Fútbol en el Mundo

James contributed in agonizing “meringue” (Real Madrid’s) triumph
James aportó en agónico triunfo merengue
15 de Septiembre de 2016


En la segunda jornada de Champions, Radamel Falcao García también celebró un triunfo con su equipo francés Mónaco.


Foto: EFE 

El 10 del Madrid, James Rodríguez, respondió a la confianza que le dio Zidane y ayudó a sus compañeros a conseguir la victoria.

Con una trascendental jugada del futbolista colombiano James Rodríguez, el Real Madrid logró salvar los tres puntos en casa y consiguió su primera victoria (2-1) ante el Sporting de Lisboa en el que fue su debut en la nueva edición de la Liga de Campeones.


El capitán de la Selección Colombia, quien ingresó en el minuto 78 de juego cuando el conjunto merengue iba perdiendo por la mínima diferencia, fue vital para la remontada al asistir perfectamente a Morata para que este consiguiera el 2-1 definitivo, después de que el portugués Cristiano Ronaldo consiguiera minutos antes igualar el marcador, en un partido especial para Cristiano ante el equipo de su corazón, el club que creó una estrella mundial,


Sorprendió el Sporting


Era un estreno trampa. El Sporting tiene más fútbol que nombre, llegaba sin hacer ruido al Santiago Bernabéu en su regreso a la élite del fútbol europeo y sorprendió a aquellos que esperaban una noche plácida de goleada. Bien plantado desde el inicio consiguió dejar sin identidad en el primer acto a un Real Madrid previsible.


Recuperó Zinedine Zidane la BBC 109 días después, con más de un integrante aún lejos de su mejor tono físico para un duelo de alta intensidad, en el que Real Madrid vio cómo el Sporting mostraba argumentos para un premio mayor. 


El justo premio para el Sporting llegó al iniciar la parte complementaria. Una falta de entendimiento entre Ramos y Modric acabó con el balón en la zurda de Bruno César, quien con un disparo ajustado al palo superó la estirada de Casilla.


Remontada blanca


Zidane ya meditaba cambios en busca de la reacción. Bale no encontraba la fórmula para empatar y junto a Benzema eran los elegidos para marcharse del campo. Lucas Vázquez y Morata entraron con tantas ganas que levantaron a la afición. Ante la falta de fútbol bien estaba agarrarse al espíritu de lucha y los cambios de Zidane surgieron efecto.


En el minuto 89, Cristiano igualó el marcador de tiro libre. Un tanto que jamás celebraría, con el que salvaba al vigente campeón de un estreno con derrota. 


Un minuto después apareció un magnífico James, quien con un centro puesto en la cabeza de Morata como con la mano, habilitó a Álvaro para que este convirtiera el agónico tanto del triunfo con el que el Real Madrid inició el camino al reto imposible, reeditar título de Liga de Campeones, sacando oro de una noche gris.


Rui Patrício intentaba sacar el balón pero nada pudo hacer para evitar el castigo excesivo al Sporting. Su gran imagen se quedó sin premio.