Fútbol en el Mundo

Chiriboga collaborates with justice
Chiriboga colabora con la justicia
5 de Diciembre de 2015


Los implicados aumentan y cada vez es mayor el número de involucrados en el caso de corrupción que desde hace unos meses se vive dentro de la Federación Internacional de Fútbol Asociado, Fifa.


Foto: EFE 

Luis Chiriboga aseguró que desde el comienzo le dijo a la Fiscalía General del Ecuador que iba a colaborar con toda la investigación y el jueves lo ratificó. 

Redacción/Agencias


El presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, FEF, Luis Chiriboga, se presentó ayer ante la unidad de flagrancia, horas después de que la Fiscalía abriera una  indagación dentro de la investigación sobre las presuntas implicaciones del organismo futbolístico en el caso de supuesta corrupción en la Fifa.


Chiriboga arribó en su propio vehículo hasta el edificio público en la capital ecuatoriana y, a su ingreso, indicó que llegaba “voluntariamente y a colaborar con la justicia”, según mostraron imágenes de la televisión Ecuavisa.


La abogada Lucía Vallecilla aseguró a periodistas que Chiriboga se presentó “en forma voluntaria ante la Unidad de Flagrancia para rendir su declaración, mientras que el capitán Vinicio Luna, coordinador de logística de la FEF, también se presentó en forma voluntaria, a pesar de que existe una orden de investigación por 24 horas”.


La prensa local informó también que el secretario de la Federación, Francisco Acosta, se presentó ayer ante la Fiscalía de Guayaquil.


Poco antes, en rueda de prensa, el fiscal general Galo Chiriboga indicó que el Ministerio Público consiguió autorización judicial para la retención de fondos de las cuentas de tres personas dentro de la investigación, una de ellas, el presidente de la FEF. 


Asimismo, anunció la detención de una persona “con fines de investigación para fortalecer algunas de las informaciones que ya tenemos”, dijo.


Colaborará con la justicia


La fiscal general de EE.UU., Loretta Lynch, anunció el jueves nuevas acusaciones de corrupción a 16 altos cargos y exdirectivos de la Fifa, máximo órgano de dirección del fútbol mundial, entre los que figura el presidente de la FEF, Luis Chiriboga, quien declaró que no piensa renunciar a su cargo y que colaborará con la justicia.


El fiscal apuntó ayer que “sería muy adecuado que el señor Chiriboga se presente y nos dé la información que tiene. Eso sería una cooperación que sale del discurso al hecho práctico”. Subrayó que la investigación gira en torno a posibles delitos cometidos “en territorio ecuatoriano”. 


“Si hay algún delito relacionado a estos mismos hechos en el exterior, esos delitos tendrían que ser investigados en esos países, concretamente Estados Unidos o cualquier otro país”, dijo el fiscal Galo Chiriboga.


Recordó que, de acuerdo al sistema constitucional, Ecuador “no permite la extradición de sus ciudadanos pero asume la responsabilidad de investigar los delitos que incluso los ecuatorianos hayan cometido en el exterior para procesarlos aquí”.


Bolivia buscará información


La Fiscalía General de Bolivia anunció ayer que los próximos días enviará fiscales a Paraguay y Estados Unidos para obtener información sobre el nivel de responsabilidad  del expresidente de la Federación Boliviana de Fútbol, FBF, Carlos Chávez, en los casos de supuesta corrupción que se investigan. 


La Fiscalía estadounidense incluyó el jueves a Chávez, que también es tesorero de la Conmebol, en una nueva lista de directivos del fútbol sudamericano investigados por supuesta corrupción. 


Los fiscales bolivianos viajarán a ese país para conocer los detalles de los cargos presentados contra Chávez, que se encuentra preso en una cárcel de Bolivia desde julio pasado en el marco de las investigaciones, indicó el fiscal general Ramiro Guerrero. 


En la capital paraguaya los fiscales bolivianos se reunirán con representantes de la Conmebol para conocer los resultados de la auditoría realizada sobre la gestión de Chávez como tesorero de la institución, informó estatal ABI. 


El también boliviano Rómer Osuna, que era miembro del comité de auditorías de la Fifa, también es otro acusado en este escándalo.


Otro capturado


El magistrado de la Corte de Constitucionalidad (CC) de Guatemala, Héctor Trujillo, secretario general de la Federación Nacional de Fútbol, fue arrestado ayer en Estados Unidos, informó una fuente oficial. 


La presidente de la CC, Gloria Porras, precisó que ayer el embajador de EE.UU. en Guatemala, Todd Robinson, le comunicó vía telefónica la detención del magistrado, quien ya fue puesto a disposición de las autoridades de ese país.


Trujillo, que en Guatemala dispone del proceso de antejuicio para evitar que se le investigue, en su calidad de funcionario, por razones “espurias o políticas”, no tiene esta garantía en Estados Unidos, ya que en ese país rigen otras reglas y eso es “inaplicable” fuera del territorio guatemalteco. 


Cuestionada por si Trujillo dejará su cargo dentro del mayor órgano judicial del país, la presidente de la CC indicó que en el ámbito nacional se toma en cuenta el dictamen de una prisión preventiva para adoptar esa decisión.


No obstante, agregó, el pleno de magistrados puede adoptar otra determinación, pero ese extremo hay que debatirlo en pleno y se hará el lunes. 



Otra orden de captura

El presidente de la Federación de Fútbol de Guatemala, Bryan Jiménez, tiene desde ayer una orden de captura en su contra con fines de extradición a Estados Unidos. 


Así informó el primer subsecretario general del Ministerio Público (MP-Fiscalía), Francisco Rivas, quien explicó que esta medida, que ya está “autorizada”, fue recibida a través del Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala.


Jiménez, reelegido en 2013 hasta el año 2017, está acusado por Estados Unidos de ser uno de los implicados en una nueva trama de corrupción dentro de la Fifa, destapada este jueves por la fiscal general de ese país, Loretta Lynch.


Fuentes oficiales del Gobierno de Guatemala explicaron que están “actuando rápidamente y en el marco de la ley” para poder cumplir con esta orden.


Jiménez, que ayer no hizo ninguna aparición pública, dijo el jueves que es “inocente” de las acusaciones de corrupción en su contra y pidió cautela, por tratarse hasta ahora de una investigación.