Economía

Rising the VAT (value-added tax) would put a brake in one of the economy’s motors
Subir el IVA frenaría un motor de la economía
Autor: Duván Vásquez
29 de Diciembre de 2015


Se conoció que antes de la Navidad la comisión de expertos entregó al Gobierno el tercer documento sobre las recomendaciones para una Reforma Tributaria Estructural en Colombia. Sin embargo, no se han hecho públicas sus conclusiones.


Foto: Archivo El Mundo 

Los productos de la canasta familiar están exentos de IVA. 

Sin duda una de las inquietudes por estos días es que se haga un incremento de al menos dos puntos porcentuales al Impuesto al Valor Agregado (IVA) como una de las opciones para recaudar los más de $15 billones que tiene de hueco fiscal el Gobierno Nacional.


Es así que ese impuesto que hoy se paga en 16% pasaría a ser de 18%, de incluirse y aprobarse en la Reforma Tributaria Estructural que planea presentar el Ministerio de Hacienda y Crédito Público ante el Congreso de la República el próximo año.


En ese sentido, el economista Giovanni Montoya Aldawe, director de contenidos del Grupo Ágora, señaló que, ante el déficit tan alto que tiene proyectado, el Ejecutivo tiene que  buscar otras fuentes de financiación. Sin embargo, no debe aplicarse ese tipo de medidas teniendo en cuenta que “el consumo ha sido en los últimos meses uno de los pocos motores de la economía”.


Con un IVA en esos márgenes, y especialmente aplicados a bienes de la canasta familiar, según Montoya Aldawe, habrá un incremento de precios que va a hacer que los niveles de consumo bajen y que, por lo tanto, traiga un efecto negativo sobre el crecimiento de la economía del país en el corto plazo.


Y, aunque aumentar el IVA es funcional en la medida de que es un impuesto indirecto que es difícil de evadir, los pronósticos de recaudo no serán los mayores, debido a que si hay menor consumo, se reciben menores tributos por ese gravamen.


Por otro lado, al representante a la Cámara, Víctor Correa Vélez, quien desde meses atrás ha expresado su preocupación por este hecho, lo que más le preocupa es que se trunque el acceso de los más pobres a estos productos: “Es un crimen aumentar el IVA y gravar la canasta familiar en un país con tanta pobreza, donde más de 4,4 millones de personas padecen hambre, donde niños mueren de inanición en varias regiones. Este aumento se convertirá en una barrera más para acceder al alimento”.


Su reacción se debe a que, como se ha especulado desde hace más de tres años, en la modificación al IVA iría también un gravamen con este impuesto a algunos de los 420 productos de la canasta familiar, que hoy están excluidos del pago de ese tributo por considerarse bienes para satisfacer las necesidades básicas de los colombianos.


Por eso, Montoya Aldawe consideró que el Gobierno “debe apoyarse con medidas de eficiencia en el gasto, debe hacer algunos recortes en el gasto público, mayor eficiencia en la inversión y, por supuesto, una política de endeudamiento que sea bastante congruente con un pronóstico de bajo crecimiento y de alta devaluación como el que vamos a tener para el próximo año”.


La modificación al IVA se uniría a las propuestas de las pasadas dos entregas de la comisión de expertos, en las que recomienda estudiar un cobro de impuestos a las entidades sin ánimo de lucro, que hoy están exentas, y gravar los dividendos de las compañías.