Columnistas

Briceño siembra esperanzas
Autor: Jaime A. Fajardo Landaeta
10 de Julio de 2016


A la vocinglería de los desinformadores de turno acerca de las negociaciones de paz se oponen hechos concretos, plasmados en anuncios como el del fin del conflicto armado.

A la vocinglería de los desinformadores de turno acerca de las negociaciones de paz se oponen hechos concretos, plasmados en anuncios como el del fin del conflicto armado, al igual que otro tangible y que toca directamente con Antioquia: la sustitución de cultivos de uso ilícito en su territorio. Según acuerdo firmado por los jefes de las delegaciones del Gobierno Nacional y de las Farc EP, se comienza a concretar el denominado “Acuerdo para poner en marcha un esfuerzo conjunto de sustitución voluntaria de cultivos de uso ilícito en el municipio de Briceño, Antioquia”.


El desarrollo de este acuerdo ratifica el compromiso de las partes de encontrar una solución definitiva al problema. Se trata de un plan piloto que tendrá consecuencias internacionales y será coordinado por la oficina de Eduardo Díaz, de la Presidencia de la República. La Gobernación de Antioquia, por medio de la Secretaría de Gobierno y su dirección de DD y DIH, acompañará el proceso que da continuidad al plan piloto de desminado que allí se cumple.


En ese territorio confluyen grupos y actividades generadoras de riesgo: presencia de las guerrillas de las Farc, al igual que de integrantes de la bacrim Clan del Golfo, cultivos ilícitos y minería ilegal. Se habla de miles hectáreas sembradas de coca: 30 % de dicho Clan, 70 % de la guerrilla.


El municipio de Briceño ha sido escenario de procesos de desminado militar. Con cerca de 7600 habitantes, registra 51 víctimas por MAP (afectación por mina antipersonal) y Muse (municiones sin explotar), entre los años 1990 y 2015 (41 heridos y 10 muertos). Entre 2012 y 2015 fue priorizado por la mencionada dirección de Derechos Humanos para fortalecer su capacidad técnica y operativa en la implementación de la Política Pública de Atención a Víctimas. Se cumplieron diversas acciones de asesoría y asistencia técnicas en aspectos referidos a ley de víctimas y restitución de tierras, asesoría para adopción de planes de prevención, atención, asistencia y reparación integral a víctimas; fortalecimiento de la Mesa Municipal de Participación de Víctimas; acción integral contra minas con énfasis en educación en el riesgo de minas y comportamientos seguros, entre otras actividades.


El próximo paso en este sentido es prestar apoyo logístico y de seguridad a una comisión de las Farc que llegará al municipio para iniciar las tareas de sustitución de cultivos ilícitos, en concordancia con lo previsto en el acuerdo que estamos reseñando.


La persistencia de problemas de orden público llevó recientemente al gobierno departamental a adelantar algunas actividades en esa localidad. Se destaca su compromiso con el proceso de desminado ya que, según la alcaldía, 18 veredas tienen presencia de MAP, Muse y Artefactos Explosivos Improvisados (AEI). Se gestionaron recursos para la generación de proyecto productivos de corto, mediano y largo alcance para la erradicación y sustitución de cultivos ilícitos. Además, se han priorizado proyectos en los sectores de desarrollo económico, seguridad alimentaria, salud, educación e infraestructura y deportes.


Briceño será para Antioquia otro laboratorio de paz, al tenor del nuevo aire que respira Colombia, luego del alborozado anuncio del fin del conflicto y el Gobernador Luis Pérez Gutiérrez le coloca todo el empeño para que ello sea algo grande para Colombia.