Urbe et Orbi: el clamor del Papa por los desesperados

Autor: Dirección
2 abril de 2018 - 12:00 AM

El papa Francisco ha ofrecido su oración por los desesperados, por el abandono al que los somete la “cultura del descarte”, por los conflictos interminables y por las crisis que parecen insolubles.

En el mensaje pascual “a la ciudad y el mundo”, que toca a creyentes y ciudadanos, el papa Francisco volcó su mirada compasiva sobre los desesperados del presente y reclamó a los responsables políticos y militares de las decisiones y acciones que minan la dignidad de los niños, los ancianos, los refugiados, las víctimas, y que imponen a los pueblos los sufrimientos de los conflictos y las tiranías. A todos ellos les recordó que la Resurrección de Cristo es la esperanza de que “la muerte, la soledad y el miedo ya no son la última palabra” y la demostración plena del amor, llamándolos a seguir esa nueva realidad.

Vea también: En misa pascual, el papa pidió solución a crisis en Venezuela

En conexión con su mensaje de respeto a la vida y la creación, y de rechazo al consumismo, en la encíclica Laudato Si, Francisco abraza a los niños, que por la guerra y las hambrunas “crecen sin esperanza, carentes de educación y de asistencia sanitaria”. Junto a ellos propone acoger a los ancianos a quienes describe como víctimas de la “cultura del descarte” que es objeto de sus críticas. También a los refugiados que no encuentran un lugar, que son también los venezolanos expulsados de su tierra. Su voz reclama dignidad para los seres humanos.

Además: Un momento para reflexionar

Tras los días santos, en que la Iglesia Católica hizo hincapié en la reconciliación, el papa Francisco puso en el centro de su mensaje el llamado, particularizado, a los responsables de los peores conflictos de la actualidad. Fue así como oró por una solución en Siria, “cuya población está extenuada por una guerra que no parece tener fin”; acciones en Tierra Santa, Yemen y Oriente Próximo, “para que el diálogo y el respeto mutuo prevalezcan”, y cambios en Congo y Sudán del Sur, para que el Resucitado “abra los corazones al diálogo y a la comprensión mutua”. El papa pidió también por las conversaciones en la península coreana, para que “promuevan la armonía y la pacificación de la región” y llamó a que en Ucrania “se faciliten las iniciativas humanitarias que necesita la población”.

Le puede interesar: Francisco muestra cómo transitar el camino del perdón

En esta oportunidad, el Papa incluyó entre las peores situaciones del mundo actual, la que enfrenta el pueblo venezolano, a quien, con los obispos del país, llamó como especie de “extranjero en su tierra”. Para ese pueblo y país, el papa pidió “por la fuerza de la resurrección del Señor Jesús, encuentre la vía justa, pacífica y humana para salir cuanto antes de la crisis política y humanitaria que lo oprime”. Aunque a lo largo de los meses ha estado cerca de Venezuela, este reconocimiento de la gravedad de la situación y reclamo por un cambio que signifique salir de la crisis demuestra la creciente importancia que da a esa grave realidad.

Lo invitamos a leer: Voces por la democracia en Venezuela

La esperanza que en este mensaje ha entregado el Pontífice es espiritual, porque parte de la vida que nace en la Resurrección, pero también es político porque se realiza en los cambios que deben propiciar personas, gobiernos y culturas. 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

El Papa arropó el dolor con alegría
Editorial

El Papa arropó el dolor con alegría

Su Santidad ha despertado al país, abriéndole la esperanza de que es posible soñar y forjar la paz por todos los colombianos anhelada
Las huellas del papa Francisco en Colombia
Editorial

Las huellas del papa Francisco en Colombia

Medellín puede darle el recibimiento que el Papa merece, vistiéndose de blanco y acompañando sus pasos al ritmo de canciones que lo arropen armónicamente

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
2
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
3
Cazamentiras /

Nicolás Maduro, ¿colombiano?

Recientemente, usuarios en las redes sociales reavivaron la polémica en torno a la nacionalidad del...
4
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
5
Palabra & Obra /

A puerta cerrada, el drama existencialista de Sartre

La maestra Lucila González de Chaves se adentra en esta obra clásica del teatro existencialista y explica...
6
Columnistas /

¿Y el masculinicidio?

A toda la muerte violenta de una mujer, le endilgan el calificativo de feminicidio. Es un craso dislate