Palabra y obra

”The main challenge will be to take culture to the rural sector”
“El principal reto será llevar cultura a la ruralidad”
Autor: Daniel Grajales
8 de Abril de 2016


Laura Marulanda Tobón, nueva directora del Instituto de Cultura de Antioquia, habla de sus retos y responde a las críticas a su nombramiento.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Laura Marulanda Tobón participó el pasado miércoles de su primera actividad como directora del Instituto de Cultura de Antioquia, la apertura de la exposición Minería, en la sede de la entidad.

Laura Marulanda Tobón, directora del Instituto de Cultura de Antioquia, quien fue nombrada hace unos días por el gobernador Luis Pérez Gutiérrez, relató que está leyendo actualmente “El mundo de afuera de Jorge Franco, esa historia hermosa que nos relata la vida íntima de Diego Echavarría, la magia de su casa, el hoy Museo El Castillo, el mundo de ensueño de su hija; pero también la dureza de nuestra historia social y política”. También dijo que le gusta “ir a conciertos, así no sea experta en autores y orquestas”.


Para ella, la cultura está en todo, no solamente se trata de las artes.


“La cultura está presente en el ir a misa, cuando uno se sube a un bus, cuando conversa con la familia, cuando camina por la calle, todos la vivimos, por eso creo que se necesitan ganas de aportarle a la cultura, más que ser un experto”, relató la abogada de la Universidad de Medellín, con una especialización en Derecho Administrativo, otra en Gerencia Pública, y maestría en Administración.


Marulanda Tobón, quien ha ejercido como secretaria de la Contraloría de Medellín y ha trabajado para la Contraloría de Antioquia, fue contralora delegada para la gestión pública y las entidades financieras de la Contraloría General de la Nación y auditora general de la República de Colombia, entre otros cargos, habló con Palabra&Obra.


Al conocerse la noticia de su nombramiento, a través de redes sociales, los ciudadanos criticaron que usted no viene del sector cultural, ¿qué tiene que decir al respecto?


Efectivamente, yo no he trabajado con el sector cultural más allá de lo que hace uno cuando trabaja en los órganos de control, labor que es transversal a todas las áreas del conocimiento, pero yo soy una gerente pública y la cultura gerencia recursos públicos. 


Eso es lo que buscaba el señor Gobernador, una persona que efectivamente supiera administrar recursos públicos con transparencia, con idoneidad, con independencia. A mí no me vincula ningún grupo político, yo lo hago con mi hoja de vida y con mi trayectoria, lo hago para garantizar que a la cultura, en todos los rincones de Antioquia, en todas las veredas, reciban los recursos de forma eficaz, eficiente y oportuna.


Voy a estar acompañada de expertos, es mi compromiso acompañarme bien, hacerlo bien, para que esta gestión sea transparente, eficiente, que promovamos todas las áreas de la cultura en cada municipio de Antioquia.


Sin embargo, aclaro que sí soy una mujer sensible a las artes, es que la cultura no solamente es para los expertos, está relacionada con todos los aspectos de la vida humana, está en todas las áreas del conocimiento. 


No soy una gerente de puertas cerradas, y no voy a ser una directora del Instituto de Cultura con las citas cerradas. Es que no se trata de que me pidan citas, aquí estoy, podemos conversar. 


Quiero trabajar con los que están de acuerdo conmigo y con los que no. Aquellos que no están de acuerdo son a quienes más necesitamos, quiero escucharlos, porque debemos saber cuáles son los puntos para mejorar. 


El sector tiene temor con que no haya continuidad de los proyectos culturales de la Administración pasada, ¿cuál es su posición en este aspecto?


 La línea del señor Gobernador no es poner retrovisor, y en eso conversa muy bien con la línea que yo he seguido en todas las entidades que he gerenciado: lo bueno lo fortalecemos, lo malo lo modificamos o lo cambiamos; porque las instituciones no se inventan con mi llegada, la cultura en el departamento de Antioquia no se inventa con mi nombramiento, tiene una historia grande.


Claro que vamos a evaluar todo lo que se está haciendo, va a continuar lo que sirve y vamos a retomar lo que se ha olvidado.


¿Cuáles serán los retos principales de su gestión?


El reto principal que me voy a poner es ir a la ruralidad. 


El Gobernador quiere que no nos quedemos en las cabeceras, porque, por lo general, los grandes programas llegan a las cabeceras municipales, entonces vamos a trabajar para que las escuelas rurales se conviertan en centros culturales, en lugares de encuentro desde la cultura, en conversación con la educación. 


Lo dejaron muy pobre presupuestalmente. Está en $22.000 millones, lo que, desde mi perspectiva, es un presupuesto muy bajo para un departamento tan pluriétnico y multicultural como Antioquia, con todos los retos que tiene.


Yo no me voy a quedar con ese aforo de $22.000 millones que me entregan como presupuesto inicial. Voy a trabajar desde mi experiencia para que la cifra crezca.


Entonces, vamos a estudiar la posibilidad de crear la estampilla procultura. Vamos a salir a gestionar con el Ministerio de Cultura, el de Educación, el del Medio Ambiente, el de la Tecnología, pero también a apalancar proyectos internacionales.


En dos semanas voy a presentarle al Gobernador un proyecto de ordenanza que cree la estampilla pro cultura. No sé por qué aquí han tenido cierto temor de hacerlo, porque están las facultades legales para promoverlo y con ello se aliviarían mucho las finanzas del Instituto de Cultura.