Mundo deportivo

Athletes await normality for training
Deportistas esperan normalidad para entrenar
Autor: Juan Felipe Zuleta Valencia
6 de Abril de 2016


Los deportistas de alta competencia que entrenan para sus diferentes compromisos en los escenarios del Inder, los cuales han presentado restricciones de uso en horas de la mañana, esperan retornar posiblemente hoy al horario mañanero.


Foto: EL MUNDO 

Muriel Coneo, atleta antioqueña clasificada a Río 2016.

Mucho antes de que amanezca, en la Unidad Deportiva Atanasio Girardot ya hay normalmente un hormigueo de personas trotando, montando bicicleta o preparándose para hacer cualquier otra actividad deportiva. Muchos son deportistas ocasionales o amateur, pero a esa misma hora, también muchos atletas profesionales o de alta competencia se preparan para comenzar su mañana de entrenamiento, justo cuando los primeros claros de azul se distinguen en el cielo. Sin embargo, por estos días en Medellín, donde una  bruma de contaminación anda posada sobre el cielo y  sus montañas, los deportistas han tenido que cambiar su rutina mañanera, pues el Inder -acogiéndose a las decisiones tomadas desde la Administración Municipal- optó por cerrar buena parte de los escenarios deportivos hasta las 11 de la mañana.


Desde luego la culpa no es del Inder ni de nadie, así lo deja ver Muriel Coneo, atleta olímpica que entrena habitualmente en la cancha de atletismo. “Debimos cambiar los horarios de entrenamiento, entonces por la mañana estamos entrenando cada uno por su cuenta y por la tarde estamos yendo a la pista de 4 a 6 de la tarde”. El cambio que debió asumir Muriel en su rutina es el mismo que en general debieron adoptar otros atletas. Por ahora, dice la experimentada corredora, la modificación de los horarios no afecta su desempeño. “Yo por ejemplo estoy entrenando en la mañana por mi casa, y en la tarde hago el entrenamiento duro en la pista”, cuenta Coneo.


Por supuesto estas modificaciones de horarios no están exentas de inconvenientes para los deportistas, Muriel comenta que debido a la reducción del horario, en la tarde se presenta mucho tráfico en la pista pues coinciden atletas, árbitros y muchachos de las ligas. Aunque, dice ella, los deportistas se la han tomado con calma, pues esperan que todo sea transitorio.


Desde el Inder y la Administración también esperan que todo se solucione prontamente. Medellín en sus días de crisis registró 160 microgramos de contaminación, lo cual no dice mucho para las personas de a pie. Pero las imágenes que muestran el cambio brumoso de la mañana del jueves pasado y la mañana ligeramente despejada del día lunes (después de cumplirse el domingo el día sin carro y sin moto) quizá sí convenzan a la ciudadanía de los esfuerzos que hay que hacer entre todos. 


En eso los deportistas de la ciudad han mostrado gran aplomo, pues aunque muchos se han ajustado a la coyuntura sin manifestar mayores reparos, otros pueden estar sintiendo duramente el cambio de horario por estos días, como aquellos que necesiten ciertas condiciones especiales de  entrenamiento que no encuentran en cualquier parte, como los nadadores, por ejemplo. 


“Toca buscar alternativas y adaptarse”, dice Coneo, una actitud para replicar por parte de los ciudadanos, de manera que estos cambios sólo sean transitorios y no terminen por convertirse en obligación de una crisis permanente.