2112 de 2019 y complementada por la Ley 2010 del 2020 creó las Zonas Económicas Sociales Especiales – ZESE-. Este régimen, que se aplica para los departamentos fronterizos con Venezuela (Guajira, Norte de Santander y Arauca) y para las ciudades capitales cuyos índices de desempleo durante los cinco (5) últimos años hayan sido superiores al 14% (índices hasta ahora solo cumplidos por Armenia y Quibdó), otorga un beneficio de tener cinco años con una tarifa de renta del 0% y otros 5 años con una tarifa del 50% de la tarifa vigente para la renta de esos años. Como requisito indispensable para acogerse a este régimen, las sociedades deberán demostrar un aumento del 15% en el empleo directo generado (es decir, de empleados contratados mediante contratos laborales relacionados con la actividad económica principal), tomando como base el promedio de los trabajadores vinculados durante los dos últimos años, y habrá de mantenerse tal incremento durante el período de vigencia del beneficio.

Una propuesta de reactivación económica, sin acudir al incremento de los impuestos ni al sobreendeudamiento, es la siguiente: el presidente, a través de un decreto con fuerza de ley, modifica las condiciones establecidas en el régimen ZESE indicando que este aplicaría a todas las ciudades capitales que, en el último mes (y no en el promedio de los últimos cinco años) hayan tenido un desempleo mayor al 20% (y no al 14% como se establece actualmente). Se condicionaría el acogimiento al régimen a que las empresas incrementen en un 25% (y no en un 15% como existe actualmente) el número de trabajadores formales. Se ampliaría igualmente el régimen ZESE para cobijar el régimen de servicios, que es el régimen que más duro ha impactado la crisis. De esta forma podrían acogerse al mismo (además de los sectores de comercio, industria, negocios agropecuarios, salud y turismo, que ya estaban incluidos) los constructores, los transportadores, los dueños de restaurantes, bares, discotecas y demás lugares de esparcimiento, generándose así una reactivación de la economía en dichas ciudades capitales que, en últimas, serán los lugares de más desempleo en Colombia.

Le puede interesar: Una propuesta de salvamento empresarial

En conclusión, el extender este régimen ZESE a otras actividades y a ciudades capitales que van a tener grandes cifras de desempleo, condicionándolo a un incremento (aún mayor) del número de trabajadores formales, ayudaría a las empresas a subsistir (por los beneficios en materia del impuesto sobre la renta) mientras que se cumpliría el objetivo del Gobierno de generar y conservar el empleo formal. Esta propuesta sería muy fácil de implementar toda vez que el Presidente puede hacerlo por decreto con fuerza de ley. No obstante, una vez finalizado el término de la emergencia económica, esta disposición habrá de ratificarse por parte del Congreso de la República para así subsistir como legislación permanente (Constitución Política art. 215).

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

CARLOS IGNACIO
CARLOS IGNACIO
2020-04-04 15:32:18
Esta iniciativa debe ampliarse para que puedan ser incluidos territorios con claros conflictos de desempleo, con problemas sociales desatendidos, falta de salud y educación, me refiero a las regiones mineras de Colombia, donde, por darle gusto a un grupo político organizado, que reúne ecólogos, ecologistas atinados y una mayoría de ambientalistas que solo ven los impactos inmediatos de la minería, pero no ven, no valoran, las acciones de mitigación, de restauración, de compensación que puedes hacerse, y de echo se hacen, en las actividades mineras, el estado a desatado una cruel persecución, impropia de un estado de derecho, como se ufana de decir nuestro presidente, Exigimos, en nombre de la mas elemental Justicia, que nuestros barequeros, nuestros pequeños mineros, sean tenidos en cuenta,
Edgar
Edgar
2020-04-04 09:57:14
Pareciera que, en éstos tiempos de encierro, algunos analistas se han devanado los sesos pensando en el bienestar común, el de sus conciudadanos, y eso está muy bién. Aquí hay una prueba de ello, falta que el Presidente , o alguno de sus funcionarios,alcance a ver la propuesta.

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Cesantías
Columnistas

Financiación de empresas con las cesantías; un paliativo interesante

Llega un momento en la vida empresarial en la que los ejecutivos que han recibido beneficios y estabilidad de las empresas deban preguntarse, no lo que la empresa deba...

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
3
Columnistas /

¿Y el masculinicidio?

A toda la muerte violenta de una mujer, le endilgan el calificativo de feminicidio. Es un craso dislate
4
Oh! /

Exaltación del padre, una tradición milenaria

A través de la historia, la figura del padre ha sido exaltada en múltiples civilizaciones mediante la...
5
Territorio /

Se violaron derechos colectivos en Túnel Verde: Consejo de Estado    

El Consejo de Estado emitió un fallo en favor de los derechos colectivos al medio ambiente en el Túnel...
6
Columnistas /

Valores culturales de la América precolombina

El ensayista Adrián Recinos afirma que América en el momento del descubrimiento no estaba en el estado de...