Salud

Personalized medicine, future health model
Medicina personalizada, futuro modelo de salud
Autor: Estefanía Posso Soto
12 de Diciembre de 2016


Con la práctica de la medicina personalizada desde un enfoque traslacional se pasará de lo reactivo, es decir, que se actúe una vez aparezca la enfermedad, a lo proactivo, esto es, que se actúe desde la salud y la prevención.


Foto: Cortesía 

Atención y diagnóstico para cada paciente.

Todos los pacientes presentan síntomas diferentes aun cuando padezcan la misma enfermedad. Por esta razón se ha venido desarrollando el concepto de medicina personalizada, la cual se basa en la individualización de la atención, el diagnóstico y el tratamiento. 


Juan Manuel Anaya, director del Centro de Estudio de Enfermedades Autoinmunes, Crea, de la Universidad del Rosario, explicó que la medicina personalizada hace uso de toda la información del individuo, es decir, de sus genes y proteínas así como del medio ambiente al que ha estado expuesto, con el fin de implementar fórmulas para prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades. 


Este tipo de medicina se enmarca en la práctica de la medicina traslacional, la cual pone a disposición de la sociedad, en general, y de los pacientes, en particular, los descubrimientos que se obtienen en el laboratorio y, al mismo tiempo, responde, con la ayuda de las herramientas del laboratorio, preguntas generadas en la práctica clínica. 


Frente a la duda de cómo podría funcionar esta práctica en Colombia, dada la actual crisis de la salud, el especialista indicó que “uno de los beneficios de la medicina personalizada es la optimización de los recursos y la reducción de costos. Es claro que no todas las personas tienen el mismo riesgo de enfermarse”. 


En este sentido, especificó que para realizar la implementación de la medicina personalizada se requiere su difusión en los programas de pregrado y posgrado, así como la educación de la comunidad médica y la sociedad. Con la divulgación de los resultados científicos, tanto en el campo de la salud pública como en el de la economía de la salud, aseguró, se fortalecerá esta actividad. 


Asimismo, existen varios retos por asumir. Uno de ellos es la regulación de su aplicación incluyendo el aseguramiento, pues según Anaya “los costos del aseguramiento en quienes tengan riesgo de desarrollar alguna enfermedad, por ejemplo un cáncer o una artritis, serán mayores, al tiempo que deberán recibir una atención más cuidadosa; pero, asimismo, quienes no tengan dicho riesgo pagarán menos por su aseguramiento”. Otra tarea es la implementación, adecuación y articulación de los centros de investigación dedicados a esta práctica en el sistema de salud. Así que se necesitará crear o fortalecer alianzas entre el Estado, las universidades y la industria farmacéutica, señaló.


En suma, los beneficios que trae para la sociedad la medicina personalizada son de gran impacto ya que se contará con la implementación de servicios dirigidos a cada individuo, además de la práctica de medidas preventivas en poblaciones de riesgo y no de manera indiscriminada como ha funcionado hasta ahora, concluyó el director del Crea. En países como Chile, Estados Unidos, Europa, Reino Unido, Japón, entre otros, cuentan con centros de medicina traslacional.



Sistema “P5”

Uno de los abordajes traslacionales más interesantes es el sistema “P5”, corresponde a población, predicción, prevención, personalización y participación. “Con esto se entiende que es necesario conocer la población, pues cada una tiene factores de riesgo y de protección propios asociados a las enfermedades. Estos factores permiten la predicción y personalización de la atención, así como la participación de cada persona, previamente informada, en la toma de decisiones de su salud”, aclaró Juan Manuel Anaya, director del Centro de Estudio de Enfermedades Autoinmunes, Crea.