Mundo deportivo

Worthy of renting a balcony
Para alquilar balcón
14 de Noviembre de 2016


La última prueba del Mundial de Fórmula Uno será el Gran Premio de Abu Dabi, el 27 de noviembre, en el circuito Yas Marina de la capital de los Emiratos Árabes Unidos.


Foto: EFE 

Lewis Hamilton (derecha) y Nico Rosberg definirán el título en Abu Dabi.

Redacción-EFE


Todo se resolverá en Abu Dabi. El inglés Lewis Hamilton (Mercedes) ganó ayer el Gran Premio de Brasil en el circuito de Interlagos y pospuso de esta manera el desenlace del Mundial de Fórmula Uno más largo de la historia, cuyo título discutirá a su compañero y rival el alemán Nico Rosberg.


Hamilton, de 31 años, logró su novena victoria de la temporada, la quincuagésima segunda de su carrera en Fórmula Uno y la primera en Sao Paulo, colocándose a doce de los 367 puntos con los que Rosberg lidera un Mundial que se decidirá en la última carrera del año. Final para alquilar balcón.


La de ayer fue la carrera más espectacular del año, interrumpida dos veces con bandera roja, a causa de la lluvia, y acompañada de una exuberante exhibición de Hamilton y un electrizante remate que deja todo en expectativa. 


“Será una gran batalla” con su compañero, anticipó el piloto Nico Rosberg, refiriéndose a la próxima carrera. “Va a ser un fin de semana muy emocionante. Me gustaría ganar la carrera por supuesto y voy a intentar hacerlo”, manifestó el alemán tras su segundo lugar en Interlagos.


Sobre el GP de Abu Dabi, Rosberg comentó que tiene “muy buenas experiencias en el pasado” en ese circuito, y, aunque es consciente de que ese precedente no le ayudará a la hora de subirse en el monoplaza, sí expresó que eso le hace sentirse “bien”.


Por su parte, el británico Lewis Hamilton consideró que será “muy difícil” arrebatarle el título mundial a su compañero Rosberg, por la fiabilidad que ha mostrado a lo largo del año.


“Nico (Rosberg) ha terminado todas las carreras este año, excepto en España, donde ninguno de los dos acabamos, así que ha tenido una fiabilidad fantástica”, afirmó Hamilton.


Ante ese escenario, el triple campeón del mundo sostuvo que “batirle” en el campeonato mundial “va a ser muy difícil, pero eso no significa que no pueda ganar la carrera”.


“Evidentemente, tengo que seguir haciendo lo que estoy haciendo hasta ahora. Voy a confiar en la velocidad que llevo y voy a intentar apretar tanto como pueda en esa carrera”, reconoció Hamilton.