Salud

A bacteria is the hope for combating Zika
Una bacteria es la esperanza para combatir el zika
Autor: Killy Gutiérrez Guzman
7 de Febrero de 2016


La bacteria Wolbachia es usada en zancudos para frenar el contagio del virus de esos insectos a seres humanos. Se estima que el 80% de los mosquitos que hay en el barrio París, en Bello, esté protegido.


Foto: Archivo El Mundo 

Iván Darío Vélez, director del Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales, durante una liberación de mosquitos en mayo de 2015.

Si Colombia busca una opción para controlar la epidemia del virus del Zika, debería poner su atención a un proyecto gestado en Medellín, el cual sería una solución a la situación que prendió las alarmas.


Así lo considera Iván Darío Vélez, director del Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales (Pecet), de la Universidad de Antioquia, quien presentaría la otra semana el proyecto piloto Eliminar el Dengue, Desafío Colombia al Ministerio de Salud y Protección Social. Busca que este sea tenido en cuenta como una alternativa para combatir el virus en el país.


El proyecto se inició hace dos años y permitió la introducción de la bacteria Wolbachia a mosquitos Aedes Aegypti, la cual no deja que se desarrolle el virus en el zancudo y, tampoco, que lo transmita a las personas.


Desde hace seis meses en el barrio París, de Bello, municipio que tuvo alta tasa de casos de dengue, se realizaron liberaciones de los zancudos que, al aparearse, pasan la bacteria a otros, haciendo que se interrumpa el virus. 


El proyecto se pensó, inicialmente, para erradicar el dengue. Sin embargo, es efectivo para el zika, teniendo en cuenta que el mosquito Aedes Aegypti también es transmisor de ese virus, al igual que de dengue y chikunguña, explicó Vélez.


Contó que el reto que vendría, en caso de aprobarse, es “producir centenares de mosquitos cada semana, porque estamos en una epidemia”. 


“Estamos muy optimistas, porque esto es lo que necesita tanto el país como el Ministerio”, agregó.


El proyecto es pionero en Colombia y se realiza en otros cuatro países, se inició a partir de un convenio con la Universidad de Monash, en Australia, la institución que financia el estudio. 


Ejemplo para la investigación en Colombia


El proyecto es un aporte desde la investigación que, en el país, según Vélez, requiere mayor inversión. Por ejemplo, consideró como “aberrante que a Colciencias le rebajaran el presupuesto”.


El senador de la Alianza Verde, Jorge Iván Ospina, dijo que Colombia ejecuta, más o menos, $38 billones en el sector salud, “pero lo que se invierte en investigación en salud es francamente miserable: no alcanza los $100.000 millones por año”.


Expresó que “Colombia en investigación en salud está virgen” y que los esfuerzos adelantados son de carácter fundacional y universitario.


Destacó la labor realizada en Antioquia por el Pecet, estudio que cuenta con avales y licencias del Instituto Nacional de Salud, el Comité de Ética de la Universidad de Antioquia, la Dirección Seccional de Salud de Antioquia, la Secretaría Departamental de Medio Ambiente, la Secretaría de Salud y el Concejo Municipal de Bello, y el Comité de Plaguicidas de Antioquia.



Sobre la bacteria

La Wolbachia es una bacteria que vive sólo en las células de los insectos y que es trasmitida a otros a través de los huevos. Fue observada por primera vez en los mosquitos culexpipiensen la década de 1920.


Los primeros estudios mostraron que no era un patógeno de los mamíferos, sino una bacteria simbiótica natural e inofensiva de los insectos y el proyecto piloto estableció que Wolbachia es segura para los seres humanos, los animales y el medio ambiente, puesto que sólo se transmite en el momento de la cópula entre los mosquitos.


“Cuando los insectos machos tienen Wolbachia se cruzan con los insectos silvestres hembras que no tienen Wolbachia, ellas tendrán huevos, pero no saldrán del cascarón”, explica un documento del estudio del Pecet.


Agrega que “cuando los insectos machos con Wolbachia se cruzan con hembras portadoras de la bacteria, el apareamiento será normal y los descendientes tendrán todos Wolbachia”.