Columnistas


Tareas municipales en relaci髇 con el servicio de aseo
Autor: Carlos Alberto Atehortua R韔s
6 de Mayo de 2016


En buena hora municipios como el de Medell韓 han decido tener una dependencia dedicada exclusivamente a garantizar la adecuada prestaci髇 de los servicios p鷅licos domiciliarios, pues el solo reto que se le impone de organizar en forma adecuada.

En buena hora municipios como el de Medellín han decido tener una dependencia dedicada exclusivamente a garantizar la adecuada prestación de los servicios públicos domiciliarios, pues el solo reto que se le impone de organizar en forma adecuada la prestación del servicio de aseo constituye una tarea que demanda el mayor interés de las autoridades Municipales.


La labor de los Municipios implica tener una visión integral del tema, pues será necesario acoger la doctrina constitucional, contenida entre otras en las sentencias T-724-03, T-291-09 y T-387-12 y además, diferentes normas tanto nacionales como locales, que van desde la ley 1259 de 2008, sobre comparendo ambiental, el Decreto 1077 de 2015, que contiene el reglamento de prestación del servicio de aseo, la Resolución CRA 720 de 2015 que regula el régimen tarifario, hasta las normas locales por las cuales de adoptan los planes de gestión integral de residuos sólidos y se determina el esquema de prestación del servicio.


Con la entrada en vigencia plena del nuevo régimen tarifario del servicio de aseo y su actividad complementaria de aprovechamiento, se deben dinamizar las actividades que en la actualidad realizan los municipios alrededor de la prestación de este tipo de servicios, pues son muchas las tareas que se derivan de la aplicación de los Decretos 2981 de 2013 y 596 de 2016.


En primer lugar debe iniciarse una labor muy amplia de ilustración de los usuarios, pues a partir del pasado 1º de abril, las empresas de aseo les trasladarán el cobro del corte de césped, la poda de árboles, el lavado de vías, la limpieza de playas y riveras y la colocación de cestas en lugares públicos, que son actividades que antes debían asumir los municipios;  además,  a partir de esa fecha las empresas deberán hacer cobro separado de la actividad de aprovechamiento, lo que permitirá remunerar en forma equitativa a los recicladores que se dedican a esa tarea. 


En segundo lugar, los municipios deben ponerse al día en la revisión de sus actuales planes de gestión de residuos sólidos, pues deben tener en cuenta que la adecuada aplicación del nuevo régimen tarifario y la adopción de acciones afirmativas a favor de los recicladores, dependen de la formulación, actualización y aplicación del Pgirs. 


En tercer lugar, los municipios deben adoptar un ruta crítica de aplicación inmediata, que les haga posible remunerar los recicladores, para ello es necesario que prioricen dentro de sus tareas, (i) la formalización de las actuales organizaciones de recicladores, para lo que podrán acudir a cualquiera de las modalidades previstas en la Ley 142, en especial a las formas de organización solidaria; (ii) garantizar el funcionamiento de todos los componentes en la prestación del servicio y por ello la formalización de las Estaciones de Clasificación y aprovechamiento “ECA” es una tarea fundamental; y,  (iii) el Municipio debe ser el vínculo de interlocución entre los prestadores del servicio de aseo y los de la actividad de aprovechamiento, y de ellos con la Superintendencia de Servicios Públicos,  pues del funcionamiento del sistema de información SUI depende en gran medida la puesta en marcha de todo el sistema.


Además de las tareas descritas,  los Municipios deben verificar el impacto que se genera por la nueva reglamentación sectorial en el funcionamiento de los fondos de solidaridad y distribución de ingresos, pues estos deben de tener en cuenta los nuevos factores que afectan las tarifas, además deben verificar el cumplimiento adecuado de las normas de planeación, urbanismo y protección del espacio público, como también, promover que los usuarios realicen la clasificación en la fuente del material reciclable y reciban incentivos regulatorios a que tienen derecho.  


Ojalá los municipios del país entiendan claramente los retos y responsabilidades que se les ha impuesto estas materias y que todos, en especial los recicladores como población vulnerable, seamos beneficiaros del nuevo esquema del servicio.


* Docente y asesor.