Columnistas

縀PM en la Costa? - Al alcalde
Autor: Alberto Maya Restrepo
5 de Diciembre de 2016


En varias oportunidades me he referido a lo que ha sido para Colombia el hecho de que distintas personas o firmas espa駉las hayan contratado, particularmente, con el Estado.

En varias oportunidades me he referido a lo que ha sido para Colombia el hecho de que distintas personas o firmas españolas hayan contratado, particularmente, con el Estado. He tratado, entre otros, sobre el caso Commsa, obra adjudicada a españoles y que dejó tremendo desfalco a las arcas del país, pues todo ha indicado que el contrato mismo no era lo que interesaba a esos tipos sino las demandas que seguirían tras incumplir el respectivo contrato. En fin, gran lío jurídico se derivó de allí y, además, la obra (una carretera con varios túneles) estuvo parada largo tiempo.


Otro caso; no hay total claridad, al menos para mí, sobre unos españoles involucrados en las obras de los llamados Parques del Río. Mientras haya sospechas habrá incertidumbre.


Ahora se tiene uno más que, según varios medios lo han expresado, puede ir en el mismo sentido que el de Commsa; se trata de Electricaribe, empresa con socios españoles que ha sido intervenida por el Gobierno colombiano, lo que muy seguramente terminará en demandas y en redondear un suculento plato a favor de los ibéricos, claro, todo pagado con dineros de los contribuyentes colombianos, razón para tener que pedir que se suba el IVA del 16% al 19% porque con lo que está entrando no alcanza para pagar condenas judiciales, indemnizaciones, etc. Eso sí, me llama poderosamente la atención que el gobierno español se haya interesado tanto y tan explícitamente en los casos Commsa y Electricaribe. Alguien me decía que era porque había intereses reales directos y por ello se busca “trato preferencial”. Eso no me consta pero no lo descarto. Hay otros casos, aunque estos dos dan para que el lector se forme una idea de lo que es contratar con españoles, quienes en el Siglo XV vinieron por el oro y ahora regresan, y sin hígados, por la plata.


Por allí en 1998 se pensó seriamente en que Empresas Públicas de Medellín (EPM) se hiciera cargo de lo que hoy dizque “maneja” Electricaribe. No se pudo aquella vez porque hay una norma relacionada con una especie de cupo que lo impide. Hoy varios “altos” de la Costa están pensando que, ya que Electricaribe está intervenida, se llame a EPM y, para eso, “hay ambiente” para levantar el tal impedimento legal. Por otro lado, hay voces autorizadas que sugieren que Electricaribe debe irse, y una exsuperintendente de Servicios Públicos dice que ese paquete de distribución de energía hay que fraccionarlo porque el territorio que se sirve es enorme (prácticamente todos los departamentos de la Costa) y los usuarios están muy dispersos, así que racionalizando el área de cobertura se podría buscar pasar dicha distribución de energía a 3 o 4 empresas.


Hay que recordar que las condiciones de EPM en 1998 eran unas y hoy, aparte de los compromisos que tiene también en el exterior, son otras, aun financieramente, así que se agradece que se reconozca a EPM como empresa seria y capaz de resolver ese problema, el que se originó en excesivo endeudamiento, en no hacer inversiones en el negocio que se “atiende”, en falta de administración diligente, en carencia casi absoluta de gestión de cobro a algunos usuarios del servicio que tienen más la costumbre de no pagar o de robar energía, que la de cancelar oportunamente las facturas por el consumo. ¿Podrá realmente ahora EPM echarse a cuestas ese muerto, sin, con ello, arriesgar su buen nombre y sus estándares de servicio a quienes hoy atiende? Lo dudo, pues hay que ver en detalle lo que se enfrenta y EPM no es empresa sin ánimo de lucro y sí de mucha exigencia de parte de quienes hoy somos servidos por ella. ¡Ojo con eso!


 


***


 


Alcalde Federico: Seguro, los atracos de delincuentes en motociclistas y portando armas de fuego son MUCHOS más de los que figuran en las estadísticas oficiales. Si no hay seguridad, no habrá inversión, se golpea el turismo, nadie irá a estudiar tranquilo, la gente, como se dice coloquialmente, se “achicopala”. Falta MUCHO por hacer en materia de seguridad ciudadana. Espero que ese problema no le quede grande.