Economía

Companies should invest to be innovative
Las empresas deben invertir para ser innovadoras
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
24 de Noviembre de 2016


La innovación se da en todos los sectores económicos y no necesariamente debe ser con base tecnológica. Lo esencial es que tenga valor agregado y que el producto sobresalga sobre lo existente en el mercado.


Foto: Bladimir Venencia 

La cuarta versión de Innovation Land 2016 

se inició ayer en Plaza Mayor.

Las compañías colombianas tienen el reto de generar más innovación para ser competitivas. En el evento IV Innovation Land 2016: Innovación en la Simplicidad que fue organizado por la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), y concluye hoy, se expuso que las empresas del sector industrial solamente invierten el 0,1% y un 0,04% las de servicios. 


Así lo afirmo, Bruce Mac Master, presidente de la Andi, al referirse a la tarea que tienen en mejorar los indicadores y trabajar en alianza con el Gobierno y Estado para que “gran parte importante de las regalías se puedan dedicar para el tema de emprendimiento e innovación. Debemos hacerlo con los gobernadores, con los Órganos Colegiados de Administración y Decisión (Ocad), con los municipios y con Colciencias”.


Por su parte, Camilo Herrera Mora, presidente de Raddar, manifestó que en Colombia “creemos que no somos innovadores y fuera de eso pensamos que debe ser hipertecnológica y eso no es cierto”. Cabe destacar que innovar puede ser algo simple, pero los productos deben satisfacer al consumidor con el fin de causar cambios en el comportamiento del mismo. “No tienen que ser cosas complejas para dinamizar el mercado sino estar pendientes de ofrecer nuevas propuestas”, señaló Herrera Mora y agregó que lo esencial es que genere valor, es decir, que aporte algo más a lo cotidiano y a su vez, satisfaga las necesidades.


Un ejemplo clave de innovación es la historia del producto Chocoramo. Al respecto, Herrera Mora dijo: “¿Por qué nació? Don Rafael Molano le dijo a su hijo que se fuera estudiar a otra empresa y cuando volvió trajo la idea del chocolate en el ponqué”. En ese sentido, para el presidente de Raddar la innovación es una identidad colombiana, “ya que nace simplemente de un proceso de adición de dos categorías”. No obstante, explicó que realmente la innovación del ponqué con chocolate vino a darse hace cinco años cuando se creó el mini chocoramo, “que es uno de los productos más rentables en el mercado”, sostuvo Herrera Mora.


Lo que demuestra que para hacer innovaciones, no tiene que ser una aplicación o un Iphone. Colombia tiene diversos ejemplo como la bomba de tubo que se puede alargar. “Sempertex es el tercer productor mundial de tubos en el planeta y es dueño de la patente del tubo largo”, indicó Herrera Mora y también dio a conocer que los jeans sin bolsillos atrás son altamente vendidos en otros países o de igual forma, es reconocida la ropa blindada que usa Barack Obama.


Juan Camilo Quintero Medina, director de la Andi regional Antioquia y gerente de Innovación y Emprendimiento del mismo gremio, manifestó que este departamento ha tenido unos avances importantes después del Pacto por la Innovación, “específicamente Medellín está en el 1,15% del Producto Interno Bruto local”. 


Mac Master expuso que para generar un ecosistema creativo, se debe trabajar desde la educación, por lo que hicieron un llamado a la academia y universidades para que generen incentivos y que los innovadores tengan oportunidades, “lo mismo pasa con las empresas, veíamos que se le tiene que dar la garantía a alguien muy innovador y que si su experimento o idea fracasa, eso no significa que tenga en riesgo su cargo” y asimismo el presidente de la Andi concluyó que hay que darse a la posibilidad de fracasar porque solamente las sociedades que lo permiten, corren grandes riesgos y generan escenarios.


Carreta eléctrica


Un convenio entre Eafit, Grupo Familia y Planeta Verde está llevando a cabo un proyecto denominado “Carreta eléctrica” con el que buscan dignificar el oficio de los recicladores al mejorar sus condiciones de trabajo. Hasta este momento, la prueba piloto inició en Rionegro, aunque estiman extenderlo a otras partes de la región. 


Luis Efrén Montoya Osorno, operario de mantenimiento mecánico de las carretas eléctricas comentó: “Funcionan con cuatro baterías de doce voltios que duran de ocho a diez horas. La carreta tiene una capacidad de 500 kilos y se opera como una moto porque tiene acelerador y freno”.