Mundo deportivo

Power facing hope
Poderío ante ilusión
29 de Enero de 2016


La estadounidense Serena Williams, número uno mundial y defensora del título, enfrentará a la alemana Angelique Kerber en la final del Abierto de Australia.


Foto: EFE 

La número uno del tenis mundial, Serena Williams, apuesta por su séptimo título en Australia.

Redacción-EFE


Para Serena Williams será su séptimo título en el Abierto de Australia y la posibilidad de igualar los 22 grandes logrados por la alemana Steffi Graf. Ninguna jugadora ha ganado más Grand Slam que ella en la era Open. Toda una proeza.


Para Angelique Kerber, séptima favorita, su primer título de Grand Slam en su primera final. Toda una ilusión.


Esa es la final del torneo oceánico, Serena-Kerber, quienes se verán en la madrugada de mañana sábado en la Rod Laver Arena del Melbourne Park (3:30 a.m.).


La menor de las Williams, número uno mundial y defensora del título, eliminó en semifinales a la polaca Agnieszka Radwanska, cuarta favorita, por 6-0 y 6-4, en poco más de una hora de juego. La tenista estadounidense, de 34 años, ha plasmado su poderío ganando las seis finales del Abierto de Australia que ha disputado -2003, 2005, 2007, 2009, 2010 y 2015-, por lo que lograr uno más sería también reservar un puesto especial en la historia del primer Grand Slam del año.


Kerber, a su vez, alcanzó la final al eliminar a la británica Johanna Konta en semifinales, por 7-5 y 6-2, en una hora y 22 minutos de partido.


La alemana ha jugado el Abierto de Australia en ocho ocasiones, y hasta ahora su mejor clasificación había sido los octavos de final en 2013 y 2014.


“Cuando juego a mi mejor nivel es difícil ganarme”, aseguró Serena Williams en rueda de prensa.


En su comparecencia ante los medios, la defensora del título indicó que es “fantástico” jugar una final después de “tanto tiempo alejada de la competición”.


Williams reapareció en Melbourne tras su eliminación, el pasado mes de septiembre, en las semifinales del Abierto de los Estados Unidos. “Necesitaba ese descanso”, explicó.



Djokovic eliminó a Federer

El serbio Novak Djokovic, número uno del mundo y defensor del título, volvió a brillar sobre el cemento azul del Rod Laver Arena para alcanzar la final del Abierto de Australia, tras derrotar al suizo Roger Federer en semifinales, 6-1, 6-2, 3-6 y 6-3, en dos horas y 20 minutos de partido.


“Todo me ha salido a la perfección, estaba muy concentrado”, reconoció a pie de pista el número uno del mundo.


El actual dominador del circuito masculino y el jugador con más Grand Slams -17- de la era Open se citaron por cuadragésima quinta vez desde 2006 para quebrar la igualdad que mantenían.


Quizás con más facilidades de las previstas avanzó Nole a la última ronda para buscar el título número 61 de su carrera. El número uno será favorito en la final de este domingo sea quien sea su oponente, entre el británico Andy Murray y el canadiense Milos Raonic.