Economía

Linemen are being trained for electrical competitiveness
Forman linieros para la competividad eléctrica
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
5 de Agosto de 2016


Entre el 2016 y el 2020, el sector eléctrico colombiano tiene el reto de construir 2.500 kms. de líneas de alta tensión.



Cortesía Clúster Eléctrico

Los linieros están capacitados para montar las torres de energía y las líneas de transmisión.

Una alianza liderada por el Clúster de Energía Eléctrica entre el sector empresarial y el académico ha sido la respuesta al déficit de linieros o encargados del mantenimiento e instalación de torres y líneas de alta tensión, recurso insuficiente para una industria que busca seguir expandiéndose.


  El resultado fue la creación de la Escuela de Formación de Linieros, que graduó sus primeros 23 técnicos, y que se constituyó gracias a la participación del Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico del Sector Eléctrico (Cidet), el Clúster de Energía Eléctrica, EPM, ISA Intercolombia, la Corporación Tener Futuro y la Universidad Católica de Oriente.


El programa de formación consta de doce meses de estudios que se dividen en tres meses de etapa lectiva, tres meses teórico prácticos, y seis meses de prácticas en las empresas aliadas a este proyecto y en las que los egresados tendrán la oportunidad de ingresar a laborar una vez culminen sus estudios.


Carlos Naranjo, director ejecutivo del Cidet, explicó: “La formación y certificación de linieros en Colombia le apunta directamente a la competitividad del sector eléctrico colombiano. Es la conversión de una práctica tradicional bien hecha en una nueva profesión”. 


Naranjo apuntó que los graduados van a atender el pico importantísimo de crecimiento que está teniendo la red de transmisión eléctrica del país, van a hacer las cosas de una forma más profesionalizada, con seguridad para el sistema y para ellos mismos. “Si antes exportábamos linieros, cuando se atienda el pico se hará con mayor razón”, agregó.


Por su parte, Piedad Hernández, directora de Tener Futuro, agregó: “Tenemos la primera cohorte de personas graduándose de un proyecto que nació hace dos años y medio, como una necesidad del sector y de las empresas que hacen parte de Tener Futuro, y otras que se han ido sumando a la iniciativa. La idea es darle sostenibilidad en el tiempo a esta iniciativa”.


Hernández resaltó la visión y unidad lograda por el Clúster Eléctrico en esta tarea, dejando de lado la competencia interempresarial. “Aquí se sentaron competidores directos, clientes y proveedores, empresas y universidades. El éxito ha sido que todos tenemos una vocación de hacer”, acotó la ejecutiva.


La escuela aspira a graduar cada seis semanas 20 linieros, y para final de año espera terminar con 100 técnicos. El próximo año la expectativa es tener 500 jóvenes formados.


La receptividad de los estudiantes en las empresas eléctricas, donde deben completar su formación, ha sido positiva. Comentó la directora de Tener Futuro: “No ha habido ninguno de los muchachos que se hayan recibido en las distintas compañías y que haya sido rechazado. Por el contrario, ha tocado frenarlos un poco para que maduren en su entrenamiento. Porque salen ávidos de hacer el trabajo”.



Experiencia formativa

La experiencia de los estudiantes en la Escuela de Formación de Linieros ha sido positiva. Daniel Machado tiene 21 años y es de San Carlos, Antioquia. Lleva mes y medio de formación y dice sin dudas: “Esto es lo que quiero hacer para mi vida. Me veo en el futuro como un liniero con buena experiencia brindándole seguridad a mi familia tanto económica como laboralmente”.  


Por su parte, Erick Giovanni Cardona, de Santa Fe de Antioquia, quien lleva un año en el proceso, siente que la labor que está aprendiendo no sólo es una forma de ganarse la vida: “Usted se siente orgulloso porque le está ayudando a la sociedad”, reflexionó Cardona sobre la importancia de su labor para la industria eléctrica.