Francisco muestra cómo transitar el camino del perdón

Autor: Dirección
4 enero de 2018 - 12:00 AM

El Gobierno, y tras él las demás ramas del poder público, se ha encargado de confundir a la sociedad sobre las responsabilidades de victimarios y víctimas en el proceso de pedir y ofrecer perdón, además de renunciar a su obligación de impartir justicia.

En la Audiencia General del miércoles en la Plaza de San Pedro, el Papa recogió sus ideas sobre el perdón, que han sido mensaje central de su pontificado, y de su visita a Colombia, para ofrecer explicaciones universales sobre el proceso que permite el encuentro de sujetos, victimarios y víctimas, y abre paso a la reconciliación. Sus ideas tienen particular importancia para los católicos, que lo reciben en una perspectiva espiritual, y para los colombianos, confundidos por equívocos, desenfoques y tergiversaciones de ese concepto durante la negociación con las Farc y el posacuerdo.

Lea también: El Papa arropó el dolor con alegría

Para el Estado, esta alocución ofrece una enseñanza que algunos pueden declarar tardía, considerando los múltiples errores a favor de los victimarios y contra las víctimas, pero no impertinente. En esta oportunidad, el Papa ha demostrado lo erróneo que ha sido que las instituciones hayan renunciado a su obligación de impartir y hacer justicia poniendo en el centro a las víctimas, y que lo hayan hecho para dar prioridad a las exigencias de los victimarios. El mensaje, por otra parte, nos ha dado la razón a quienes hemos señalado la enorme equivocación en que han incurrido el gobierno del presidente Santos, y las organizaciones que le sirven de altavoces, al exigir a las víctimas que ofrezcan su perdón a quienes las dañaron, han sido mentirosos y desconsiderados con ellas, y, además, se niegan sistemáticamente a reconocer su culpa en la victimización.

Lo invitamos a leer: Francisco mostró el camino hacia la reconciliación

Los ciudadanos avisados se han escandalizado con el cinismo con que los jefes de las Farc han rechazado las invitaciones a que reconozcan públicamente los actos victimizantes, así como sus descaradas declaraciones en que se han excusado declarando que estos fueron “errores”, no los crímenes intencionados que están claramente documentados. Mucho más se ha enojado con sus cínicas expresiones acerca de presentar disculpas a las víctimas de los daños perpetrados. A esos exguerrilleros que siguen mostrando desprecio por sus víctimas y resistiendo la responsabilidad de pedir perdón, el Papa les ha hablado señalándoles que “sabemos por experiencia que solo quien sabe reconocer los errores y pedir excusa recibe la comprensión y el perdón de los otros”.

Con la generosidad y sabiduría que lo hizo en su visita del pasado septiembre a nuestro país, el Papa ha abrazado una vez más a las víctimas, reconociendo su calidad como ciudadanos merecedores de reconocimiento y respeto e inspirándolas a mantener en alto banderas que representan los valores universales y dignifican a la sociedad colombiana. Los dignatarios del Estado tienen este jueves la oportunidad de atender su mensaje y seguir su ejemplo, les basta con reclamar de las Farc que cumplan con las escasas obligaciones que el acuerdo del teatro Colón les impone con los ciudadanos y territorios que dañaron en su guerra contra el país.

Compartir Imprimir

Comentarios:

Enrique
Enrique
2018-01-04 10:10:24
Mezclar el perdón de Dios con los debates políticos siempre causa confusión en ambos sentidos. El Papa, y el cristianismo, ofrecen un camino de liberación espiritual en el que reconozco que todos somos hijos de una misma Fuente, sin importar si somos bandidos o no. Pero se necesita un reconocimiento de quién nos salva (no el gobierno, no la política, sino el reconocimiento de nuestra filiación), como en la historia de los dos ladrones crucificados con Jesús (uno de ellos reconoció en él al Hijo de Dios, y eso lo llevó al Paraíso; el otro se quedó en la política).
Edgar
Edgar
2018-01-04 09:38:03
Lo que pasa es que para pedir perdón, como lo sugiere el editorialista cuando se refiere a los mezquinos jefes de las Farc, se necesita que salga desde el fondo del alma. Y la pregunta que salta es : esos bandidos sí tienen alma?

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Las huellas del papa Francisco en Colombia
Editorial

Las huellas del papa Francisco en Colombia

Medellín puede darle el recibimiento que el Papa merece, vistiéndose de blanco y acompañando sus pasos al ritmo de canciones que lo arropen armónicamente

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
2
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
3
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
4
Cazamentiras /

Nicolás Maduro, ¿colombiano?

Recientemente, usuarios en las redes sociales reavivaron la polémica en torno a la nacionalidad del...
5
Columnistas /

Ingeniería y ética profesional

La ética en la ingeniería empieza por establecer que la responsabilidad primaria del ingeniero es...
6
Palabra & Obra /

A puerta cerrada, el drama existencialista de Sartre

La maestra Lucila González de Chaves se adentra en esta obra clásica del teatro existencialista y explica...