Columnistas


El poder del liderazgo y sumar voluntades
Autor: Mar韆 Victoria Angulo
18 de Diciembre de 2015


Este diciembre, Par韘 fue escenario para cerrar un acuerdo global sobre el cambio clim醫ico que pretende limitar el aumento de la temperatura de nuestro planeta en menos de 2癈. Menciono el hecho como referencia para hablar de los retos.

Este diciembre, París fue escenario para cerrar un acuerdo global sobre el cambio climático que pretende limitar el aumento de la temperatura de nuestro planeta en menos de 2°C. Menciono el hecho como referencia para hablar de los retos que tenemos en materia de educación: las grandes causas implican acordar un asunto vinculante, sumar voluntades y establecer alianzas estratégicas para garantizar las transformaciones sociales y culturales que tales misiones requieren. 


Acercarme a experiencias nacionales e internacionales me ha permitido identificar que el mejoramiento de la calidad educativa exige del trabajo mancomunado en muchos niveles: los maestros deben trabajar juntos, las familias deben acompañar a sus hijos, los directivos pueden trabajar con la comunidad y las secretarías con directivos y docentes. En fin, el éxito de la educación depende de todos, pero juntos. 


No obstante, dicho trabajo tiene como epicentro un nodo: el liderazgo de los directivos como condición fundamental para garantizar y movilizar acciones hacia cambios situados y sostenibles; para construir mundos compartidos, desde lo que cada uno es y lo que cada uno puede aportar. Dones, habilidades y saberes a favor de un bien común: aprendizajes de mejor calidad y experiencias significativas para nuestros niños y jóvenes.


Desde esta perspectiva, el liderazgo directivo, más que un rol, es una actitud de vida que implica generar, ver, escuchar, actuar, dar sentido a las acciones y construir con otros. En muchas ocasiones el liderazgo no es innato, requiere de disposición a aprender permanentemente y de promover esta cultura en las instituciones educativas mediante espacios y medios que favorezcan ambientes enriquecidos para el desarrollo personal y social, así como de estrategias de formación y acompañamiento que lo faciliten.


Resultados de las últimas investigaciones de Unesco sobre liderazgo escolar en América Latina revelan que la oferta de estrategias de  formación evidencian un privilegio de la teoría sobre la práctica, dejando de lado la vitalidad de los aprendizajes experienciales que inciden en la posibilidad de abrir espacios para construir valor, productividad y satisfacción a partir del relacionamiento y de la creación conjunta.


En este sentido, vale la pena reconocer experiencias que privilegian el aprendizaje entre pares como Todos a Aprender, programa del MEN mediante el cual los colegios con más bajos logros son acompañados por tutores que se han destacado en su rol como docentes y que ponen al servicio de sus pares su experiencia para ayudarlos a identificar retos, mejores prácticas e innovaciones como herramientas para tomar decisiones frente a problemáticas escolares que no dan espera. 


Convencidos de la capacidad transformadora de las alianzas, el Programa Rectores Lideres Transformadores (RLT) estableció desde mediados de 2015 una alianza con Todos a Aprender para fortalecer las redes de apoyo entre instituciones público–privadas como una posibilidad de favorecer el potencial individual de los directivos y la calidad educativa.


Como efecto de esta alianza, la Universidad de los Andes viene adelantando una evaluación de impacto de RLT, en el que a la fecha han participado más de 1000 rectores de 18 entidades territoriales, y sus resultados preliminares señalan el mejoramiento de la comunicación y el clima escolar, la articulación de proyectos institucionales, la apertura de espacios de participación, el establecimiento de redes, el trabajo en equipo y el consecuente aumento en los resultados de las Pruebas Saber de lenguaje y matemáticas como los principales efectos del programa en las instituciones educativas que ellos lideran. 


El anterior es solo un ejemplo, cuyo impacto ya se evidencia a nivel regional, del poder de unir voluntades y combinar sentido, coherencia y disciplina para lograr la meta de alcanzar una mejor educación en nuestro país. 


* Directora de la Fundación Empresarios por la Educación, una organización de la sociedad civil que conecta sueños, proyectos, actores y recursos del sector empresarial, para contribuir al mejoramiento de la calidad educativa.