Fútbol en el Mundo

The derbi of the discord
El derbi de la discordia
Autor: Juan Felipe Zuleta Valencia
29 de Octubre de 2016


Juventus y Nápoles jugarán el partido más importante de la jornada en la Liga italiana (1:45 p.m.).
El siempre hostil derbi entre el Sur y el Norte, tendrá un ingrediente especial: Gonzálo Higuaín.



Foto: EFE 

Gonzalo Higuaín, goleador y exídolo del Nápoles, enfrentará por primera vez a su exequipo vistiendo los colores de la Juventus.

Francesco Totti, un histórico del balompié italiano, lo dijo claramente en su momento: “Higuaín no es Diego Maradona”. Y vaya si tiene razón, porque (exceptuando las abismales diferencias futbolísticas) Gonzalo Higuaín y Maradona representan los extremos opuestos en el fútbol italiano.


Diego significó para la ciudad de Nápoles lo mismo que un caudillo libertador y hasta un mesías. Porque fue el único capaz de darle una bofetada a la historia y a la sociedad del Norte de Italia. En Turín y en general toda esta región del país, nunca olvidarán que un sólo hombre se atrevió a transgredir el orden establecido y convertir su fútbol en una revolución del Sur italiano.


Higuaín, por su parte, simboliza la alta traición para los napolitanos, que lo encumbraron en los últimos años como ídolo y hoy lo odian por irse para el Norte a vestir los colores de la Juventus y desairarlos de una forma imperdonable.


La rivalidad entre Juventus y Nápoles responde a una realidad social histórica: la región del Norte (Milán, Turín, Florencia, Roma, etc.) representa la abundancia, la belleza, el arte y lo mejor del pueblo italiano; el Sur, por otro lado, (Nápoles, Catania, Palermo, etc.) representa lo impuro, la pobreza y la mezcla indigna de estirpes con pueblos africanos.  


Con semejante rivalidad añeja y con una reciente “traición” como atizadora de una furiosa llama, Higuaín debería dar gracias que su primer derbi ante el Nápoles lo jugará como local en el Juventus Stadium, pues de haber tenido que viajar al estadio San Paolo, los tifosi napolitanos le hubieran hecho sentir el fuego del mismísimo volcán Vesubio.


Antes del duelo, el delantero argentino prefirió aislarse de los comentarios públicos. Mientras tanto, su extécnico bromeó  sobre el asunto y trató de bajarle decibeles al tema. “Le saludaré como se saluda a un hijo que te ha enfadado”, declaró el técnico napolitano, Maurizio Sarri. 


El duelo además, será vital para las aspiraciones de ambos, pues Juve es líder con 24 puntos, mientras Nápoles marcha tercero con 20 unidades.