Fútbol en el Mundo

Dao, like a great one
Dao, a lo grande
Autor: Redacción EL MUNDO
25 de Septiembre de 2016


Dávinson Sánchez anotó dos goles en el triunfo (5-1) del Ajax ante el Zwolle. El equipo de Dao marcha segundo en la Eredivise.


Foto: EFE 

Dávinson Sánchez, con un salto imponente para marcar su doblete.

Cuando empezó el 2016, Dávinson Sánchez era un muchacho con todos sus anhelos por tener una oportunidad como titular en la primera división. En ese entonces Reinaldo Rueda lo empezó a perfilar como el hombre adecuado para ocupar la posición al lado de Alexis Henríquez, que había sido por mucho tiempo, propiedad de Óscar Murillo, un grande en la gloriosa era reciente de Nacional.


Ante semejante responsabilidad, la hinchada Verde tenía algunas dudas. Pero todas se disiparon rapidamente, tras las primeras pinceladas de categoría, fuerza y clase de aquel muchacho de 20 años.


Rueda lo “tiró al agua” como se dice, y le entregó la titularidad justo, para debutar en Copa Libertadores ante Huracán, de ahí en adelante, el puesto fue indiscutiblemente suyo.


Los cazatalentos europeos casi se fueron de bruces viendo semejante promesa en la zaga; antes de que terminara la Copa Libertadores, ya habían varias propuestas en ciernes para llevarse a Dao Sánchez al viejo continente.


Pero él, correspondiendo con sus actitudes en la cancha propias de un crack, tuvo un gesto de grandeza que lo define muy bien como profesional; ante la posibilidad de marcharse al Barcelona B, Dávinson no se enloqueció y prefirió ganar la Libertadores primero, y luego esperar por algo mejor, más acorde a sus condiciones.


Y ese “algo” llegó: el Ajax lo fichó semanas antes de convertirse campeón de América, y con apenas dos semanas en el equipo, debutó en la Liga holandesa en el empate 2-2 ante Roda.


Luego recibió la confianza en escenarios más complejos y fue titular en la pre-Champions que el Ajax no pudo superar. Pero su talento quedó demostrado y el entrenador Peter Bocz supo inmediatamente que, para renovar a un equipo histórico y urgido por recuperar la grandeza que tuvo, un jugador como Dávinson Sánchez en la zaga será fundamental.


Lleva diez partidos con el Ajax y ayer marcó el camino de la victoria con sus primeros dos goles vistiendo la camiseta de Los hijos de los dioses, como se conoce popularmente a su equipo.


Hace siete meses, era un muchacho desconocido originario de la cantera Verdolaga para suplir una ausencia importante. Hoy es campeón de América y la joven revelación del fútbol holandés. Tiene sólo 20 años y apenas transcurre su primera temporada como futbolista de élite. Es, por lejos, la figura más prometedora del fútbol colombiano en los próximos años. Vital, para recuperar la seguridad en la zaga de la Selección Colombia, seguridad que se esfumó desde la partida de históricos como Yepes y Córdoba. El futuro de Dávinson se vislumbra grande.