Fútbol en el Mundo

The day for vindication
El día de la reivindicación
Autor: Redacción EL MUNDO
13 de Agosto de 2016


En el estadio mundialista Arena Corinthians, Colombia y Brasil disputarán esta noche un cupo a semifinales del torneo olímpico de fútbol.


Foto: EFE 

Teófilo Gutiérrez suma tres goles en los Juegos de Río.

Las nóminas ni se parecen y la sola presencia de Neymar no le da ningún toque de revancha al partido que disputan esta noche Colombia y Brasil por el torneo olímpico de los Juegos de Río. Un tinte que se le ha puesto desde afuera al encuentro por cuartos de final, en relación con el que jugaron ambos países en el Mundial de 2014 y en el que los pentacampeones del mundo eliminaron al conjunto cafetero en cuartos de final.


Pero para Colombia el juego de esta noche es más que eso. Es la mejor oportunidad de instalarse por primera vez entre los cuatro mejores equipos de un torneo en el que nunca antes había pasado de la primera fase. La mejor oportunidad de apostar por una medalla que, tal vez, no estaba en el presupuesto de nadie, mucho menos después del incierto comienzo con dos opacos empates ante Suecia y Japón, que se corrigieron con el triunfo 2-0 ante un disminuido equipo de Nigeria que se presentó al último juego con la clasificación asegurada y sin sus principales titulares.


Perspectiva de la que no se alejan los anfitriones, porque el título olímpico sigue siendo su gran deuda histórica y tal vez el oro más deseado en un país en el que el fútbol es encanto y fantasía.


Encanto que pareció romperse entre la selección y la torcida brasileña por el dubitativo comienzo que despertó todas las críticas para el técnico Micale y especialmente para su estrella, Neymar, después de dos decepcionantes empates a cero frente a Sudáfrica e Irak, selecciones que en el papel aparecían como rivales fáciles para los de casa. Sólo el contundente 4-0 ante Dinamarca en la última jornada pareció restaurar la armonía que hoy están obligados a defender en una serie que no deja margen de error. 


Eso hace pensar que ambos técnicos mantendrán las mismas nóminas ganadoras en el día de la reivindicación, aunque el técnico Carlos Piscis Restrepo está obligado a una variante por la ausencia del volante Kevin Balanta, quien debe cumplir una fecha de sanción por acumulación de amarillas. En su lugar estaría Sebastián Pérez, quien por fatiga no comenzó el partido ante Nigeria.


También podría tener en cuenta al atacante Miguel Borja, que al igual que Pérez arrastra un trajín desde la Copa Libertadores con su club Atlético Nacional.


“Jugarán dos grandes selecciones, será un gran partido. Tenemos que dar lo mejor para ganar”, puntualizó Micale al aludir a los pupilos de Carlos Restrepo.