Columnistas

¿Qué huella on line estás dejando?
Autor: Miguel Jaramillo Luján
4 de Mayo de 2016


A menudo las personas publican cualquier cantidad de contenidos en redes sociales, páginas web e incluso programas chat de Smartphone sin ser conscientes de que borrar un perfil, archivos o contenidos publicados, no es sinónimo de la huella digital.

migueljaramillolujan@gmail.com


A menudo las personas publican cualquier cantidad de contenidos en redes sociales, páginas web e incluso programas chat de Smartphone sin ser conscientes de que borrar un perfil, archivos o contenidos publicados, no es sinónimo de la huella digital que deja ese contenido, que hoy constituye un elemento de construcción de imagen y reputación.  


El prestigio o el afecto que tienen  los cibernautas en relación con una persona,  institución, organización o causa se mide desde la huella digital y se establece bajo juicios que hace el cerebro en asociación positiva o negativa a partir de los elementos cuantitativos o cualitativos diseminados por usted a su alrededor a partir de sus actuaciones, decisiones, imágenes, palabras o textos diseminados en la vida cotidiana virtual.


En materia de liderazgo es importante hacer un monitoreo on line para conocer la huella y sus secuelas reputacionales, antes de  tomar decisiones. No se trata de la marca, pues la huella recoge es la respuesta de las personas que nos rodean como públicos de interés, frente a las manifestaciones que hemos realizado; pero que a la hora de tomar decisiones es importante medir para lograr el objetivo de persuasión y que nuestro propósito pueda concretarse de manera satisfactoria y con la menor oposición posible.


Hoy son las redes sociales, blogs y algunos medios digitales con soporte físico que tienen alto impacto; los principales portadores de texto con información relevante que usted debe dimensionar. No es lo mismo un trino del presidente Barack Obama en contra o a favor de una persona o una institución que una primera página de un diario local o nacional; ni es lo mismo un insulto que usted recibe de una persona con 100 seguidores en Facebook que una crítica que le hacen en el espacio radial de más audiencia en su país. El medio es el mensaje como decía Marshall Macluhan y cada evidencia de la huella on line hay que interpretarla, medirla y evaluar si merece una respuesta o no.


Lo que sí resulta inadmisible bajo toda circunstancia es la censura o persecución de los medios o periodistas que por algún motivo hacen alguna referencia a un líder político, religioso, empresarial, comunitario o de alguna rama del ejercicio público. Mejor evalúe el impacto y trabaje de manera estratégica su comunicación para que pueda sopesar viejas huellas on line que sean desfavorables a su reputación. 


Hoy la gran mayoría de los reclutadores laborales tienen dentro de sus acciones de captación de prospectos, la revisión de las redes sociales y particularmente de la huella digital que ha dejado una persona; por eso es importante decidirse a construir una nueva imagen y una nueva reputación on line con el apoyo de expertos, para evitar que estos factores no traigan problemas para usted o la organización de representa hacia el futuro en los proyectos que se ha trazado.