Una lamentable representación popular

Autor: Álvaro López Rojas
30 enero de 2018 - 12:09 AM

Quienes aspiren a los altos cargos y dignidades de la nación, deben tener claro qué es el Estado, cómo está organizado y hacia qué fines está dirigido. … es de los electores la responsabilidad de votar por quien pueda con la carga.

Las cosas que no se dicen en la Constitución, pero que esperamos todos los ciudadanos de nuestros congresistas, son la seguridad y la confianza en ser nuestros dolientes para que, eso sí, se cumpla lo del mandato por medio del cual “representan al pueblo, y deberán actuar consultando la justicia y el bien común.” De ellos, nuestros senadores y representantes, esperamos un trabajo serio y comprometido con el bienestar y la felicidad generalizada en los términos del artículo segundo constitucional sobre los fines del Estado, de los cuales ellos son responsables y guardianes.

Lea también: Aumentaron las listas al Senado

El país necesita construir un concepto nuevo, renovado y conveniente de la figura del congresista. Tenemos que desterrar de nuestras mentes y de la realidad la personalidad parásita y por ende seudo delincuencial de quienes tienen en sus manos la creación y manejo de las normas que permitirán el respeto de nuestros derechos y la garantía de nuestro bienestar. Para comenzar, quienes aspiren a los altos cargos y dignidades de la nación, deben tener claro qué es el Estado, cómo está organizado y hacia qué fines está dirigido. Lógicamente, es de los electores la responsabilidad de votar por quien pueda con la carga.

Un aspirante a congresista debe estar inscrito y sujeto al ideario político de un partido, y con esto proponer modelos sociales justos desde su perspectiva intelectual y los lineamientos del colectivo que lo respalda. Nuestros partidos están destrozados. Las organizaciones que se dicen tal son meras montoneras que aspiran al negocio de los contratos y los puestos, sin consideración alguna con el electorado y mucho menos con el país. Lo peor es que quienes ejercen control y vigilancia sobre los partidos, son tan inocuos y tan poco comprometidos como los miembros de los partidos, de su dirigencia y su militancia.

Recientemente uno de los periódicos de la ciudad hizo un recuento sinóptico pero acertado de las actividades de nuestros veintiocho congresistas, once senadores y diecisiete representantes, y la verdad es que deja la sensación de que podríamos en Colombia vivir perfectamente sin Congreso. Entre nosotros son las cortes de justicia las que terminan legislando por medio de la interpretación y control de las normas existentes, y el control político se lo hemos entregado a las redes sociales con la preocupante consecuencia del anonimato de ataques y la perversa tendencia de descalificar y calumniar a conveniencia.

Vea además: Opción liberal para el mando

Hubo uno, de acuerdo con el informe citado, que se atrevió a decir que su única actividad en el Senado es hacer oposición al Gobierno, a decir no a todo lo que se atravesara. No faltara el que piensa que la compra de votos lo exime del compromiso de trabajar por los colombianos. En fin, tenemos que madurar políticamente para elegir un buen Congreso y un presidente que sepa de qué se trata gobernar un país. Hay que exigir de los candidatos conocimiento, experiencia y sobre todo estar por encima de toda sospecha. No podemos seguir eligiendo a los mismos ignorantes e improductivos de ahora.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Colombia por la equidad, niñez colombiana, niño Katío
Población /

Colombia por la equidad. Unidos por la niñez

On stage de la Institución Educativa Hard Rock Taller
Música /

On stage, puerta al estrellato de los ensambles más maduros del HRT 

Juan Camilo Chávez, titán de la educación
Mundo Estudiantil /

Juan Camilo Chávez, un maestro titan de la educación tecnológica

Premiación del Concurso de ensayo histórico - crítico para pensar en el arte de Medellín.
Mundo Literario /

Implosión en el gallinero, texto ganador del Concurso de ensayo 

Imagen de crónicas de indias
Palabra & Obra /

Girolamo Benzoní y tantos moscos que pican (sobre la leyenda negra)

Artículos relacionados

Renovar los partidos para la democracia
Columnistas

Renovar los partidos para la democracia

Quienes se dedican al servicio público han de tener un contacto serio, permanente y eficiente con los ciudadanos sean sus electores o no, y deben tener presente los...

Lo más leído

1
Política /

En Envigado hay obras por todas partes

El gobierno de Envigado trabaja con prioridad en solucionar las dos únicas problemáticas que afectan a...
2
Mundo Estudiantil /

Dos años después, el gobierno de Federico Gutiérrez entregó el Mova

Durante la Primera Cumbre Nacional de Educación, que se realizó en Medellín hace cuatro años, en...
3
Cazamentiras /

Corpus Christi, el falso estreno que se hizo viral en redes

Una falsa cadena que llama a boicotear el estreno de la película Corpus Christi en Colombia circuló entre...
4
Columnistas /

Procastrinar, no procastinar

Es raro para nuestro aparato fonador y, claro, para nuestro cerebro español/castellano pronunciar...
5
Fútbol /

En medio del oleaje, Nacional rema para mantener el rumbo

En una agitada semana, por los resultados deportivos y las decisiones administrativas, el Verde apuesta por...
6
Política /

Funcionarios: renuncian o se quedan en el cargo

Verdades y especulaciones sobre los funcionarios que dimitirían o no para competir por el poder político...