Economía

New motorcycles will pay 8% tax
8% sería el impuesto que pagarían las motos nuevas
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
13 de Diciembre de 2016


Hoy en día las motos que pagan impuesto al consumo del 8% son las de 250cc en adelante y de aprobarse el proyecto de Reforma Tributaria gravarían también a las de bajo cilindraje, es decir, de 125cc.


Foto: Bladimir Venencia 

Alrededor de siete millones de motociclistas, que sumados 

a sus acompañantes serían catorce millones, transitan en Colombia.

De aprobarse el proyecto de Reforma Tributaria que está esperando su segunda discusión en Plenaria del Senado de la República y la Cámara de Representantes, se gravaría a todas las motocicletas con un impuesto al consumo de 8%, siendo un porcentaje adicional a los tres puntos de incremento de la tarifa del IVA de 16% a 19%, es decir, un 11% en total y que afectaría al momento de la compra de este medio de transporte. 


Actualmente, únicamente las motos de más de 250 centímetros cúbicos (cc) pagan ese mismo impuesto. Este vehículo es utilizado por excelencia en más del 26% de los hogares y de los estratos socioeconómicos 1, 2 y 3. 


Eduardo Visbal Rey, vicepresidente de Comercio Exterior y Vehículos de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) expuso que “las motos de 125cc son las más populares que hay y que usa el 26% de los hogares en Colombia, por lo que gravarlas tendría un impacto muy grande en las clases más desfavorecidas. Además de la subida del IVA, sería un incremento del 11%, lo que podría bajar las ventas y generar el despido de muchas personas”. 


Según Juliana Rico Ospina, directora de la Cámara de la Industria Automotriz de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), el impuesto al consumo tiene como propósito gravar bienes o servicios suntuarios y de lujo, mientras que las motocicletas son de consumo masivo.


A su vez, agregó Rico Ospina que además de aumentar el IVA, el precio al combustible también está entre ojos. “Nos sorprende que incorporen un impuesto al consumo para las motocicletas, lo que se ve reflejado en el momento en que cuando un usuario quiere adquirir una moto tendría que invertir medio salario mínimo más”.


Los usuarios utilizan la motocicletas para su movilización como alternativa a los medios de transporte masivo y como método de trabajo, especialmente para quienes se dediquen como domiciliarios en servicios de plomería, comida, entre otros, “por lo que estaríamos afectando a una población que es vulnerable, no tanto a la clase media”, señaló Rico Ospina. 


El 96% de las motocicletas que se venden en el país son fabricadas en Colombia y contribuyen con el 1,05% del Producto Interno Bruto (PIB) industrial.


Por su parte, Alejandro Rubio Sabogal, presidente de la Asociación de Motociclistas de Colombia (Asomocol) manifestó que esta medida debe retirarse para las motos pequeñas “no solamente afecta a los usuarios y clases menos favorecidas sino a la economía del país porque de este vehículo dependen muchas empresas a nivel industrial como mayoristas, comercializadores y almacenes al detal”. 


Asimismo, Rubio Sabogal explicó que en Colombia hay cerca de 9.000 almacenes de motos, concesionarios, centros de servicios y repuestos que emplean personas.


Cabe resaltar que en 2016, el mercado de motocicletas sufrirá una contracción cercana al 15,2%, causada principalmente por efecto de la devaluación, el incremento de las tasas de interés, la pérdida de la confianza del consumidor y la caída del PIB. 


En 2017 se sumaría una contracción estimada del 35% a causa del impoconsumo (impuesto al consumo) si se llegara a aprobar la Reforma Tributaria esta semana. 



Los motociclistas dicen…

Carlos Montoya: “Soy motociclista y no estoy de acuerdo con este impuesto del 11% para motos de menos de 250 centímetros cúbicos. He hablado con algunos amigos moteros y leído en algunos foros y páginas que lo que se quiere es desestimular, y de alguna manera “obligar” al uso del transporte público, las posibles excusas que se vislumbran es la elevada accidentalidad, contaminación y la congestión del tráfico. Teorías que me parecen de alguna manera descabelladas, esto afecta el trabajo y transporte de las clases bajas y medias que usan motos de bajo cilindraje como fuente de ingresos, para ir a sus trabajos o estudios. La movilidad en las ciudades, por supuesto, se verá afectada al querer incluir más buses, tranvías, etc.”.


David Marín: “Pienso que el Gobierno ya no sabe de dónde sacar más plata y por eso pone más impuestos. Me parece injusto porque al momento de comprar una motocicleta y solucionar una necesidad de transporte va a ser mucho más difícil poderla adquirir”.