Fútbol en el Mundo

Real suffered, but ended up celebrating
Real sufrió, pero celebró
19 de Diciembre de 2016


Con tres goles de Cristiano Ronaldo y otro de Benzema, el Real Madrid venció 4-2 al Kashima Antlers y se quedó con el título del Mundial de Clubes.


Foto: EFE 

Con Zinedine Zidane, el Real Madrid cerró un 2016 inolvidable, ganó el Mundial de Clubes después de la Liga de Campeones y la Supercopa de Europa.

EFE


Al final lo aceptó el técnico Zidane: “Estábamos preparados para sufrir”. Y es que no lo podía negar. Real Madrid necesitó de la prórroga para vencer al valiente Kashima Antlers, que por unos minutos acarició la gloria.


Aunque los nipones comenzaron bien plantados y con las líneas muy juntas, el gol llegó con el primer tiro a puerta del Madrid, obra de Benzema tras un remate de Modric (m.9).


El tanto no amilanó al Kashima, que alentado por su incansable hinchada, reforzó la presión. Eso permitió a los blancos tener más parcelas libres en las transiciones, con lo que los locales vivieron situaciones de peligro, sobre todo cada vez que Modric o Cristiano eran partícipes.


Pero los Ciervos le aguantaron el tú a tú al Madrid y al filo del descanso Shibasaki igualó (m.44). La sorpresa no terminó ahí, ya que con el segundo tramo recién arrancado el mismo Shibasaki volvió a encontrar otro balón al borde del área y batió por segunda vez a Keylor Navas (m.52).


El Madrid apretó entonces los dientes y encontró pronto recompensa cuando el colegiado vio un penalti de Shuto sobre Lucas Vázquez, el mismo que Cristiano cambió por gol (m.60).


Pero al Madrid se le paró el corazón de nuevo cuando el colegiado se llevó la mano al bolsillo tras ver una fea falta de Ramos. Sin embargo, Sikazwe le perdonó finalmente la segunda amarilla al capitán blanco.


Y para completar, en el tiempo extra Cristiano acabó con el sueño del Kashima. El portugués anotó a los 98 a pase de Benzema, pero ni así hincaron la rodilla los japoneses, que mandaron un cabezazo al larguero por mediación de Suzuki poco antes de que CR7 los devolviera de nuevo a la realidad anotando el cuarto tras fusilar de cerca al portero Sogahata (m.104).


El hat-trick del Balón de Oro 2016 echó por tierra el esfuerzo del Kashima y acabó dándole al Madrid su segundo Mundial.


“Sabíamos que iba a ser un partido así”, afirmó Zidane, quien destacó “lo que corrían, luchaban y atacaban” los jugadores nipones en cada jugada, en disputa, de un partido intenso.



Ficha técnica

Alineaciones


Real Madrid:


Navas


Carvajal


Ramos


Varane


Marcelo


Casemiro


Kroos


Modric


Lucas Vázquez


Cristiano Ronaldo


Benzema


Sustituciones:


Isco por Lucas Vázquez (m.80)


Kovacic por Modric (m.106)


Nacho por Ramos (m.108)


Morata por Ronaldo (m.112)


DT: Zidane.


Kashima Antlers:


Sogahata


Nishi


Ueda


Shoji


Shuto


Endo


Shibasaki


Ogasawara


Nagaki


Kanazaki


Doi


Sustituciones:


Fabricio por Ogasawara (m.67)


Suzuki por Doi (m.88)


Ito por Endo (m.102)


Akasaki por Nagaki (m.114)


DT: Masatada Ishii.




El Mundial regresará a Emiratos Árabes

El Mundial de Clubes de Japón 2016 echó el cierre con un nuevo título para el Real Madrid y le entregó el testigo a Emiratos Árabes Unidos, que volverá a albergar el torneo siete años después.


En el estadio Internacional de Yokohama se escenificó la entrega del testigo a un país que será la sede del Mundial en 2017 y 2018, y que ya organizó la competición en 2009 y 2010.


“La Copa Mundial de Clubes de la Fifa, un torneo que encanta y con el que disfruta gente de todo el globo, se celebrará ahora en Emiratos Árabes Unidos durante los dos próximos años. Ya hacía siete que Emiratos Árabes no lo organizaba, y estoy convencido de que los aficionados emiratounidenses estaban esperando a que volviese”, indicó Kohzo Tashima, presidente de la Federación Japonesa de Fútbol.


El Barcelona y el Inter de Milán se proclamaron campeones en Abu Dabi en 2009 y 2010, al imponerse en las finales al Estudiantes argentino (2-1) y al Mazembe congoleño (3-0), respectivamente.




James busca salidas

El colombiano James Rodríguez, quien no jugó ningún minuto ayer en la Final del Mundial de Clubes, dejó su futuro en el Real Madrid en el aire al afirmar que en el parón navideño tiene que “pensar todo” y “buscar salidas”.


Después de disputar sólo 18 minutos en el Mundial de Clubes, en la recta final del encuentro de Semifinales ante el América mexicano, James mostró en la zona mixta del estadio Internacional de Yokohama las dudas que tiene sobre su futuro.


“No te puedo asegurar eso”, respondió cuando fue preguntado por si seguirá en el Real Madrid tras el mercado invernal.


El centrocampista colombiano no ocultó que es feliz en Madrid ni su frustración por no tener continuidad en el equipo titular con Zinedine Zidane.


“A veces no se da todo como uno quiere, pero hay que estar tranquilo. Tengo siete días para poder pensar todo. Yo quiero estar aquí, pero a veces no se dan las cosas. Hay que pensar bien todo y no puedo asegurar si sigo o no porque quiero jugar más”, dijo.