Olvidar es mala cosa

Autor: Alfonso Monsalve Solórzano
24 diciembre de 2017 - 12:09 AM

El merecido descanso y la deseable fiesta no pueden hacer desaparecer de  nuestra agenda la necesidad de cambiar de fondo el país

Vienen las fiestas de Navidad y año nuevo y la gente tiende a olvidar sus problemas y los del país, en medio de buñuelos, natillas y jolgorios. Pero olvidar es una mala cosa, si se pone mucho empeño en ello, cuando uno es colombiano y una persona del común.

En efecto, contrario a los criminales de lesa humanidad, expertos en masacres, violaciones y narcotráfico y a los corruptos del Gobierno, del Congreso y de algunos de las altas cortes y otros actores del sistema judicial, indisolublemente unidos en contrato matrimonial, nosotros, los de pie, la estamos pasando mal y vemos como se destruye nuestra sociedad.

La alianza nefasta entre la élite corrupta empotrada en el Estado y la que llega del mundo del crimen, tiene las arcas llenas, impunidad total y el poder para hacer explotar y destruir el estado de derecho, mediante sucesivos golpes de estado, como el robo del plebiscito, y los fallos de las Cortes y hasta de jueces, que favorecen el asalto a nuestras instituciones (cuya última maniobra es el intento en marcha de imponer las circunscripciones especiales para las Farc, en nombre de las víctimas y llevar a la nación al despeñadero de un narco estado).

Lea también Anochecer de Santos, amanecer de Colombia

Por ese eje criminal, nuestros campesinos son asesinados por negarse a seguir narcotizando un país en manos de los guerrilleros narcosocialistas y otras bandas narcocriminales que envician y envilecen a nuestros jóvenes a punta de bazuco. Y como si fuera poco, los ciudadanos no tienen empleo, ni posibilidades de pensionarse; padecen un sistema de salud que los deja morir, sufren de grandes desigualdades en la cantidad y calidad de la educación que reciben, son esquilmados por el Estado con impuestos inequitativos para financiar la feria de negociados y prebendas que Santos entregó, precisamente, a los corruptos del Estado, a las Farc y los que dará al Eln y las Bacrim.

El 9 de enero del 2018 corremos el riesgo de despertar del sueño para vivir una pesadilla peor que la que estamos experimentando: la continuación por muchos años de la pérfida coalición. De ahí que el merecido descanso y la deseable fiesta no pueden hacer desaparecer de  nuestra agenda la necesidad de cambiar de fondo el país, barriendo con este gobierno y cerrando el paso a la impunidad y narcotización de la nación, poniendo máximo interés en ganar las elecciones parlamentarias y las presidenciales con la Alianza para la Reconstrucción de Colombia, que agrupará a las fuerzas del no y de todos aquellos que estén en contra del mandato de Santos- Farc, y la aprobación de los tres referendos para derogar lo más nefasto de las negociaciones de esa dupla perversa. Ya hay un candidato del Centro Democrático a la presidencia, el abogado Iván Duque Márquez, y dos precandidatos de origen conservador, los también abogados Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez, entre los cuales se seleccionará el aspirante definitivo a la primera vuelta. Hay que intentar ganar en esta instancia, pero si ello, por desgracia, no fuese posible, el resultado abre la puerta a más alianzas para la segunda. Porque es ahora a nunca.  

Le puede interesar El timo de Santos

Y no será nada fácil, dado el dinero y los niveles de presión y de corrupción que la alianza Santos – Farc en cualquiera de sus variables, manejan, y que van desde lobos con piel de crespos y heterofóbicos, hasta chavistas – maduristas nada disfrazados. Hay que trabajar para ganar y permanecer vigilantes y files a la causa de la reconstrucción nacional.

Unas felices fiestas de navidad y año nuevo. Pero recuerden que para que el futuro sea prometedor hay que ganar las elecciones y sacar adelante los referendos.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Vocalista Judas Priest
Palabra & Obra /

Knotfest Colombia, carnaval de Metal

Cuarta bienal de Arte
Palabra & Obra /

Implosión en el gallinero. 50 años de la Bienal de Arte de Medellín

Colombia por la equidad, niñez colombiana, niño Katío
Población /

Colombia por la equidad. Unidos por la niñez

On stage de la Institución Educativa Hard Rock Taller
Música /

On stage, puerta al estrellato de los ensambles más maduros del HRT 

Juan Camilo Chávez, titán de la educación
Mundo Estudiantil /

Juan Camilo Chávez, un maestro titan de la educación tecnológica

Artículos relacionados

Aliarse hasta con el diablo
Columnistas

Aliarse hasta con el diablo

Se requiere una política amplia que permita unir a los del no, pero también a amplios sectores del sí y a tendencias y líderes políticos que, por cualquier...

Lo más leído

1
Política /

Panorama político

De todo un poquito pasó en la política colombiana en la semana que termina y que resumimos en nuestro...
2
Política /

En Envigado hay obras por todas partes

El gobierno de Envigado trabaja con prioridad en solucionar las dos únicas problemáticas que afectan a...
3
Columnistas /

Atrapado y sin salida 

Para el presidente Duque, para las bancadas del nuevo Frente Nacional, para los corruptos, la verdad es la...
4
Columnistas /

Ni amplificación, ni unificación de períodos

Las elecciones que todas las democracias realizan a mitad del período presidencial, son un termómetro...
5
Cazamentiras /

Corpus Christi, el falso estreno que se hizo viral en redes

Una falsa cadena que llama a boicotear el estreno de la película Corpus Christi en Colombia circuló entre...
6
Columnistas /

Requiem por Sears Roebuck

La historia de Sear’s en el mundo del comercio es fundamental para entender la evolución del...