Columnistas

EPM en Wall Street: propuesta privatizadora neoliberal
Autor: Guillermo Maya Muñoz
25 de Julio de 2016


En la columna “Privatizar EPM, tarea pendiente” (El Mundo, marzo 16-2015) hice un resumen de los intentos privatizadores sobre EPM, por parte de la elites locales de Medellín, que hay que repetir en parte

1

En la columna “Privatizar EPM, tarea pendiente” (El Mundo, marzo 16-2015) hice un resumen de los intentos privatizadores sobre EPM, por parte de la elites locales de Medellín, que hay que repetir en parte, para incluir la propuesta que ha hecho el ahora profesor de la U. Eafit Luis Guillermo Vélez: “EPM rumbo a Wall Street” (Julio 21-2016) en su Blog personal.


LGVélez, economista destacado y que fue funcionario de alto nivel en EPM, desde 1995 ha estado presente en casi todas las jugadas de los gobiernos municipales, definiendo las políticas para EPM. Por lo tanto, su propuesta debe ser considerada como la de alguien que expresa los intereses de quienes requieren que la iniciativa sea ambientada y considerada por los formadores de opinión y los tomadores de decisiones.


En 1995, el alcalde Sergio Naranjo presentó el primer proyecto privatizador de EPM “Propuesta de Definición Empresarial para EPM”, elaborado por LGVélez. La propuesta tenía el objetivo de que “la participación privada sea mayoritaria en poco tiempo” (Hugo López, Juan Felipe Gaviria y Francisco Ochoa, 1995, “Evaluación de la propuesta de transformación de las EPM”). El Concejo rechazó la propuesta.


En 2005, el alcalde Sergio Fajardo presentó al Concejo de Medellín la “Propuesta de Transformación  2005-2015 de las EPM”, convertida en Acuerdo 135, que contradecía sus promesas de no privatizar a EPM. Con el Acuerdo 135 se escindió el negocio de las telecomunicaciones de los otros negocios (energía, agua, y gas), dando origen a UNE. Esta división facilitó la privatización posterior, como finalmente la hizo el alcalde Aníbal Gaviria en 2014, con la fusión UNE-Millicom (Tigo).


En 2007, altos ejecutivos de EPM, entre quienes  estaba LGVélez, hicieron lobby en el Congreso de la República, para que en el proyecto modificatorio de la ley 142 de 1994, de servicios públicos y domiciliarios, se introdujera un artículo para que las empresas de servicios públicos –entre ellas EPM- se convirtieran en empresas por acciones. Esta iniciativa privatizadora fracasó.


LGVélez, en su propuesta actual, afirma que “EPM, como cualquier empresa privada, no tiene hoy otra misión que la de generar valor para su propietario”, y “los propietarios de las cosas son los que deciden qué hacer con ellas. El propietario de EPM cambia cada cuatro años. Y se trata de un propietario con intereses y prioridades que usualmente no están alineadas con las exigencias de capitalización y crecimiento de largo plazo”.


Esto no es cierto. Los propietarios de EPM son los ciudadanos de Medellín. EPM es una empresa pública municipal. Una cosa son los dueños de EPM y otra quienes las dirigen, los agentes: el alcalde (y el gerente que nombra) y el concejo de la ciudad. Claro, los objetivos de los agentes, alcalde y concejo, pueden diferir, no estar alineados, con los objetivos sociales de EPM. Y eso es lo que ha venido pasando con el proceso de privatización de las telecomunicaciones de EPM en UNE, y con el proceso de internacionalización: EPM ha perdido más plata que nunca, desde las reformas estatutarias de Sergio Fajardo en 2005, con Orbitel, OLA, Tigo, UNE, Adesa-Chile, etc, ahora que EPM está  en las grandes ligas de la globalización neoliberal.


Por otro lado, para evitar que EPM sea víctima del  “aperezamiento fiscal, (el) derroche y (…) la burocratización” del municipio de Medellín, pidiendo más transferencias, y para evitar “la incertidumbre de lo que será el empleo de su flujo de caja”, LGVélez propone, para continuar la internacionalización de EPM y “hacerla irreversible”, que  “EPM (debe) convertirse en una sociedad por acciones (...) en la bolsa de Nueva York”, para que sus directivos sean `disciplinados´ por los mercados internacionales de capital y sean controlados por estos. 


¿Qué significa esta propuesta? Según los reglamentos de la Bolsa de Nueva York, para que una empresa cotice en ella debe: “Tener al menos 400 accionistas que posean más de 100 acciones, tener por lo menos 1.1 millones de acciones que coticen en bolsa y que tengan un valor de mercado de al menos 40 millones de dólares” (Bob Haring, How Do Companies Get Listed on the New York Stock Exchange?). ¿Qué quiere decir esto para EPM? Que EPM tiene que hacer un proceso de privatización parcial o total para cotizar en NY.


¿EPM rumbo a Wall Street (WS)? Lo más notable de la crisis mundial de 2008 y que todavía persiste en sus efectos, ha sido cómo los especuladores financieros de WS -desregulado y liberalizado por Alan Greenspan, Larry Summers y Robert Rubin, durante el gobierno de Bill Clinton, bajo la inspiración de las fantasías  libertarias de Ayn Rand- condujeron la economía mundial al desastre con los derivados financieros y la complicidad de las agencias de calificación de riesgo. La actividad de WS es la especulación financiera, no canalizar fondos para inversiones de largo plazo.


En conclusión: Nada bueno para la ciudad y EPM puede esperarse de esta propuesta privatizadora.




Comentarios
1
Enoris
2016/07/25 06:39:54 pm
El formulario es muy complicado