Economía

Inflation maintains downwards tendency
Inflación mantiene tendencia a la baja
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
7 de Diciembre de 2016


La cifra acumulada enero-noviembre es 5,31%, inferior a la del mismo lapso del año pasado cuando fue 6,11%.


Foto: Hernán Vanegas 

Diversión y vestuario están entre los rubros que aumentaron en noviembre.

Aunque la inflación del mes de noviembre fue 0,11% superior al mismo mes del año pasado, rompiendo la racha de tres meses seguidos de caída del índice, este resultado altera muy poco la tendencia a la baja que ya registran los precios en lo que va de año.


Así lo consideran los analistas al examinar las cifras que dio el Dane correspondientes a noviembre, donde se observan que cinco grupos se ubicaron por encima del promedio nacional: diversión (0,72%); otros gastos (0,25%); vivienda (0,18%); vestuario (0,17%) y salud (0,13%), mientras que se aceleraron menos los alimentos (0,05%); educación (0,01%) y estuvieron en negativo: comunicaciones (-0,01%) y transporte (-0,04%).


Giovanni Montoya Aldawe, economista y director de contenidos del Grupo Ágora, lo explica: “A nivel nacional y examinando la cifra de los doce meses corridos, las presiones sobre los precios ya no están proviniendo tanto del sector alimentos y es el rubro ‘otros gastos’ el que está empezando a tomar fuerza, lo que da cierta tranquilidad si se observa que la cifra del mes (0,11%) es inferior a la que tuvo noviembre de 2015 respecto al año anterior (0,60%) y la anualizada también, con 5,96%, comparada con el 6,39% de 2015”.


Considera el economista que todo lo anterior permite pensar que en 2017 Colombia pueda volver a la senda de inflación de entre 2 y 4% a partir del segundo trimestre.


El equipo de Análisis Económico de Bancolombia coincide con Montoya Aldawe y señala: “Este reporte reafirma nuestra expectativa de que en los próximos meses la inflación mantendrá su moderación. Consideramos que la regularización de la oferta de alimentos, el menor ritmo de actividad productiva  y el efecto base (la inflación de estos meses se está comparando con un período de 2015 o ‘base’ que no fue tan bajo) seguirán promoviendo la desaceleración anual de los precios”. 


A lo anterior agrega el equipo de Bancolombia que cuando hay alta volatilidad o variación de precios en el mercado cambiario, como sucede actualmente, las depreciaciones de los productos importados no se transmiten tanto a los precios finales, lo que contribuye a un aumento más lento de los precios. 


El equipo de análisis del Banco de Bogotá también coindice con lo positivo de la cifra. Sin embargo, le preocupa el efecto que tendrá la Reforma Tributaria sobre los precios de cara a 2017. Sus estimaciones sugieren que cada punto adicional en la tarifa del IVA aumentaría la inflación total hasta en 0,3 puntos porcentuales, aunque consideran que el impacto definitivo será menor como consecuencia del efecto negativo que los mayores impuestos tendrán sobre el consumo de los hogares y en general de la economía.


Medellín: la más alta


Medellín tiene una particularidad nada envidiable y es la de la inflación anualizada más alta (6,8%). Sin embargo, precisa Montoya Aldawe, las explicaciones están en los rubros de: diversión que supera el 11% y el de alimentos, que creció por encima del 9%. Muy por encima del promedio nacional. 


Los alimentos se explicarían por el lado estadístico. Es decir, los de ahora se comparan con unos que estaban muy bajos.


Pero el tema de diversión sí es llamativo, ya que este rubro al encarecerse simplemente tiende a frenar la demanda porque la gente deja de gastar. La explicación, según el economista, vendría por el lado del turismo que está empezando a recibir la ciudad que es de clase media y baja, que puede estar gastando mucho y generando las presiones alcistas.