Mundo deportivo

The fastest among the brave ones
El más veloz entre los valientes
8 de Julio de 2016


Julián Vinasco llegó a la meta con un tiempo de 8 horas, 23 minutos y 18 segundos. Una marca difícil de superar.


Foto: Bladimir Venencia 

Julián quiere seguir explorando este tipo de carreras. Piensa que puede ser en la que consiga sus mayores satisfacciones. 

Cristina Pérez Uribe


En una noche pasada por lluvia, en la que las luces de las linternas frontales se opacaron y la penumbra fue protagonista, Julián Vinasco fue el primero de los 45 participantes, en cruzar la meta de la segunda Ultramaratón Nocturna (81 km). 


Ocho horas y media antes, este ingeniero de sistemas se encontraba en la calle Colombia listo para partir hacia el municipio de La Pintada. Acompañado de bebidas isotónicas, panela, miel, uvas pasas y papas cocidas, emprendió una carrera de largo aliento, en la que su único objetivo era disfrutar y terminar sin importar el tiempo que le tomara.


Era la primera ultramaratón de su vida, siempre había corrido 5 kilómetros, 10 km, máximo 20 km, pero nunca había participado en una de tales dimensiones. Por su cabeza empezaron a pasearse los recuerdos de sus entrenamientos. Esas largas rutas recorridas, las horas invertidas para documentarse y entender las dinámicas de la competencia y tal vez lo más importante, su preparación mental, esa que le hizo vencer el límite de nunca haber corrido más de una media maratón.


Fueron pasando las horas, los minutos, los segundos. Ya había dejado atrás, Envigado, Sabaneta y la variante de Caldas. A las 9:30 p.m. se largó un aguacero que no dejó terminar a la mitad de los participantes, pero a él poco le importó; el risaraldense siguió enfocado en el ascenso hacia el alto de Minas. Con mucha calma subió a seis u ocho minutos por kilómetro.


Una vez coronada la cumbre, fue consciente de que allí apenas comenzaba su carrera. Su parte física ya estaba fatigada y el cansancio ya se hacía notar. Era ahí donde tenía que sacar a relucir su entrenamiento mental, y lo logró. Su descenso hasta el municipio a orillas del río Cauca, lo hizo entre cuatro y cinco minutos por kilómetro. 


Estaba cumpliendo todo lo planeado, hasta que llegó el tramo más difícil de su travesía. Cuando pasaba por Santa Bárbara sintió un dolor abdominal después de comer algo de panela, uvas e hidratarse. Sabía que su única opción era regular el paso para que esa molestia fuera pasando, y así fue, pues en lo único que pensaba era en seguir disfrutando del recorrido.


El reloj marcaba las 2:30 a.m., hora en que Julián cruzó el sitio de meta. Iba tan concentrado, que pensó que eran las 4:30 a.m. y sólo fue consciente de la hora y el tiempo que había realizado, cuando vio que era el único competidor en la línea de llegada. Fue ahí entonces cuando entendió que: “Si puedes correr un minuto, puedes correr una maratón y que si puedes con una maratón eres capaz con una ultramaratón”, afirmó el más veloz de los 45 valientes que el pasado sábado salieron de Medellín hacia La Pintada, con 81 kilómetros como meta.



Top tres Ultramaratones

Las ultramaratones o también conocidas como ultrafondo, son carreras de más de 42 kilómetros de distancia. A continuación el Top tres de estas competiciones en el plano internacional.


Spartathlon: es una competencia de 246 kilómetros entre las ciudades griegas de Atenas y Esparta. Por su dureza, los corredores tienen que cumplir ciertos requisitos, como por ejemplo haber acabado una carrera de 100 (km).


Ultra Trail du Mont-Blanc: también llamada Utmb, es una carrera de montaña que tiene lugar una vez al año en los Alpes, atravesando Francia, Italia y Suiza. Con una distancia de 166 kilómetros y un desnivel acumulado de 9.400 metros.


The North Face Transgrancanaria: se realiza en la isla de Gran Canaria, desde el año 2003. Los participantes deben cruzar la isla, a lo largo de 123 kilómetros, con un desnivel acumulado de 8.400 metros y un límite de 30 horas.