Mundo deportivo

Putin intervenes in Olympic mess
Putin interviene en lío olímpico
23 de Julio de 2016


Vladimir Putin no desiste en su empeño para que los deportistas limpios puedan representar a Rusia en los Juegos de Río.


Foto: EFE 

Sede del Comité Olímpico Ruso.

Redacción EFE


El presidente ruso Vladimir Putin ordenó ayer crear una comisión independiente para luchar contra el dopaje en Rusia, en vísperas de que el Comité Olímpico Internacional (COI) decida sobre la presencia del equipo ruso en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.


El presidente ruso realizó ayer un último intento para evitar la catástrofe que supondría la exclusión de la delegación rusa de los Olímpicos, al crear una comisión independiente integrada por expertos rusos y extranjeros para la lucha contra el dopaje. “Su misión debe ser el estricto control sobre la efectiva realización del plan nacional de lucha contra el dopaje. La postura oficial de las autoridades rusas radica en que en el deporte no hay y no puede haber sitio para el dopaje. El deporte debe ser limpio”, dijo el presidente, quien eligió como candidato a encabezar esa comisión al decano del COI, el ruso Vitali Smirnov, miembro del máximo organismo olímpico desde 1971.


Putin se juega mucho con este desafío, ya que el líder ruso utilizó el deporte como herramienta de propaganda e instrumento para consolidar a la sociedad en torno al Kremlin y para devolver el orgullo a su país. Y lo consiguió, ya que, además de los éxitos deportivos, Rusia recibió contra todo pronóstico el derecho de organizar la Copa Mundial de fútbol en 2018.


El problema es que ganar a toda costa se convirtió en un arma de doble filo, ya que algunos funcionarios, entrenadores y deportistas se lo tomaron al pie de la letra y recurrieron al dopaje para devolver a Rusia a lo más alto del podio.


Según analistas críticos con el Kremlin, Putin es el primer responsable, ya que, además de inculcar el amor por el deporte, debió promover el respeto a las reglas de juego y a los valores éticos que promueven los Juegos Olímpicos.



Kremlin no pierde esperanza

Después del fallo emitido por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), en el que rechazó el recurso presentado por 67 atletas rusos contra el veto que les impuso la Federación Internacional de Atletismo, Rusia espera que el Comité Olímpico Internacional (COI) permita a los atletas rusos limpios de dopaje competir en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.


El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, declaró ayer que “en Moscú se considera que todos los deportistas que no han sido sorprendidos en el uso de dopaje o que no son sospechosos de ello deben tener derecho a participar en los Juegos”, dijo Peskov.


Además, agregó que el dictamen del TAS que dejó al atletismo ruso fuera de las justas en territorio brasileño por dopaje fue una noticia muy desagradable, porque la decisión se produjo en vísperas de las Olimpiadas. Sin embargo, seguirán las labores de defensa a los intereses legítimos de sus deportistas.