Opción liberal para el mando

Autor: Álvaro López Rojas
12 diciembre de 2017 - 12:09 AM

Hemos caído en el peligroso juego de entregar el destino del país más desde los odios que desde la razón misma, lo cual niega la existencia de cualquier ideología y más de la ideología liberal, que se puede resumir en un solo mandamiento que es el respeto por las personas.

Aunque la discusión se ha centrado en los cuarenta mil millones que costó la consulta para escoger al candidato liberal, el asunto es más grave de lo que parece. La crisis de los partidos políticos en Colombia se refleja en lo sucedido. Aparentemente la cifra de los sufragantes en la consulta liberal revela una merma en el número de militantes del partido, pero si los rumores son ciertos, lo que sucedió es que muy pocas personas se sienten atados a una ideología que parece haber muerto, muchos menos que los que votaron. Esto, para la democracia es un costo mucho más alto de la estrambótica cifra invertida.

Vea también: Renovar los partidos para la democracia

Parece que en la mencionada consulta liberal intervinieron personas que nada tienen que ver con el partido, o lo que ello queda, con el propósito de mermar la importancia de uno de los candidatos. Con ello ayudaron a crear la ilusión de que algo quedaba del glorioso liberalismo, pero quebraron las encuestas y generaron dudas acerca de la clara tendencia de triunfo del doctor De La Calle. Que sean manipuladas las consultas, es posible en un país en el que los partidos han cedido ante los intereses particulares que campean en detrimento de las aspiraciones sociales de cambios y de claras ideologías.

Los partidos políticos, hay que repetirlo hasta el cansancio, son colectivos de personas reunidos en torno de ideas y principios sobre la concepción del Estado y de su manejo. Sus estatutos son el ideario que fundamenta los programas de los candidatos y de los elegidos, generando confianza y esperanza entre los electores, que podrán reclamar el cumplimiento de los planes y promesas electorales mediante procedimientos expeditos y garantistas. Cada uno de los elegidos tendrá que responder ante en partido mismo, ante sus electores y ante el país entero por su gestión.

Lea además: Guerra sucia en la política

Hemos caído en el peligroso juego de entregar el destino del país más desde los odios que desde la razón misma, lo cual niega la existencia de cualquier ideología y más de la ideología liberal, que se puede resumir en un solo mandamiento que el respeto por las personas. Desde ahí se establecen los reconocimientos de las dimensiones de la personalidad en materia de credos religiosos y políticos, de situación de género, de raza, de equidad, de participación en las decisiones que afectan el funcionamiento del Estado, del debido proceso y en general de todo lo que hagan ciertas las libertades ciudadanas.

Lo que vimos en la consulta liberal nada tiene que ver con el glorioso partido de otras épocas. El partido se fue muriendo en medio de gamonalismos insaciables, de personalismos disfrazados de tendencias, de corrupciones impunes y de rivalidades intestinas. Ni entre los candidatizados ni entre los vetados, había alguna personalidad que nos garantizara el resurgir del entusiasmo de las ideas liberales, nadie encarnaba el camino del mantenimiento de la organización del país. Los verdaderos liberales están en otras toldas, se han retirado o simplemente han muerto. Para ser liberal hay que creer en Colombia.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín
Mundo Literario /

Lo más de la Fiesta del libro 2018  

película Somos Calentura
Mundo Fantástico /

Somos calentura: el baile como resistencia, una salida en el Pacífico

Orquesta de Graciela Bello
Palabra & Obra /

En lo de Laura

Obra de Miguel Ángel
Palabra & Obra /

La responsabilidad por el otro Ferdinand v. Schirach y el asunto penal

Poeta Pablo Neruda
Palabra & Obra /

Pablo Neruda, el gran poeta de la audacia y la originalidad

Artículos relacionados

Encuestas e historia no oficial
Columnistas

Encuestas e historia no oficial

Bueno, ya estamos en 2017. Como al principio de cada año, le deseamos a nuestro prójimo mucha felicidad en el nuevo año.

Lo más leído

1
Cazamentiras /

La falsa carta de despedida escrita por Gabo

Desde hace más de una década, usuarios en internet han difundo un texto bajo el nombre de Gabriel García...
2
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
3
Política /

Un huracán pasó por la Asamblea

Pese a los estragos que causó el ciclón la vieja coalición resistió el impacto. El diputado liberal de...
4
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
5
Literatura /

¿Qué es un clásico de la literatura?

Para muchos teóricos, la noción podría ampliarse, siempre y cuando se respeten ciertos lineamientos.
6
Palabra & Obra /

A puerta cerrada, el drama existencialista de Sartre

La maestra Lucila González de Chaves se adentra en esta obra clásica del teatro existencialista y explica...