Economía

Commerce decelerates while industry keeps itself in positive (balance)
Comercio se desacelera mientras industria se mantiene en positivo
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
17 de Julio de 2016


La industria crece debido a la sustitución de importaciones, mientras el comercio se resiente por la inflación y la poca confianza de los consumidores, entre otros aspectos.


Foto: Archivo El Mundo 

Las ventas del subgrupo donde se ubican los teléfonos celulares y electrodomésticos cayeron 1,1 en mayo.

Las ventas del comercio al detal y de vehículos siguen mostrando su desaceleración al registrar una variación en mayo de -0,5% mientras que en el acumulado anual llegaron a 1,8%, caso contrario de la industria que sigue mostrando un desempeño positivo en el mes (4,5%) y en el acumulado (5,8%).


Según la información del Dane, las principales contribuciones negativas a la variación total de las ventas en lo que va de año  estuvieron a cargo de las líneas de repuestos, partes, accesorios y lubricantes para vehículos; alimentos (víveres en general) y bebidas no alcohólicas; prendas de vestir y textiles; combustibles para vehículos automotores, entre otros. En contraste la línea de vehículos automotores y motocicletas tuvieron un comportamiento negativo.


Por el lado de la producción industrial, de las 39 actividades industriales representadas por la muestra, un total de 26 registraron variaciones positivas en su producción real en el lapso enero-mayo, sumando 6,8 puntos porcentuales a la variación; mientras que los trece subsectores restantes tuvieron variaciones negativas, que en conjunto restaron un punto porcentual a la variación total.


Vale la pena mencionar que aunque el resultado acumulado en los cinco primeros meses del año es positivo, las ventas del sector acumulan una expansión de 1,8%, por debajo de lo observado en el mismo periodo del 2015 (3,03%). Caso contrario es el de la manufactura que entre enero y mayo de 2016 tuvo una variación de 5,8% en comparación con el mismo periodo de 2015, que fue -1,7%.


Hablan los analistas


En opinión del equipo de análisis de Bancolombia el resultado mixto de estas cifras los lleva a pensar que se pueda estar en la antesala de una desaceleración del comercio y la industria para lo que resta del año, debido a distintos factores. 


“Entre ellos se destaca la desaceleración de la demanda interna, las altas lecturas de inflación, el incremento del costo del financiamiento y el bajo optimismo de los consumidores”, indican los analistas. Como contrapeso a todo ello está la cotización del dólar, cuyos altos niveles favorecen a la industria. Sin embargo, consideran que hay que tener en cuenta que en lo que va del año el peso se ha apreciado en términos reales frente a las principales monedas.


Por lo anterior, es previsible que en los meses siguientes el ritmo de expansión anual del comercio siga siendo menor que el observado en 2015, mientras que en la industria la recuperación podría mantenerse por la sustitución de importaciones. 


Por su parte, el equipo de economistas de Credicorp Capital coincide con Bancolombia en lo relativo a las ventas al detal. Pero sobre la producción industrial señalan que continúan esperando que este sector lidere la actividad económica en el año, lo que se explicaría por la reapertura de Reficar y la tasa de cambio más favorable, que coincidiría con el comportamiento del PIB observado en el primer trimestre de 2016, cuando la industria creció 5,3%, mientras la economía lo hizo 2,5%.



Carros, en negativo

Durante los cinco primeros meses de 2016, las ensambladoras y las importadoras directas de vehículos presentaron reducción en unidades vendidas en las cuatro categorías investigadas por el Dane, para un promedio de -5.9%. Las mayores contribuciones negativas se registraron en la venta de automóviles particulares (-3%) y vehículos de transporte público (-1,5%).




Trabajadores apenas aumentan

Según la Encuesta Mensual Manufacturera del Dane, en lo corrido del año hasta mayo 2016, el personal ocupado por la industria manufacturera presentó una variación de 1,3% frente al año 2015 cuando presentó la misma variación. 


De acuerdo con el tipo de vinculación, tanto el personal vinculado a término indefinido como el personal contratado a término fijo presentaron variaciones de 1,3%, respectivamente. Según área funcional, el personal vinculado con los procesos de producción en la industria creció 1,4% y el vinculado a labores administrativas y de ventas creció 1%.