Celebrar a las madres cuidando sus vidas y bienestar

Autor: Dirección
10 mayo de 2020 - 12:07 AM

Así sus condiciones no parezcan tan dramáticas como las de las mujeres violentadas dentro de su hogar, las madres y las abuelas solas también merecen especial atención y cuidado durante la cuarentena

Medellín

Como es tradición desde su adopción generalizada desde 1910, y logró mantenerse a pesar de intereses en contrario, las familias de la mayor parte del mundo van a celebrar el Día de la Madre este segundo domingo de mayo. Dado el confinamiento obligatorio en que nos encontramos las sociedades amenazadas por la pandemia covid-19 y en virtud del deseo, y necesidad, de proteger a las abuelas mayores de 70 años y de mantener el distanciamiento social por el bien de la sociedad, la celebración de 2020 se va a parecer más a la clase de homenajes afectuosos que soñó la impulsora de esta conmemoración, la estadounidense Anna Reeves Jarvis, y muy poco al formato de fiesta y gastos que adquirió prontamente en Estados Unidos y los países que oficializaron esta fecha para celebrar a las mamás.

Lea también: Una sociedad protectora

Las formas de acompañar desde la distancia a las madres y abuelas para agradecer su opción de formar, acompañar y cuidar a su familia deberían responder a la decisión de las familias por cuidar a todos sus integrantes. El temor porque se rompan el distanciamiento social y la cuarentena obligatoria propició que unos 39 alcaldes, incluidos los del valle de Aburrá, Barranquilla y Cali, hayan adoptado drásticos toques de queda y medidas de ley seca, restrictivas de las libertades individuales, difíciles de controlar y no necesariamente útiles a la intención de contener la violencia intrafamiliar, que históricamente se dispara en las fiestas de la madre.

Le puede interesar: A propósito del Día de la Madre

Aunque el resguardo en el hogar ha protegido a nuestras mujeres de enfermar o morir por la covid-19 (al 9 de mayo ellas son el 47,97% de las contagiadas), este se ha convertido en detonador de otra peligrosa y expandida epidemia que crece silenciosa dentro de las paredes de los hogares: la de la violencia intrafamiliar, que en el 79,7% de los casos está dirigida contra las mujeres. Aunque el subregistro es claro, El Observatorio colombiano de las mujeres ha establecido que sus distintas manifestaciones, que van desde sobrecargar a la mujer con las tareas domésticas hasta el feminicidio, pasando por la violencia sexual, la violencia sicológica (ver Violentómetro) la violencia económica y la violencia física, ha crecido en forma dramática. Entre sus indicadores señala el Observatorio que las 2.238 llamadas por violencia intrafamiliar durante la cuarentena reflejan un crecimiento de 161% frente a las llamadas recibidas en 2019. Igual ocurre con las 77 llamadas para denunciar lesiones personales, que son 77% más que en 2019 o los delitos sexuales, cuya denuncia creció en 72% frente al año precedente, siendo las esposas o compañeras, además de las niñas y adolescentes a cargo del agresor, las principales víctimas de la violencia sexual.

Puede interesarle: Día de la Mujer, la equidad pendiente

La protección de las víctimas en hogares de paso ofreciendo asesoría jurídica y sicológica, así como apoyo en manutención temporal por tres meses prorrogables, que ejecuta la Secretaría de las Mujeres de Antioquia, y la judicialización de los agresores, son pasos hacia el cuidado de las mujeres que sufren esa violencia, y en muchas ocasiones la toleran dada su dependencia económica y/o afectiva hacia el agresor.

Así sus condiciones no parezcan tan dramáticas como las de las mujeres violentadas dentro de su hogar, las madres y las abuelas solas también merecen especial atención y cuidado durante la cuarentena, pues están teniendo que atravesar situaciones que les provocan especial estrés.

 

Vea también: Inequitativa maximización de derechos

Las madres solas de hijos en edad escolar atraviesan las dificultades de ser trabajadoras, principales responsables económicas de la familia y, debido al cambio de la escolaridad durante esta etapa, coadyuvantes de los maestros en las tareas académicas, además de principales formadoras. Esta sobrecarga laboral y de presiones, está afectando a las madres que asumen tales responsabilidades y, por supuesto, a los menores de edad a su cargo, sin que las respuestas de apoyo material, necesarias para su subsistencia, alcancen a responder a sus circunstancias.

Lo invitamos a leer: El renovado rol de la familia en el sistema educativo

Ya en el tramo final de su camino, las abuelas mayores de 70 años pasan por un largo periodo de confinamiento, toda vez que su distanciamiento social antecedió al de la mayor parte de ciudadanos y se extenderá cuando para las personas saludables y más jóvenes se haya levantado la cuarentena. Aún si tienen bienestar material y son cuidadas con esmero y afecto, estas abuelas se enfrentan a largas soledades, que los suyos deben compensar con presencias virtuales, mientras los cuidadores pasan también por largos períodos de estrés en los que necesitan del apoyo emocional y la compañía, también virtual, de quienes por las circunstancias de la cuarentena están alejados.

Para quienes esperamos que la pandemia nos ofrezca aprendizajes de humanismo y respeto, hacemos votos porque esta cuarentena y la lejanía física de las madres nos permita reflexionar y transformar nuestras expresiones de afecto y gratitud hacia las mujeres madres y todos aquellos que se dedican al cuidado de los más vulnerables.

 

Además: Mujeres públicas

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Foro de la Alianza Antioquia
Columnistas /

¡EL MUNDO Vive !

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Artículos relacionados

Papa misa de Ramos
Editorial

Silencio, reflexión, ¿transformaciones?

Dar sentido a la enfermedad, a las decisiones sobre ella y a la propia vida, es posible por el silencio, por la separación física, una oportunidad que parece...
Limpiador de vidrios en Avenida Oriental
Editorial

Solidaridad por la vida

El anhelo de proteger vidas, que confiamos en que es común, nos invita a asumir nuevas responsabilidades con el control de la epidemia, a ser solidarios con quienes...
Educar a las madres para que protejan la vida de sus bebés
Editorial

Educar a las madres para que protejan la vida de sus bebés

La lactancia exclusiva cae al 43% en los primeros seis meses de vida, cuando el niño recibe de su madre nutrientes, defensas y amor, necesarios para su pleno...

Lo más leído

1
Ciencia /

Los polos magnéticos no permanecen quietos

Los polos magnéticos de la Tierra se están moviendo y la ciencia aún no puede explicar este fenómeno en...
2
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
3
Columnistas /

Coincidentemente y coincidencialmente, ¿cómo se dice?

Las palabras que formamos agregando el famoso sufijo “mente” son adverbios. Muchos de estos adverbios...
4
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
5
Mundo Estudiantil /

¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan los maestros hoy?

Académicos y expertos dan sus visiones sobre los retos y necesidades de un maestro hoy. A propósito de la...
6
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras