Economía

Smartphones and agriculture come together at Expo Agrofuture
Telefonía inteligente y agricultura se unen en Expo Agrofuturo
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
8 de Septiembre de 2016


El microgoteo asistido por computador y la simplificación de la información para que pueda estar a la mano del agricultor marcan una línea central en el evento.


Foto: Hernán Vanegas 

Tecnología de realidad virtual para el entrenamiento de fumigación aérea está presente en el evento.

La X versión de Expo Agrofuturo le apunta directamente a enseñar cómo la revolución tecnológica puede contribuir a aumentar la productividad del agro, por lo cual sus organizadores, además de la exposición comercial, planificaron un conjunto de charlas de especialistas sobre nuevas tecnologías basadas en la informática, que llevan al agricultor a poder usar su teléfono inteligente como auxiliar en el campo.


Así lo expuso Juan Sebastián Correa, cofundador de Agrofuturo y gerente del Grupo Novoagro, para quien la pregunta que se busca responder es cómo  hacer para alimentar al mundo que en 2050 llegará a los 9.000 millones de habitantes con retos como el cambio climático, los suelos degradados, la disminución de tierras cultivables por hectáreas, entre otras cosas.


Y complementó: “Es allí donde surge como temática la tercera revolución. La primera fue la agrícola, la segunda fue la industrial y la tercera fue la revolución tecnológica, y cómo esta va a hacer que los productores sean más productivos, más eficientes, es decir, producir más con menos recursos”.


En ese sentido, Jorge Pizarro, ingeniero agrónomo, cuya ponencia versó sobre el futuro de la actividad agrícola, comentó: “La agricultura ha sido uno de los últimos sectores invitados a esto de la tecnología, pero se está poniendo las pilas para desatrasarse y hoy se está viendo un crecimiento considerable, casi exponencial de las inversiones en el ámbito mundial en tecnología”. Ilustró el experto que hoy en día se usan las mismas aplicaciones que están disponibles para cualquier persona para ayudar de mejor forma en el campo.


“Todos podemos tener un smartphone, acceso a internet, y nos podemos informar y mejorar nuestra gestión, no es necesaria una inversión de millones de dólares”, complementó.


Internacional


En esta versión de Expo Agrofuturo están presentes más de 300 empresas de quince países con nuevas tecnologías. Israel es invitado especial, y trae su experiencia en el riego y eficiencia en el uso de agua, mundialmente conocida. 


Yoel Krigsfeld, gerente de desarrollo de negocios de la misión comercial de la Embajada de Israel en Colombia, comentó que este país trajo ocho empresas, con soluciones integradas para el agro y la agroindustria. Este es un primer acercamiento de este país, que cuenta con más de 800 compañías listadas en estos temas. 


“Podrán encontrar acá soluciones en lechería, en riego, en administración de fertilizantes, en fertirriego, de agronegocios” precisó Krigsfeld. 


Un país que repite en Agrofuturo por tercera vez, pero en esta ocasión con una presencia más decidida es Chile. A propósito comentó Hugo Corales, director de ProChile: “Esta vez estamos presentes con una delegación de 32 empresarios chilenos porque vemos grandes oportunidades en todo lo que es el desarrollo de la agroindustria en Colombia”.


Corales considera que la nación austral tiene una experiencia importante dada su cualidad de exportador, y que ese conocimiento puede constituirse en un apoyo importante para el país, especialmente en el sector frutícola.



Primeros pasos

En Expo Agrofuturo, como es de esperarse, no sólo están presentes las grandes empresas sino también las pequeñas y medianas asociaciones campesinas nacionales que quieren colocar sus productos más allá de Colombia. 


Uno de estos casos es el de la Asociación de Cacaoteros Emprendedores Futuro Verde Chigorodó (Asefuve), constituida en 2013, que ven el evento como una ventana grande para dar a conocer su producto, “ya que tenemos mira de exportar y hemos hecho contactos interesantes con inversionistas internacionales” apuntó Bernardo Arias, fiscal de la asociación. Tienen 203 asociados, con un promedio de dos hectáreas por asociados, con 200 en producción y en etapa de desarrollo unas 150.