Mundo deportivo

Montoya repeated in St. Petersburg
Montoya repitió en San Petersburgo
Autor: Redacción EL MUNDO
14 de Marzo de 2016


La próxima válida de la IndyCar Series será el 2 de abril en el óvalo de Phoenix, que el año pasado no hizo parte del calendario.


Foto: EFE 

Juan Pablo Montoya inicia la temporada 2016 como líder de la IndyCar.

El colombiano Juan Pablo Montoya inició con pie derecho la temporada de la IndyCar, tras imponerse ayer en la primera válida de la categoría de monoplazas más importante de los Estados Unidos, el circuito callejero de San Petersburgo.


Un comienzo soñado para el equipo Penske en la celebración de su 50 aniversario, no sólo porque Montoya repitió el triunfo del año pasado, sino porque ubicó segundo a Simon Pagenaud y cuarto a Helio Castroneves.


Montoya, quien en 2015 perdió el título de la IndyCar en la última válida, en Sonoma, California, dominó la carrera desde la vuelta 64, de las 110 que se dan al circuito de 2.900 metros (1,8 millas).


Una victoria con autoridad, porque tras salir en el cuarto lugar fue imponiendo su talento y su clase a la hora de sortear cada instante de la prueba, especialmente en las últimas cuatro vueltas, cuando comunicó a su equipo que tenía problemas con su auto, en momentos en que lideraba con cinco segundos de ventaja sobre su compañero Pagenaud.


Al final Montoya mantuvo un margen de 2,3306 segundos para asegurar su victoria número quince en la Indy y la 179 para el equipo Penske.


“Fue un gran trabajo de equipo, todos nos apoyamos. Es bueno correr con el compañero de equipo, nos dimos espacio y por eso agradezco a todos”, dijo Montoya al confirmar que terminó la carrera “con los brazos de la dirección rotos”.


Pagenaud, quien con el segundo lugar consiguió su mejor posición en cuatro carreras, asumió la primera posición de partida y lideró las primeras 48 vueltas de la carrera.


Por su parte, el también colombiano Carlos Muñoz terminó octavo, una muy buena posición si se tiene en cuenta que en la vuelta 57 tocó la parte trasera del coche número quince de Graham Rahal (Rahal Letterman), provocando un estancamiento que motivó una de los dos banderas amarillas que aparecieron en la carrera. 


“Efectivamente el equipo me entregó un auto totalmente nuevo para la carrera y funcionó muy bien. La primera amarilla nos afectó la estrategia, cometí un error, fui muy agresivo  y entré un poco tarde  a la curva golpeando a Rahal. Perdí mucho tiempo y el auto sufrió algunos daños, recuperamos tiempo y logramos llegar al grupo.  Ahora tenemos que seguir trabajando en el auto pero estamos contentos con este Top10”, comentó Muñoz.


Por su parte, el actual campeón, Scott Dixon (Chip Ganassi), tuvo que conformase con el séptimo lugar.



Así va la IndyCar