Editorial


Las cuentas de Antioquia
29 de Diciembre de 2015


En 2011, Sergio Fajardo recibió de los antioqueños un inequívoco mandato otorgado con la esperanza de que recuperara la confianza en la Gobernación de Antioquia, impulsara una revolución educativa y consolidara transformaciones por la equidad.

1

En 2011, Sergio Fajardo recibió de los antioqueños un inequívoco mandato otorgado con la esperanza de que recuperara la confianza en la Gobernación de Antioquia, impulsara una revolución educativa y consolidara transformaciones por la equidad, la legalidad y la seguridad.  


Como lo hizo en Medellín, la huella más notoria del gobernador quedó en educación, especialmente por los visibles parques educativos que se proyectaron para ser construidos en ochenta municipios, quedando finalizados 62 y avanzados 16, mientras no se podrán construir los de Salgar, por la avalancha que concentró toda la inversión pública local en la recuperación de las viviendas y entornos, y Montebello, afectado por errores de contratación. A estas obras la complementan acciones por un sistema educativo de calidad como los 119 pactos firmados con igual número de alcaldías municipales, las 1.024 becas de maestría entregadas a educadores, las 14.000 becas para educación superior concedidas a estudiantes de las subregiones, así como los estímulos a través de las Olimpíadas del Conocimiento y los Premios Calidad de la educación. Estas acciones han reducido la deserción de 4,37% a 2,37%. Con el apoyo a la regionalización de la Universidad de Antioquia, se hizo de la educación el sueño común de los antioqueños.


Aunque dispersó esfuerzos en Maná y Buen Comienzo, la Gobernación demostró interés en la infancia. Gracias a la decisión de recuperar su carácter de programa integral para la promoción de la seguridad alimentaria, Maná volvió a ser modelo de gestión nutricional a través de los pilares de asistencia, promoción, educación y seguimiento, fortaleció la vinculación de los campesinos al proyecto y consiguió reducir la desnutrición crónica global en 37,5%. Buen Comienzo atendió 62.562 niños y niñas vulnerables en primera infancia, y 10.634 madres gestantes y lactantes de áreas urbanas y rurales de 120 municipios. La gestión por la salud y la equidad tuvo sólido complemento en el importante esfuerzo, en unión con el municipio de Medellín y Comfama, que es Savia Salud, EPS que atiende 1’200.000 afiliados en todas las subregiones antioqueñas.


La transformación física de Antioquia tiene otro mojón en las vías. Hoy, el 88% de la red vial secundaria del departamento se encuentra en buen estado, gracias a la intervención en 3.200 kilómetros de carreteras, y los municipios mejoraron la red terciaria gracias a apoyos técnicos y físicos. En la gestión de la infraestructura, la Gobernación fue co-impulsora de la construcción de los 4,1 kilómetros que permitieron concluir la conexión vial Guillermo Gaviria Correa; facilitó los acuerdos y procesos para diseñar y adjudicar las Autopistas para la Prosperidad, y fue decisiva para dar forma al acuerdo, los diseños y contratos del túnel Guillermo Gaviria Echeverri, en la zona del boquerón del Toyo, proyecto central en la conexión del occidente y el centro del país con el mar Caribe, el futuro puerto Antioquia, y Centroamérica.


El diálogo de la Gobernación, la Alcaldía y EPM fue decisivo para traer armonía y construir confianza en la construcción de la central Hidroituango, el mayor proyecto de generación de energía eléctrica que hoy tiene Colombia y esperanza para el sector en las próximas décadas. Esa central se transformó en fuente de esperanza para los doce municipios que reciben su influencia, y que en estos cuatro años recibieron las inversiones de ley, además de $200.000 millones en proyectos de desarrollo integral con los que dan un salto de veinte y más años en su progreso. La consolidación de la Central es el símbolo más visible de la recuperación del Idea, que saneó su cartera y consiguió la calificación AAA de Fitch Raitings, volviendo, pues, al lugar de respetabilidad en el sector financiero. El impulso al desarrollo económico del departamento tiene un capítulo especial en el esfuerzo por acompañar el mejoramiento y la transformación del sector cafetero, mediante la educación y apoyo a diez mil cafeteros que participan del programa de cafés especiales, que ya tiene reconocimiento internacional en buenos precios y premios de catadores, así como el proyecto de formación de nuevos cultivadores, que ha vinculado a tres mil jóvenes, reanimando así a uno de los sectores que han sido pilares del desarrollo económico y de la caracterización cultural del departamento.


Al fin de su mandato, la Gobernación deja pendientes de atención integral dos graves problemáticas que se encuentran intrínsecamente vinculadas. No obstante declaraciones, ha crecido la minería criminal, que tiene estrechas vinculaciones con la minería ilegal y ha pervertido la actividad tradicional como se demostró con la captura del alcalde de Buriticá, Carlos Mario Varela Ramírez, por favorecer actividades mineras del clan de los úsuga. Y, a consecuencia de esta, el narcotráfico y la extorsión, el crecimiento de homicidios en el Bajo Cauca, el Nordeste, el Suroeste y algunos municipios del Valle de Aburrá, situación que mantiene a Antioquia como segundo departamento en cantidad de homicidios anuales en país, con un registro de 2.160 muertes violentas en 2014. 




Comentarios
1
aaaxxx
2015/12/29 04:13:17 pm
Es un logro la Creacion de Savia Salud y la desfinanciación de la misma, es hoy el departamento el responsable de la Cartera de esta entidad que tienen sin servicio de salud (acceso a servicios especializados y medicamentos) a los afiliados a Savia. Sin Salud no hay educación; cual es la lógica del Dr. Fajardo??? y más aun de quienes aplauden la construcción de obras que no tienen ningún impacto real en la población.