Mundo deportivo

Good start for Sevilla
Buen inicio para Sevilla
Autor: Merllyn Álvarez Hincapie
31 de Marzo de 2016


En las damas, la ganadora de la primera etapa fue Lorena Colmenares, de Boyacá Raza de Campeones, con un tiempo de 1:39:43. La mejor de la Liga de Antioquia fue Yolanda Valderrama, cuarta con el mismo tiempo de la líder.



Óscar Sevilla no se cansa de subir al podio en las carreras de ciclismo en Colombia. 

Cortesía Fabio Cárdenas

Categoría es lo que sigue mostrando el corredor Óscar Sevilla (EPM-Tigo-UNE) en las carreras en las que compite. El colombo-español se adjudicó la primera etapa de la Clásica de Anapoima, que se corrió ayer sobre 118 kilómetros entre la Inspección de San Antonio y Anapoima, convirtiéndose así en el primer líder e iniciando con pie derecho la defensa del título que ostenta actualmente.


Sevilla se impuso con autoridad en el embalaje final, venciendo al corredor Heiner Parra (Boyacá Raza de Campeones) y superando por 3 segundos a Wbeimar Gaviria, corredor sub-23 de la Liga de Antioquia.


La primera jornada de la edición número 18 de la tradicional Clásica de Anapoima estuvo marcada por una amplia participación de ciclistas y un recorrido que, aunque corto, estuvo lleno de emociones.


Varios intentos de fuga se vieron en la primera jornada, sin embargo el pelotón estuvo atento y reaccionó a cada lanzamiento, controlando muy bien y manteniendo al grupo compacto. 


El único intento que prosperó se dio en el retorno de Girardot, donde tres corredores lograron soltarse del pelotón. Pedro Torres (Ebsa), Giovanni Chacón (Mundial de Tornillos) y Jaime Ramírez (JB Ropa Deportiva) lograron tener una diferencia hasta de 1:30 sobre el lote. Después del paso por Tocaima se dio un corte de un grupo de 32 ciclistas, encabezado por Óscar Sevilla, pero a 20 kilómetros de la meta fueron alcanzados por el grupo principal. El ascenso al último premio de montaña del día se dio muy rápido y al final el colombo-español fue el mejor en el sprint que definió al primer líder de la carrera.


“Salimos a intentar ganar de nuevo esta carrera con el equipo, sea conmigo o con cualquiera de los muchachos, esta vez fui yo quien tuvo la oportunidad de subir al podio, pero es un triunfo de todos porque sin la ayuda del equipo no lo hubiera logrado. Fue una etapa corta, pero muy rápida, donde apareció el calor, la humedad, que siempre castiga demasiado, al final aproveché la velocidad, la experiencia y estoy muy contento con un nuevo triunfo para el equipo”, expresó Óscar Sevilla en diálogo con EL MUNDO.


La segunda etapa, considerada la reina, se disputará hoy entre Anapoima y el Salto del Tequendama, sobre 137 kilómetros de recorrido y con seis premios de montaña.


Sobre esta, el corredor opinó que “es una etapa muy dura, donde mucha gente jugará a hacer mucho daño, a intentar jugar sus cartas, unos a ganar la etapa, otros la montaña, será muy rápida, con ascensos difíciles. Será un día de muchos ataques, donde los corredores que están andando bien tratarán de aprovechar la oportunidad e intentarán desbancarnos”.