Nacional

Colombians expressed dissatisfaction on the streets
Colombianos expresaron descontento en las calles
Autor: Daniela Ángel Madrid
25 de Enero de 2016


Representantes de los sectores populares protestaron en las principales ciudades del país por las actuales políticas económicas del Gobierno Nacional.


Foto: Jhon Alexander Chica Yara 

En Medellín, el recorrido comenzó en el Jardín Botánico y finalizó en el Parque de Las Luces.

Centenares de personas marcharon ayer en las principales ciudades del país para manifestarse en contra de las políticas económicas propuestas por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, como el aumento de un 7% en el salario mínimo de los colombianos y el posible incremento de un 3% en el Impuesto al Valor Agregado (IVA).


Santiago Valencia, uno de los coordinadores de la protesta en Medellín y estudiante de Ciencias Políticas de la Universidad de Antioquia, explicó que, además, dichas protestas representaron una oposición a “las últimas decisiones del Gobierno en relación con la venta de Isagen”, a “la permanencia del 4 x 1.000” y “al descuido de nuestros recursos naturales por parte del Estado”.


A esta movilización, cuya convocatoria fue a través de las redes sociales, se unieron también algunos gremios sindicales como el Sindicato de los Trabajadores de la Industria del Vidrio y afines en Colombia (Sintravidricol), los Trabajadores de la Industria Textil en Colombia (Sintratextil), la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC) y los docentes integrantes del movimiento Base Magisterial por el Rescate de Fecode.


Mónica Baena, miembro del Partido Socialista de los Trabajadores (PST), delegada del sindicato de la Asociación de Institutores de Antioquia (Adida) y dirigente de la Asociación Sindical de Educadores del Municipio de Medellín (Asdem), expresó que “como gremio nos adherimos a los estudiantes porque queremos unir fuerzas para decir que no es justo el sistema de vida que están padeciendo los colombianos”.


Baena enfatizó que los ciudadanos se reunieron con el fin de “programar poco a poco un paro escalonado y se espera que se vayan integrando otros gremios y se establezcan unas fechas de marcha durante el año”.


En Bogotá, los participantes se concentraron en la Plaza de Bolívar donde esperaron por aproximadamente dos horas y marcharon hasta la entrada principal de la Casa de Nariño, en la cual los docentes integrantes del movimiento Base Magisterial por el Rescato de Fecode reclamaron: “No más corrupción, ni mermeladas”.


En Bucaramanga, los dirigentes de la Unidad Sindical Obrera, manifestaron que “estamos en contra de la venta de lo público, como ocurrió con Isagén y lo que ahora se pretende hacer con Ecopetrol y ETB”.


En Cali, los ciudadanos protestaron en contra de tales políticas e iniciaron su marcha  alrededor de 5.000 personas de forma pacífica desde el Parque de Las Banderas hasta la Gobernación del Valle.


Otras ciudades que se unieron a la marcha fueron Barranquilla, Cartagena, Villavicencio, Ibagué, Ocaña, Tunja, Manizales, Armenia, Neiva y Yopal.



Índigenas

Miembros del Partido Socialista de los Trabajadores (PST) aseguraron que “las comunidades indígenas del país aprovecharon estas movilizaciones para reclamar la anulación” del proceso judicial que condenó a 16 años de prisión al dirigente indígena Feliciano Valencia, “una retaliación de Santos contra la protesta social en contravía de su discurso de paz y democracia”, añadieron.