Economía

Companies on the countdown to implement job security
Empresas en cuenta regresiva para implementar seguridad laboral
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
11 de Septiembre de 2016


Los trabajadores deben ser cubiertos por un seguro para accidentes laborales por su empleador, o en caso contrario pueden denunciarlo ante el Ministerio del Trabajo.


Foto: Archivo El Mundo 

Los oficios o labores son clasificados de acuerdo con su nivel de riesgo en cinco niveles. 

El primero de febrero de 2017 todas las empresas deben haber implementado un Sistema de Seguridad y Salud en el trabajo o serán sancionadas por el Ministerio del área, responsabilidad que debe ser vista más como un compromiso social que como uno legal por parte de los empleadores.


Así lo señaló Charles Bayona, vicepresidente técnico de Positiva, compañía de seguros estatal que precisó, tomando en cuenta las cifras de la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda), que para junio de este año en Antioquia aproximadamente 136.590 empresas se encuentran afiliadas al Sistema General de Riesgos Laborales, para un total de 1.671.928 trabajadores.


Óscar Espinosa, investigador de la Cámara Técnica de Fasecolda, consultado en otra oportunidad comentó que se observaba un importante crecimiento en cobertura por parte del sistema”.


De igual forma agregó que desde el 2009, las Aseguradoras de Riesgos Laborales (ARL) aumentaron el número de trabajadores afiliados en el ámbito nacional en casi 3’000.000. Sin embargo, acotó: “No hay que olvidar que aún existen más de 10’000.000 de personas desprotegidas frente a los riesgos laborales”.


Pero, ¿cuál es el objetivo de este sistema? “En esencia busca que las empresas tengan condiciones de salud y seguridad para sus trabajadores y que por supuesto mejoren sus niveles de productividad” sintetizó Bayona.


Pero, ¿cumplir con este sistema es estar afiliado a un seguro, que la empresa cumpla con unas condiciones de trabajo o ambas condiciones? “Todas las empresas en Colombia deben tener una aseguradora de riesgos laborales, es un mandato de ley. El seguro de riesgos laborales es parte de la seguridad social, que tiene los tres sistemas: pensiones, salud y riesgos laborales” contestó.


Puntualizó Bayona que el seguro de riesgos laborales ampara al empleador por todos los accidentes de trabajo o enfermedades laborales que puedan tener sus trabajadores, lo que es importante porque un accidente, además de su componente humano, también representa un valor importante desde los costos, que debería ser sufragado por el empleador si no tuviera una aseguradora de riesgos laborales.


¿Es muy caro para el empleador la afiliación? Según el técnico, el costo promedio de asegurar a un trabajador es uno de los más baratos que se encuentra en el mercado. 


El sistema se clasifica de acuerdo con el nivel de riesgo que tenga la empresa y allí existen cinco: Siendo uno el más pequeño y cinco el más alto. Por ejemplo en el uno están las de oficina y en el extremo opuesto la de la minería o vigilantes armados.


“Por ejemplo en el caso de riesgo uno, alguien con salario mínimo, el seguro de esa persona cuesta $3.500 mensuales, pero ese monto protege al trabajador de todas las prestaciones asistenciales, es decir, los gastos médicos derivados del accidente, la incapacidad y si ocurriese la muerte, la pensión de los sobrevivientes. Es decir, es un seguro muy barato, con una gran cantidad de beneficios”, obligatorio para todas las empresas.



Trabajadores alerta

Charles Bayona, vicepresidente técnico de Positiva, recomendó que el trabajador debe ser involucrado en el autocuidado. Es decir, la primera persona que debe responder por la seguridad es él, y por supuesto una de las obligaciones del empleador es incluirlo en el sistema de seguridad integral. Por tanto, el trabajador tiene todo el derecho de verificar que el empleador lo esté haciendo. Caso contrario, puede poner una denuncia ante el Ministerio del Trabajo.


Por lo pronto Bayona cree que los retos del sistema de seguridad social en el trabajo tiene como retos, desarrollar más consciencia de autocuidado en el trabajador e involucrar al empleador para que garantice unas condiciones de trabajo adecuadas, en lo locativo, en lo tecnológico y en todo lo que le corresponde.