Mundo deportivo

The World Series may have an owner tonight
La Serie Mundial puede tener dueño esta noche
1 de Noviembre de 2016


Los Cachorros buscan forzar un séptimo juego, mientras los Indios quieren coronarse esta misma noche en su estadio. El sexto juego de la Serie será a partir de las 7:00 p.m.


Foto: EFE 

Con su triunfo el domingo, Cachorros forzó el sexto juego.

Redacción-EFE


El domingo pasado los Cachorros de Chicago no ganaron el título pero lo celebraron casi como tal. Y no era para menos, porque con su ajustado triunfo 3-2 en su casa, el Wrigley Field Stadium, forzaron un sexto juego en la Serie, que por ahora marcha 3-2 a favor de los Indios.


El espíritu de los Cachorros fue determinante para arrebatarle el título a Cleveland que preparó toda una fiesta para silenciar el campo en Chicago y restregarle al rival la obtención del codiciado trofeo.


Y aunque todo el equipo tuvo una presentación consistente, la solución definitiva para encontrar la victoria llegó por cuenta del tercera base Kris Bryant, quien puso el bate oportuno y productivo cuando más lo necesitó el equipo, y el relevista zurdo cubano Aroldis Chapman, quien lanzó una joya de pelota  y  sacó ocho “outs” monumentales que hicieron posible que los Cachorros se mantuviesen a flote y viajen con vida a Cleveland.


“Me preguntaron si podía hacerlo y les dije que sí”, declaró Chapman, quien no lanzaba a partir del séptimo episodio desde el 2012. 


Tras el triunfo, los 41.000 espectadores permanecían extasiados en el estadio, mientras los jugadores celebraban en el campo.


Igual, todo sigue estando a favor de los Indios que, podrían consagrarse campeones esta noche en su estadio y en el peor de los casos, cerrarían la Serie mañana, allí mismo en el Progresive Field y celebrarían el título con sus aficionados.


Los Cachorros viajan aferrados al sueño y sin nada que perder, pues las estadísticas no los respaldan. Sólo tres equipos en la historia de la Serie Mundial han podido darle la vuelta a un 3-1 adverso, incluyendo victorias de visitante en los últimos dos duelos. Los Piratas de Pittsburgh  fueron los últimos en lograrlo hace 37 años.


Para Cleveland, sería su tercer título de Serie Mundial (1920 y 1948). Una celebración postergada durante 68 años, tiempo en el cual alcanzaron tres campeonatos de la Liga Americana y tres subcampeonatos en la Serie Mundial.


Para los Cachorros es aún más sufrido, pues después del bicampeonato en el Clásico de Otoño en 1907 y 1908, nunca más volvieron a celebrar y eso que han disputado seis Series Mundiales.


Sobre el equipo de Chicago recae el mito de una supuesta maldición de un aficionado en 1945 cuando el club le negó la entrada al estadio a su mascota. El hecho se conoce como la maldición de la cabra y después de 71 años, ni al equipo ni a la hinchada le interesa tener certeza si la maldición existe o no. Sólo quieren volver a alzar el ansiado título.