Economía

Corruption, second greatest obstacle for business
Corrupción, segundo mayor obstáculo en los negocios
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
26 de Septiembre de 2016


Combatir la corrupción es el reto que tendrán que enfrentar empresas tanto del sector público como privado en el posconflicto. Su labor comienza por asumir compromisos y tomar las medidas necesarias para prevenir el progreso de esta problemática.


Foto: EL MUNDO 

En Colombia han habido escándalos de corrupción como los carteles de los pañales, entre otros.

La corrupción es el segundo mayor obstáculo después de las altas tasas impositivas para hacer negocios en Colombia, según los últimos resultados del Índice Global de Competitividad. 


Víctor Hugo Malagón Basto, consiliario y catedrático de la Universidad del Rosario y experto en Responsabilidad Social Empresarial y Sostenibilidad manifestó que durante los últimos años la principal prioridad de la agenda nacional ha sido el tema de la paz, que con la firma de los acuerdos no termina  sino que apenas inicia. Sin embargo, “cuando la paz ya no sea la prioridad de la agenda nacional, probablemente la prioridad pasará a ser la corrupción, en ese sentido será el gran enemigo a vencer”, puntualizó.


Asimismo, explicó Malagón Basto que el gran tema de fondo es la corrupción y por lo tanto es una apuesta cultural, a lo que añadió que no basta solamente con la adopción de modelos e instrumentos de gestión de riesgo para reducir los niveles de esta clase de delito. “La corrupción como comportamiento está muy afianzada en la cultura nacional, a tal punto que, se nos olvida que los términos de corrupción son de doble vía, hay quien da y hay quien recibe”.


La sociedad sin darse cuenta comienza a considerar como aceptable comportamientos que bien podrían ser calificados corruptos tales como sobornar al policía, funcionario, juez o traficar influencias para recibir favores aún en el sector privado. Además de la mentira, el abuso de las normas de tráfico, entre otros comportamientos sociales que podrían ser catalogados como corrupción.


En ese sentido, la IV Encuesta Nacional Sobre Prácticas Contra el Soborno en Empresas Colombianas de Transparencia por Colombia evidenció que el 91% de los empresarios considera que se ofrecen sobornos en el entorno de los negocios y mostró que el fenómeno de la corrupción en Colombia presenta indicadores preocupantes en relación con el comportamiento ético de las empresas privadas.  


La corrupción es una limitante para las empresas, de acuerdo con David Quintero Ortíz, director del área del sector privado de Transparencia por Colombia, porque la economía de mercado como la que tiene el país y el mundo Occidental se basa en la competencia e innovación, “la corrupción obstaculiza la oferta y la demanda, la innovación empresarial y lo que hace es que privilegia el poder que tiene un actor sobre otro de ofrecer un soborno que es la manera primordial bajo la cual se hace corrupción, aunque no la única”, lo cual distorsiona por completo su función, apuntó.


En Colombia tan sólo el 19% de las empresas cuentan con un programa para prevenir el soborno según la encuesta de Transparencia por Colombia. 


Vale la pena resaltar que hasta el 31 de marzo de 2017 tienen plazo las sociedades obligadas a adoptar Programas de Ética Empresarial, según la Superintendencia de Sociedades que el pasado 1 de agosto expidió una resolución que establece cuáles son las compañías obligadas a adoptarlo con lo señalado en la Ley 1.778 de 2016.



Desafíos del posconflicto

Lina Escobar Monsalve, coordinadora de los programas de Ética e Integridad Empresarial de Transparencia por Colombia expuso que la ambición por el poder es uno de los factores de la “ceguera ética”, es decir, querer alcanzar la meta a como dé lugar y cuando se aplica el dicho de que “el fin justifica los medios” se abren las puertas a que cualquier falta ética ocurra. Por lo tanto, “en medio de la construcción del posconflicto es necesario que desde lo público y lo privado las empresas forjen sus compromisos y sean conscientes de la importancia de ejercer su razón de ser en el mercado de manera responsable”, apuntó Escobar Monsalve.