Columnistas


La austeridad inteligente
Autor: Alfonso Monsalve Solórzano
14 de Febrero de 2016


Últimamente, tuvimos una muestra de la austeridad inteligente de la que habla el presidente Santos. Llevó a Washington dos aviones de las FAC repletos de lagartos colombianos -de la especie que se alimenta con mermelada- y a un grupo de bailarines.

Últimamente, tuvimos una muestra de la austeridad inteligente de la que habla el presidente Santos. Llevó a Washington dos aviones de las FAC repletos de lagartos colombianos -de la especie que se alimenta con mermelada- y a un grupo de bailarines de salsa (excelente, por cierto), para celebrar la muerte del Plan Colombia. 


La fiesta en la Casa Blanca fue por todo lo alto, porque Delirio -así se llama el ensamble, que combina salsa+ circo + más orquesta, según su slogan- produjo verdadero delirio entre los asistentes. Claro que hubo un pequeño detalle: según informan los medios, el 70% de los asistentes eran colombianos. Típico de la austeridad inteligente, cuyo cerebro en casa de Nariño pensó que le salía más barato al país llevar a ese gentío a la capital norteamericana que a la del Valle del Cauca, aunque, me imagino que Santos estaba estresado por la posibilidad de que algún invitado suyo hiciese el oso bebiendo whisky, se embriagase y terminara hablando un inglés con acento de Boston, el barrio de Medellín. Es que la agrupación suministraba la salsa y la orquesta, pero, está vez, el circo corría por cuenta del Gobierno. 


Podemos hablar, también, de las cortinas de Palacio, de las almendras para los visitantes, pero quiero -inspirado en artículos del doctor Jesús Vallejo Mejía y Rafael Uribe- citar al Diario del Otún (http://www.eldiario.com.co/seccion/OPINION/el-negocio-de-la-paz-mientras-los-colombianos-lloran-las-atrocidades-de-las-farc-los-amigos-de-santos-llenan-sus-bolsillos), para mostrar la austeridad inteligente del gobierno, ojo, sólo hasta julio del año pasado: 


El gobierno ha gastado, hasta diciembre de 2014, $113.645 millones en contratos para el proceso de paz; ha firmado 350 contratos para el proceso de paz de La Habana; en temas de paz, ha signado obligaciones por $4.855 millones, con “Fundaciones”; $10.360 millones en Medios y publicidad para la paz; en asesorías para la paz $7.068 millones; pagó a miembros de la Comisión Histórica y sus Víctimas $594’000.000;  contrató con Connecta S.A. por $1.264’400.000 para realizar encuestas sobre el proceso de paz; con Área Comunications S.A. por $759’243.961 para divulgar piezas de comunicación del proceso de paz; con Oportunidad Estratégica Ltda. $321’000.000 por un concepto sobre viabilidad del proceso de paz.


También contrató a J. Walter Thompson por $1.080’708.200 para estrategias de publicidad y mercadeo del proceso de paz; a la empresa del hermano del presidente Santos por $812’000.000 para estrategias digitales del proceso de paz; a medios de comunicación $3.130’855.377 por divulgar el proceso de La Habana; a RCN TV $860’029.703 por promociones del proceso de paz; ha pagado a Caracol TV $860’025.674 por promociones del proceso de paz; a revista Semana $1.092’800.000 para la “pedagogía para el postconflicto”; pagó $1.507’528.386 a Velnec S.A. para realizar “obras para la paz”;  a Etecsa de La Habana $2.393’313.450, por servicio de Internet y telecomunicaciones de Farc; a Aviatur $419,3 millones, por pasajes aéreos a La Habana; gasta $1.860’049.611 en transportes de la Fuerza Aérea a La Habana; pagó $968’982.882 por arriendo de una casa en La Habana, para hospedajes del proceso de paz.


Adicionalmente, pagó $1.421’803.500 a “Corporación” del exguerrillero León Valencia, para hablar del proceso de La Habana. (Nota mía: se refiere a Arcoíris); pagó $1.347’277.093 a “Fundación Ideas para la Paz”; para promover proceso de La Habana.; pagó $1.012’256.800 a Fundación García Márquez, para “seminarios a periodistas en cobertura del proceso de paz”; gasta $1.300 millones a través de “Cordepaz”, para “promover el proceso de paz...”. Despilfarro; Gobierno gasta $480,6 millones en un contrato con “Corpovisionarios” de Mockus, para apoyar “proceso de La Habana”; Federación de Cafeteros se gasta $42.048’383.518 en contratos “para la paz”, mientras los productores están en crisis”.


Hasta aquí el Diario del Otún. Quiero señalar que lo de Connecta es peor y retrata de cuerpo entero la afirmación del presidente de que él es el dueño de la chequera del presupuesto nacional: la consultora propiedad de Ángela Baena, esposa del ministro de minas y energía Tomás González, firmó, para el Fondo Especial para la Paz, del gobierno nacional, 2 contratos por $2.640 millones ($1.383 y $1.265). Y en el 2015, otros por $2.600 millones (http://caracol.com.co/radio/2016/01/18/nacional/1453154644_075501.html).


A las cifras dadas por el Diario del Otún, habrá que sumarles las del 2015 y lo que va corrido del 2016. No puedo dejar de citar unos contratos que no figuran en ese informe:


La Escuela para la democracia de la familia del asesinado Luis Carlos Galán, firmó contratos, entre los años 2012 y 2014, $114.000 millones de pesos con el gobierno Santos para realizar talleres de capacitación en las regiones del país. www.las2orillas.co).


Los contratos de la Fiscalía con Natalia Springer, no olvidemos, suman $4.276.000.00 y con el ministerio de vivienda: $1.339.000.000.


Ya podemos hacernos una idea de en qué consiste la austeridad inteligente. Con los precios del petróleo por el suelo, el dólar más alto que nunca, una inflación disparada, las otras exportaciones por el suelo, el Niño arruinando los ríos y la agricultura, las inundaciones de la Niña a la vista…Menos más que Santos es austero, e inteligente.