Política

Liliana Rendón threw in the towel
Liliana Rendón tiró la toalla
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
8 de Junio de 2016


En su carta de renuncia la exfuncionaria atribuye su decisión a situaciones familiares, en los mentideros políticos no faltan las suspicacias, mientras la dirigente guarda prudente silencio.


Foto: EFE 

Hasta ayer trabajó en el despacho de Participación Ciudadana, Liliana Rendón.

Tan sorpresiva como su designación en enero en el Gabinete del gobernador Luis Pérez Gutiérrez, fue ayer la renuncia de Liliana Rendón Roldán a su cargo de secretaria de Participación Ciudadana del Departamento, sólo seis meses después de asumir esta posición.


Esta dimisión ocurre una semana después que la familia Rendón Roldán fuera inesperadamente golpeada por la muerte repentina de Luz Mila Rendón, la hermana mayor de Liliana Rendón, acontecimiento que la afectó profundamente y que es el motivo principal que expone, para su alejamiento del Gobierno Departamental, en su carta de dimisión ante el mandatario seccional.


Precisamente en su misiva de renuncia, radicada en el sistema interno de la Gobernación, la ya exfuncionaria señala que “ahora no quiero ser inferior a los propósitos de esta Administración ni a las expectativas de alcaldes, concejales, primeras damas, Juntas de Acción Comunal y comunidad en general, pero con el lamentable fallecimiento de mi hermana Luz Mila, quien no sólo era mi mano derecha para los asuntos personales sino el soporte de mis padres, en consecuencia hoy necesito más que nunca estar con ellos, es mi prioridad, por lo tanto debo renunciar a partir de la fecha (ayer) al cargo de Secretaría de Despacho para el que usted tuvo a bien nombrarme”.


El último año ha sido de muy fuertes situaciones y emociones para la exconcejala de Medellín, exrepresentante a la Cámara, exsenadora y exprecandidata a la Gobernación.


Primero renunció a su curul de senadora por el Partido Conservador para cambiar de partido y aspirar a la Gobernación de Antioquia por el naciente Centro Democrático del expresidente Álvaro Uribe Vélez.


Desde enero de 2015 inscribió su opción electoral y participó activamente en el proceso de escogencia del candidato a la Gobernación del uribismo, para lo cual participó en una serie de actividades como foros regionales y programáticos, y en una encuesta interna, en la que salió triunfante ampliamente sobre su más cercano contrincante, el exdiputado Andrés Guerra.


Pero esa candidatura se fue complicando por extrañas situaciones aún no aclaradas y conocidas dentro del Centro Democrático en Antioquia y fue así como su aspiración comenzó a recibir fuertes presiones en contra hasta que la desgastaron y asfixiaron, y optó por declinar y renunciar al Centro Democrático.


Lo único que ha trascendido es que su aspiración la bloqueó una serie de maniobras entre el fajardismo, el uribismo y un sector del empresariado aglutinado en el GEA. La propuesta era que el uribismo no sacara candidato a la Gobernación y los fajardistas no tuvieran candidato a la Alcaldía de Medellín, lo que al final no funcionó, pero sí la campaña contra Rendón Roldán, sicóloga de profesión.


Su actividad política también se vio afectada al no lograr la curul de concejal de Medellín su hermano John Fredy Rendón.


En el Gabinete


El 2015 concluyó para Liliana Rendón muy alejada de los vericuetos políticos, pero ese año despuntó para ella con nuevos aires al figurar su nombre dentro del Gabinete del Gobernador de Antioquia y jurar como secretaria de Participación Ciudadana.


Este cargo lo venía desempeñando con entusiasmo y de esa forma asumió las elecciones nacionales de Juntas de Acción Comunal de abril para el caso de Antioquia, que fueron un gran éxito en el departamento por su convocatoria y resultados.


Pero el destino le iba a deparar otro fuerte sinsabor cuando hace una semana recibió la infausta noticia del inesperado deceso de su hermana Luz Mila, a quien un fulminante infarto la sorprendió en el municipio vallecaucano de Caicedonia, a donde viajó en compañía de su esposo e hijo, para atender compromisos familiares.


Este fallecimiento afectó mucho a Liliana Rendón, pues eran dos hermanas muy unidas y Luz Mila le maneja todos los asuntos personales y era pieza clave en su actividad política, sobre todo en las campañas en las que participó desde que comenzó su activismo electoral desde el año 2000, hace 16 años.


Sin embargo, en la picaresca política alrededor de La Alpujarra se interpreta con mucha suspicacia la baja de Liliana Rendón.


Se especula por un lado que la falta de recursos en la Secretaría es uno de los motivos que llevaron a la dirigente política a tirar la toalla, por las limitaciones para desarrollar los planes y programas. Y por otro a que no tenía capacidad de maniobra para designar a sus más cercanos colaboradores.


Y no faltó ayer quien dijera que allí se sentía más una presidente de una Acción Comunal, que una verdadera secretaria de Despacho.


Como no es un misterio para nadie, la meta política de Rendón Roldán es ser candidata a la Gobernación de Antioquia y en ello seguirá concentrada.


Con esta es la tercera gran novedad que ocurre en el Gabinete de Luis Pérez. La primera fue la renuncia del exalcalde de La Estrella, Juan Diego Echavarría, como gerente de Municipios, luego una rotación en Productividad y Competitividad y ahora la salida de Liliana Rendón.



Sentido fallecimiento

De otra parte, ayer el Concejo de Bello lamentó el fallecimiento de la destacada dama María Inés Pérez de Ortega y expresó sus condolencias y solidaridad a sus familiares, al Partido Conservador y a la Cooperativa Lechera de Antioquia, Colanta.


La señora Pérez de Ortega fue la esposa del dirigente conservador bellanita Alonso Ortega Ortega y madre de la abogada Daniela Ortega Pérez, quienes fueron concejales en el Cabildo de Bello. Además Alonso Ortega fue presidente de esa corporación.


También estuvo vinculada durante más de 30 años a Colanta, cooperativa a la cual llegó como auxiliar contable, aprovechó para cursar sus estudios de Derecho hasta graduarse de abogada y allí se desempeñaba como jefe de Gestión Humana. En este cargo prestó servicios muy solidarios y humanos a la población de Bello.


El Partido Conservador pierde una entusiasta y ferviente militante, porque se destacó permanentemente en todas las campañas políticas en favor de esta colectividad y del equipo que siempre ha liderado su jefe Jenaro Pérez Gutiérrez.